Noticias

Los aeropuertos colapsaron ante propagación de Ómicron

Miles de vuelos fueron cancelados en los aeropuertos de Estados Unidos por el aumento de casos de la variante Ómicron.

Los aeropuertos colapsaron ante propagación de Ómicron

Las aerolíneas vuelven a cancelar miles de vuelo ante una nueva ola de contagios por la propagación de la nueva variante Ómicron, detectada en Sudáfrica el pasado mes de noviembre.

Este lunes 27 de diciembre, más de 2.500 vuelos fueron cancelados en todo el mundo, según datos obtenidos por el sitio web de seguimiento FlightAware.

Alrededor de 1.000 vuelos fueron cancelados que tenían destino dentro y fuera de Estados Unidos. Mientras que más de 11.000 vuelos registran retrasos en todo el mundo.

En Estados Unidos 5.000 registraron retrasos durante el fin de semana festivo, lo que generó tensión en los principales aeropuertos del país.

Las cancelaciones de vuelos en los aeropuertos se producen justo en el momento donde hay movimiento de personas que desean viajar.

Las líneas aéreas tomaron la decisión de cancelar los vuelos debido a la propagación de la variante Ómicron en Estados Unidos y el mundo.

 La Administración de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (TSA) señaló en un comunicado que inspeccionó a millones de personas cada día durante el fin de semana festivo, alcanzando un máximo de 2,19 millones de viajeros el jueves 23 de diciembre.

El pasado sábado 25 de diciembre 1,53 millones de personas pasaron por los controles de seguridad de los aeropuertos, a medida que aumentaban los casos de la nueva variante Ómicron.

FlightAware indicó que Alaska Airlines canceló 133 vuelos, el 10% de sus operaciones este lunes 27 de diciembre. La línea aérea atribuyó las cancelaciones y retrasos a las condiciones del tiempo en el noreste del Pacífico.

Puedes leer: Biden lanza plan para enfrentar la variante Ómicron

Ómicron

Hasta horas de la tarde de este pasado lunes, el Aeropuerto Internacional Seattle – Tacoma se ubicaba como el número uno en cancelaciones y retrasos de vuelos en todo el mundo, según el portal FlightAware.

“Estamos trabajando lo más rápido posible para reagendar a todos los pasajeros afectados en otros vuelos, al tiempo que mantenemos la seguridad de nuestras operaciones. Las reservas están experimentando tiempos de espera extremadamente largos, de hasta 11 horas”, señaló Alaska Airlines en un comunicado.

Por su parte, United Airlines informó la semana pasada que tuvo que cancelar cientos de vuelos porque no contaba con suficientes miembros de la tripulación para volar con seguridad todas las rutas que habían programado.

“El aumento de casos de Ómicron en todo el país esta semana ha tenido un impacto directo en nuestras tripulaciones de vuelo y en las personas que dirigen nuestras operaciones”, decía un comunicado de United.

Mientras que, la línea aérea Delta agregó que “estaba trabajando duro” para poder solventar los retrasos de los vuelos y llevar a todos los viajeros varados a sus destinos.

“Pedimos disculpas a nuestros clientes por el retraso en sus planes de viaje de vacaciones. La gente de Delta está trabajando duro para llevarlos a donde necesitan estar lo más rápido y seguro posible en el próximo vuelo disponible”, dijo Delta Airlines en un comunicado.

Un portavoz de Virgin Atlantic dijo para la cadena de noticias CNN que: “Continuamos tomando medidas de precaución para mantener la resiliencia de nuestras operaciones y personal, siempre poniendo por delante la seguridad y salud de nuestros clientes y colaboradores”.

La aerolínea alemana Lufthansa informó que cancelará el 10% de su itinerario de vuelos de invierno por la propagación de Ómicron.

En una entrevista, el director general de Lufthansa, Carsten Spohr, declaró que, debido a “una fuerte caída de las reservas”, la aerolínea tendrá que cancelar 33.000 vuelos desde mediados de enero hasta febrero de 2022

Fuente: CNN.

También puedes leer: Ómicron se convierte en la variante dominante en EE.UU