Noticias

Bacteria en las tuberías de agua podría afectar el regreso a clases

Los estudiantes estarían en riesgo debido a una peligrosa bacteria que se aloja en las tuberías de agua.

bacteria

Varias instituciones escolares y universitarias han vuelto a abrir sus puertas para impartir clases de forma presencial, teniendo en cuenta las medidas para evitar la transmisión de covid-19.

Sin embargo, parece que el covid-19 no es el único problema que se enfrentrean los estudiantes con el regreso a clases, ya que funcionarios de salud han advertido a padres y alumnos que hay otro riesgo cerca de sus hijos y se encuentra dentro de las tuberías de agua de los edificios.

La Legionella, una bacteria que es responsable de la enfermedad del legionario, ha aparecido en instituciones educativas de estados como Ohio y Pensilvania, luego de haber pasado meses cerradas por la pandemia del coronavirus.

Andrew Whelton, profesor de ingeniería civil e ingeniería ambiental, ha advertido que esto representa “un tema realmente serio”, además de afirmar que esta bacteria ha sido encontrada en 8 escuelas. El profesor dijo a la cadena CBSN que las pruebas todavía no han sido realizadas.

Los CDC  han dicho que la enfermedad del legionario es un tipo de neumonía grave, en algunos casos la misma llega a ser mortal. Esta enfermedad se puede contraer al ser respirada en el vapor del agua contaminada con la Legionella.

Whelton explica que esta enfermedad “Causa una infección pulmonar, si se administra en una dosis suficientemente alta. Y esa infección pulmonar puede ser bastante grave para las personas que tienen sistemas inmunitarios inmunodeprimidos o para los fumadores anteriores que tienen afecciones preexistentes”.

Esta bacteria es “ubicua”, dicen los expertos

Los expertos en salud pública han detallado que esta bacteria es “ubicua”, esto significa que al estar en los sistemas de agua de las casas o edificios la misma logra reproducirse.

El profesor Whelton, en una entrevista con CBS News, ha explicado que una de las razones de la aparición de esta bacteria puede ser las aguas estancadas, aguas con temperaturas más cálidas y con poco o nada de desinfectante químico.

Autoridades de la salud pública creen que edificios que hayan sido cerrados por largo tiempo podrían estar infectados con esta bacteria.

En escuelas donde se usan los inodoros para “tirar el agua” se han registrado nuevos brotes de estas bacterias, razón por la cual investigadores han propuesto un mantenimiento constante en las instalaciones para controlar una posible amenaza.

Whelton explica que para mantener esta bacteria controlada es necesario que se lleve agua dulce desinfectada con químicos para mantener al límite a la Legionella, el profesor advierte que esto es un proceso riesgoso.

Se cree que el hecho de haber mantenido las escuelas cerradas por tanto tiempo sea la causa de que estas bacterias se multiplicarán en las escuelas, aun así, el profesor Whelton ha aclarado que los estándares federales para pruebas de patógenos en el agua no existen, y felicitado a las propias instituciones educativas por haber detectado esta amenaza en su flujo de agua.

En una entrevista para CBS News Whelton comentó: “Lo que está viendo hoy en día, es que las escuelas están tomando la iniciativa de hacerse las pruebas por sí mismas porque quieren tomar medidas para proteger a la facultad, el personal y los niños”.

Se dice que la enfermedad del legionario suele ser más peligrosa para personas mayores de 50 años, además de estos, personas con problemas pulmonares, cáncer u otras enfermedades que debiliten el sistema inmunológico son más afectadas.

Datos de los CDC dicen que esta enfermedad mata a 1 de cada 10 personas que la padecen.

El doctor Whelton ha advertido que pueden presentarse casos de coinfecciones y esto desembocará en una nueva amenaza, caso que ya ha ocurrido en China.

“Las personas que eran susceptibles al COVID-19 también tenían infecciones por la enfermedad del legionario, y eso es algo que estamos buscando en los Estados Unidos”, dijo el profesor Whelton.

El profesor comentó el caso de un hombre de Illinois que había ido a recibir tratamientos en contra del COVID- 19. Luego de 3 días con fiebre a 104 ºC se descubrió que el padecimiento de este hombre era la enfermedad del legionario.

También te puede interesar: Cierran oficinas de los CDC en Atlanta por la presencia de una bacteria peligrosa