Noticias

Agujero en la capa de ozono supera la Antártida

Los científicos afirman que el agujero en la capa de ozono protectora de la Tierra sobre el hemisferio sur es mayor de lo habitual este año y ya supera el tamaño de la Antártida.

Agujero en la capa de ozono supera la Antártida
Imagen European Space Agency

El Servicio de Vigilancia de la Atmósfera Copernicus de la Unión Europea indicó que el llamado agujero de ozono, que aparece cada año durante la primavera del hemisferio sur, ha crecido considerablemente en la última semana tras un inicio medio

“Las previsiones muestran que el agujero de este año se ha convertido en uno bastante más grande de lo habitual”, dijo Vincent-Henri Peuch, que dirige el servicio de vigilancia por satélite de la UE.

Estamos ante un agujero de ozono bastante grande y potencialmente también profundo”, indicó.

El ozono atmosférico absorbe la luz ultravioleta procedente del sol. Su ausencia significa que una mayor cantidad de esta radiación de alta energía llega a la Tierra, donde puede dañar las células vivas.

Peuch señaló que el agujero de ozono del año pasado también comenzó de forma discreta, pero luego se convirtió en uno de los más duraderos de los que se tiene constancia.

El Protocolo de Montreal, firmado en 1987, supuso la prohibición de un grupo de sustancias químicas llamadas halocarbonos a las que se culpaba de agravar el agujero de ozono anual.

Los expertos afirman que, aunque la capa de ozono está empezando a recuperarse, es probable que las sustancias que agotan la capa de ozono utilizadas en los refrigerantes y los aerosoles no desaparezcan por completo de la atmósfera hasta la década de 2060.

El agujero de ozono en la actualidad

capa de ozono
Imagen Flickr

Los datos de Sentinel-5P sirvieron para demostrar que el agujero de ozono del año pasado sobre la Antártida fue uno de los más grandes y profundos de los últimos años.

El agujero creció rápidamente desde mediados de agosto y alcanzó un máximo de unos 25 millones de kilómetros cuadrados el 2 de octubre.

Este año, la evolución del agujero de ozono parece ser similar al tamaño del año pasado, actualmente alrededor de 23 millones de kilómetros cuadrados – alcanzando una extensión mayor que la Antártida.

Antje Inness, científica principal del ECMWF, comentó: “esta evolución del ozono es lo que cabía esperar dadas las condiciones atmosféricas actuales. La evolución del agujero de ozono en las próximas semanas será muy interesante”.

“El seguimiento del agujero de ozono sobre el Polo Sur debe interpretarse con cuidado, ya que el tamaño, la duración y las concentraciones de ozono de un mismo agujero están influidos por los campos de viento locales, o la meteorología, alrededor del Polo Sur. No obstante, esperamos que el agujero de ozono sobre el Polo Sur se cierre para el año 2050”, añadió el director de la misión Copernicus Sentinel-5P de la ESA, Claus Zehner.

Los satélites que orbitan por encima de la Tierra son la única forma de medir la recuperación y el cambio del ozono de forma coherente y sistemática.

La mayoría de los satélites de medición del ozono, como la misión Sentinel-5P de Copernicus, proporcionan un valor de la cantidad de ozono en una columna, es decir, la cantidad total de ozono en una columna de aire desde el suelo hasta la parte superior de la atmósfera.

Para obtener una imagen completa, también se necesitan perfiles que muestren las concentraciones a diferentes altitudes.

La próxima misión Altius (Atmospheric Limb Tracker for Investigation of the Upcoming Stratosphere), cuyo lanzamiento está previsto para 2025, proporcionará perfiles de ozono y otros gases traza en la alta atmósfera para apoyar servicios como la previsión meteorológica, y para controlar las tendencias a largo plazo.

Fuente CBS News / ESA

Te puede interesar: Google Earth pone el foco en el cambio climático