Noticias

Apple deberá facilitar compras fuera de la App Store

Apple ya no puede prohibir a los desarrolladores de aplicaciones que dirijan a los usuarios a opciones de pago fuera de su App Store.

Apple deberá facilitar compras fuera de la App Store

Un juez federal ordenó a Apple que abra la fuertemente controlada App Store y “oriente” a los usuarios de aplicaciones hacia métodos de pago distintos del propio procesador de Apple, que suele cobrar una comisión del 30% sobre las compras de aplicaciones.

La decisión, que siguió a una polémica batalla judicial con el fabricante del popular videojuego Fortnite, es un gran golpe para Apple, pero la compañía también se anotó una victoria parcial, ya que el juez no llegó a calificarla de monopolio.

La decisión, tomada por la jueza de distrito Yvonne González Rogers, es el golpe más importante hasta ahora contra la comisión de Apple, algo que los críticos llaman “el impuesto de Apple”. Podría obligar al gigante tecnológico a renovar todo su modelo de negocio para las aplicaciones en iPhones y iPads.

González Rogers declaró que Apple está violando la ley al bloquear a los consumidores el acceso a otros métodos de pago.

Escribió que las políticas de Apple “ocultan información crítica a los consumidores y ahogan ilegalmente la elección del consumidor”. Junto con lo que llamó “incipientes violaciones antimonopolio” del gigante tecnológico, ordenó que Apple hiciera cambios en un plazo de 90 días.

Pero no fue tan lejos como el fabricante de Fortnite, Epic Games, que demandó a Apple, había esperado en aflojar el control de Apple sobre una gran parte de la economía de los juegos móviles de 100 mil millones de dólares.

Apple deberá facilitar compras fuera de la App Store

Además, González Rogers ordenó a Epic que pagara a Apple una cuota por violar las políticas de la App Store el año pasado. Epic había introducido su propio método de pago dentro de Fortnite, por lo que Apple lo echó de la App Store, poniendo en marcha la batalla legal.

El fallo de hoy no es una victoria para los desarrolladores ni para los consumidores“, tuiteó el director general de Epic Games, Tim Sweeney, añadiendo que su compañía luchaba por “una competencia justa entre los métodos de pago in-app y las tiendas de aplicaciones.”

Curiosamente, tanto Epic como Apple encontraron partes de la decisión para celebrar.

En un comunicado, Apple aprovechó una parte de la sentencia de 185 páginas de González Rogers. Había declarado que el “mercado relevante” en el caso era el de las transacciones digitales de juegos para móviles. Y en ese mercado, concluyó, Apple no tiene poder de monopolio, dados los muchos otros competidores, señalando que “el éxito no es ilegal”.

“Apple se enfrenta a una rigurosa competencia en todos los segmentos en los que hacemos negocios, y creemos que los clientes y los desarrolladores nos eligen porque nuestros productos y servicios son los mejores del mundo”, dijo un portavoz de Apple.

Un portavoz de Epic dijo que la compañía está apelando la sentencia. Apple dice que está “considerando todas las opciones legales”.

Recientemente, Apple dio algo de oxigeno a algunos desarrolladores, entre ellos Netflix y Spotify, permitiéndoles enviar mensajes a los clientes dirigiéndolos a procesadores de pago fuera de la App Store. Apple no aplicó la nueva norma a los juegos para móviles, el segmento de aplicaciones más lucrativo para Apple.

La decisión de González Rogers obliga a Apple a ir mucho más allá al permitir a los desarrolladores, directamente dentro de sus aplicaciones, dirigir a los clientes a métodos de pago alternativos. Dijo que Apple debe hacer este cambio para todos los millones de aplicaciones disponibles en la App Store.

La sentencia llega después de un juicio de tres semanas que culminó con la subida al estrado del CEO de Apple, Tim Cook.

Cook defendió la comisión del 30% que Apple suele cobrar a los fabricantes de aplicaciones cada vez que alguien compra su aplicación a través de la App Store de Apple, o cuando alguien compra algo en una aplicación descargada en un iPhone.

Fuente NPR.

Te puede interesar: Apple retrasa la polémica función de “seguridad infantil”