Noticias

Aprueban vacunas de refuerzo Pfizer desde los 65 años

La FDA autorizó el uso de emergencia para una tercera dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer para individuos de 65 años o más, y con alto riesgo de COVID-19 grave.

Niños podrían ser vacunados a finales de octubre

Un panel de asesores en materia de la Administración de Alimentos y Medicamentos votó por unanimidad el viernes, para aprobar la tercera dosis, seis meses después de que algunos estadounidenses completaran sus dos primeras dosis.

La votación se produjo tras una reunión de un día de duración en la que se debatieron las pruebas sobre la posible disminución de la inmunidad de las dos primeras inyecciones de la empresa ante la variante Delta, altamente contagiosa.

El grupo de expertos había rechazado inicialmente por mayoría la petición de Pfizer de aprobar plenamente un refuerzo. Un nuevo encuadre de la cuestión adaptó la autorización a “individuos de 65 años o más, y a individuos con alto riesgo de COVID-19 grave”.

Aunque el voto del panel no es vinculante, los funcionarios de la FDA han citado el debate público del Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados como un paso clave para decidir si se aprueban las vacunas de refuerzo.

Varios miembros del comité habían expresado su preocupación por las discrepancias en algunos de los estudios presentados, y por algunas cuestiones científicas y de seguridad que probablemente quedarán sin resolver durante meses, tanto por parte de Pfizer como de las autoridades sanitarias.

Los CDC tienen previsto convocar a su propio grupo de asesores en materia de vacunas, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización, para que vote las recomendaciones sobre las dosis de refuerzo la próxima semana.

El organismo ha instado a los proveedores a esperar sus recomendaciones formales antes de lanzar una tercera dosis.

Alrededor de 2 millones de personas ya han recibido una vacuna adicional, según los datos de la agencia, desde que las autoridades permitieron por primera vez que se administraran a algunos estadounidenses inmunodeprimidos.

Además de los datos de los ensayos de Pfizer, la FDA invitó a presentaciones de expertos en salud del Reino Unido e Israel, donde las autoridades ya han lanzado campañas de dosis de refuerzo.

Los expertos sanitarios israelíes defendieron la decisión de su país de seguir adelante a principios de este año con terceras inyecciones de la vacuna de Pfizer en la mayor parte de su población.

Presentaron un modelo que pronosticaba que las hospitalizaciones por el brote habrían superado la capacidad del país si no se hubieran desplegado las dosis de refuerzo durante el verano, y advirtieron de que incluso pequeñas caídas en la eficacia de la vacuna podrían traducirse en un “aumento muy grande” de los casos de la variante grave del Delta.

Los CDC presentaron al comité datos actualizados de sus estudios de seguimiento de la eficacia de las vacunas en todo el país.

La mayoría de los estudios de cohorte de la agencia sugirieron que la vacuna de Pfizer seguía siendo muy eficaz para reducir la hospitalización por COVID-19, dijeron los funcionarios, incluso cuando la eficacia contra el bloqueo de la infección había parecido disminuir.

Sin embargo, los CDC también publicaron el viernes una investigación que mostraba que la eficacia de la vacuna contra la hospitalización parecía disminuir con la vacuna de Pfizer en los meses posteriores a la vacunación, con un descenso “significativo” del 91% al 77% entre los adultos sanos.

New York invertirá $65 millones para plan de vacuna de ‘refuerzo’

Moderna acaba de completar su propia presentación para una dosis de refuerzo más pequeña de 50 microgramos de su vacuna, una medida que, según la empresa, podría liberar un suministro adicional.

Pero el gobierno de Biden ha cuestionado que la empresa haya presentado suficientes datos para respaldar la reducción a la mitad de la tercera dosis de sus inyecciones iniciales de 100 microgramos, una medida que podría plantear problemas logísticos y ser menos eficaz.

Johnson & Johnson también está a la espera de los resultados de sus propios ensayos, que podrían determinar si el fabricante de medicamentos busca la aprobación completa de la FDA para una serie de dos dosis de su vacuna en lugar de la dosis única que se ofrece actualmente.

Según los datos de los CDC del viernes, la vacuna Janssen COVID-19 de la empresa podría ser la menos eficaz para prevenir la hospitalización, entre las vacunas actualmente autorizadas, con un 71%.

Fuente CBS News.

También puedes leer: Panamá ofrecerá a latinoamericanos “turismo de vacunas”