Noticias

Aunque las Nike Jordan son los zapatos más icónicos, a Michael Jordan no le agradaba la idea

Era el año 1984  cuando Michael Jordan,  jugador profesional del equipo de los Chicago Bulls ya empezaba a destacarse como unos mejores jugadores de la NBA, cuando firmó un contrato de patrocinio por Nike.

Michael Jordan

Para ese momento, los deportistas se limitaban a firmar grandes contratos multimillonarios, pero este no fue el caso de Jordan.

El basquetbolista antepuso su marca personal y sacó su propia línea de zapatillas, las Nike Air Jordan, un modelo que tenía además su propio logotipo.

Cuando la línea de zapatillas Air Jordan salió al mercado popular, y los ingresos llegaron a alcanzar los 100 millones de dólares en menos de un año.

Nike vio esto como una oportunidad para lanzar un nuevo modelo de zapatillas cada año a partir de 1987.

Michael Jordan

El primer modelo se llamaba «Air Jordan I», y eran de color rojo y negro.

Esto no sentó muy bien a la dirección de la liga norteamericana, que no estaba dispuesta a que ningún jugador utilizara zapatillas de colores, ya que la política de la NBA era que todos los jugadores debían jugar con zapatillas blancas.

Cada vez que Jordan saltaba a la pista le caía una multa de unos 5.000 dólares, una cantidad de la que Nike se hacía cargo. Un precio irrisorio para la mejor campaña de publicidad que Nike pudiera imaginar.

Si bien las Air Jordans son quizás las zapatillas más icónicas que tiene la famosa marca deportiva, nada de esto hubiera sucedido si el astro de la NBA no hubiera firmado el contrato

Recientemente David Falk, agente deportivo de Jordan, dijó en la serie de entrevista deportivas” The Boardroom”, que Jordan no quería ir a la cita con Nike.”No sabía nada al respecto, no le gustaban los zapatos, no quería ir”.

Falk, un destacado agente de la NBA, fue una fuerza impulsora detrás del lanzamiento de la marca Jordan. 

En su entrevista que se publicó en YouTube el martes, Falk dijo que a principios de la década de 1980, Nike no era la marca dominante que es hoy. Esa gloria pertenecía a Converse, que había sido el zapato oficial de los Juegos Olímpicos durante más de 30 años y había firmado acuerdos con atletas importantes como Magic Johnson.

“Y Adidas tenía a todos los demás que importaban”, dijo Falk. “Y pensé que Nike era el más hambriento de Michael, que lo necesitaban más, que harían más”.

Michael Jordan

Tras casi 35 años de una favorable asociación entre dos monstruos de la industria, nada habría podido salir mejor entre Jordan y Nike, considerando que nuestro jugador estrella cuenta con una fortuna aproximada de 1.000 millones de dólares, la cual ha sido abonada en gran parte por la influencia de la marca Nike y la venta de las famosas zapatillas Air Jordan, a la cual se le atribuye el 80% de la fortuna de Michael, ya que, los salarios ganados en todos sus juegos en la NBA, suman tan solo la suma de 100 millones de dólares.

Por su parte, Nike ha crecido notablemente en la bolsa, pasando de costar aproximadamente 7 centavos por cada acción a superar los 70 dólares en el año 2017.

Michael Jordan

El punto ha sido tal que, las zapatillas para baloncesto Air Jordan, han trascendido los límites del deporte, llegando a ocupar un lugar muy importante en la moda.

Hoy en día son utilizadas por más de una celebridad mundial como, por ejemplo, Rihanna, Jennifer López o Jay-Z y, con más de 30 modelos de zapatillas diferentes, ediciones especiales para coleccionistas y reediciones de algún modelo, se puede afirmar que las zapatillas de baloncesto Air Jordan están atravesando sus mejores momentos.

 Hace muy poco se anunciaron las nuevas Air Jordan IV Toro Bravo, las cuales alcanzaron rápidamente el número de 300 mil pares vendidos en los Estados Unidos en tan sólo en una semana.

También puedes leer: Travis Scott anuncia oficialmente la colección Dior x Air Jordan ‘Air Dior’