Noticias

Alquileres de piscinas por hora repuntan en Los Ángeles y Nueva York

Con los estacionamientos de las playas al límite y el distanciamiento social en las piscinas públicas; un nuevo negocio va repuntando en Nueva York y Los Ángeles, se trata de los alquileres de piscinas por hora, cuyos propietarios ahora ganan miles de dólares.

Alquileres de piscinas por hora repuntan en Los Ángeles y Nueva York (2)

Los usuarios no deben rebuscar más opciones, sino que a través de la aplicación Swimply, que funciona de manera muy similar a Airbnb, pueden elegir el destino acuático que prefieran durante la pandemia.

Este verano, los propietarios de piscinas del área de los tres estados están ganando miles de dólares alquilando sus cabañas en el patio trasero a extraños.

Josh Ben-Asher, de 36 años, ha estado cobrando $ 90 la hora por su elegante instalación en Mahwah, Nueva Jersey, y dijo que reservó $ 10,000 en alquileres en una sola semana.

Después de publicar fotos de su fantástica piscina, que cuenta con tres cascadas, un trampolín y una cabaña, en la aplicación Swimply tuvo 60 solicitudes [de alquiler] en 24 horas”, dijo Ben-Asher a New York Post.

Asher reveló que su grupo está completamente reservado hasta el Labor Day con dos o tres inquilinos diarios a través de la aplicación, que funciona de manera muy similar a Airbnb.

En Swimply, que se lanzó el año pasado, el alquiler de piscinas cuesta entre $ 45 y $ 125 por hora, más tarifas para invitados adicionales.

“Nueva York es nuestro segundo mercado más grande” después de Los Ángeles, dijo el cofundador de Swimply, Bunim Laskin, de 23 años, y señaló que ha habido un aumento del 20 por ciento semana tras semana en las reservas durante todo el verano.

Desde que llegó el COVID, tenemos personas que solicitan la piscina los siete días de la semana”, dijo Melissa Reilly, quien cobra $ 125 la hora por su piscina de Islip, NY. Sus clientes son habitantes de Manhattan que conducen a dos horas de la ciudad en busca de un escape acuático.

Probablemente ganamos 20 mil dólares hasta ahora”, dijo Reilly, incluso después del recorte del 15 por ciento de Swimply. (La aplicación también cobra a los nadadores una tarifa de reserva del 10 por ciento).

Alquileres de piscinas por hora repuntan en Los Ángeles y Nueva York
Instagram Swimply

La temporada de piscinas de verano de Nueva York abrió el 24 de julio, con nuevas reglas relacionadas con el coronavirus que incluyen el uso de cubiertas para la cara fuera del agua y el distanciamiento social.

Piscinas al aire libre: una alternativa privada y satisfactoria

Swimply ha despegado durante la crisis de coronavirus ya que las piscinas comunitarias permanecían cerradas durante la temporada y la gente busca formas de reunirse al aire libre de forma segura. Ahora tiene 200,000 descargas de aplicaciones.

Y desde que comenzó la pandemia, la aplicación ha experimentado un crecimiento del 3,300%.

El cofundador de Swimply, Asher Weinberger, detalló para The Columbus Dispatch, que tuvo la idea del negocio después de que compró su primera casa con piscina en 2018. Dijo que sus amigos y familiares pidieron usar la piscina y se preguntó cómo podría programar sus visitas y evitar responsabilidades.

Eso llevó a Weinberger a asociarse con el cofundador Bunim Laskin, y comenzaron a tocar puertas en su vecindario de la ciudad de Nueva York.

Weinberger dijo que presentaron su idea a 80 propietarios de piscinas y 76 de ellos les cerraron la puerta en la cara.

No son solo las piscinas públicas. Lo que estamos haciendo es reemplazar muchos otros sectores. Entonces, por ejemplo, ¿dónde estaba la gente haciendo sus fiestas de cumpleaños? Quizás Chuck E. Cheese o lugares como ese, y ahora no hay ningún lugar para hacer eso”, dijo Weinberger.

Hay personas que hacen terapia acuática o fisioterapia, la gente va al gimnasio, no puede hacer ejercicio, busca una forma de hacer ejercicio, ¿verdad? No solo reemplazamos la piscina pública. Somos solo un lugar de entretenimiento, ejercicio y relajación general“.

Weinberger, que todavía alquila su propia piscina, incluso para probar drones submarinos, dijo que ganó $ 15,000 el mes pasado en tarifas de alquiler.

Te puede interesar: No hay turistas y los hoteles en Nueva York se reinventan