Noticias

6 road trips de película para hacer al menos una vez en la vida

Si eres un viajero y aventurero aquí te dejamos una lista de unos road trips de película que debes hacer al menos una vez en tu vida.

Para Inés Peluffo, experta en viajes de TurismoCity, “existen viajes en los cuales, por las distancias entre los destinos y por la inmensidad de sus paisajes, vale mucho más la pena (incluso muchas veces, económicamente), trasladarse de un lado a otro en auto, que en avión”.

Los viajes en carretera les dan a los viajeros la libertad de manejarse sin estar atados a un itinerario ni a horarios horarios y con la ventaja, además, de poder disfrutar de las vistas que da el camino.

Ruta 1 – Costa Oeste, USA

La costa oeste de California es uno de los más clásicos road trips para hacer alguna vez en la vida.

El recorrido ofrece impresionantes vistas de la costa, que parten desde el Golden Gate en San Francisco y van hacia el sur, hasta San Diego.

Su primera parada es en la ciudad de Santa Cruz, para vivir a pleno la esencia de los años 60.

Luego sigue hasta Monterrey, donde se hacer una parada para presenciar el avistamiento de ballenas en la costa, continuando hacia Big Sur, región montañosa que despierta un aire muy hippie. 

Malibú es una parada obligada para los amantes del surf, con sus infinitas playas de impresionantes olas.

La ruta sigue hacia Los Ángeles, y finaliza en San Diego.

Los expertos en viajes recomiendan desviar la ruta para conocer los parques nacionales Yosemite, Secuoia y Death Valley y el grandioso Grand Cañón.

Ruta A1/M31 – Costa Este, Australia

Pasando por diferentes escenarios esta ruta combina naturaleza con playa y es considerada una de las carreteras panorámicas más lindas del mundo. El recorrido entero va de Melbourne a Sídney, y atraviesa tres estados. Desde el auto se pueden ver grandes ciudades y zonas desérticas, playas vírgenes, cascadas y parques naturales.

Se trata de un viaje ideal para los amantes del mar y los deportes acuáticos. 

En sus playas se puede practicar desde surf y buceo hasta submarinismo.

Los imperdibles: Los Doce Apóstoles (especialmente al atardecer), el parque nacional Great Otway, Hyams Beach (la playa con la arena más blanca del planeta) y Pebbly Beach para ver canguros, y Summerland Beach para ver delfines y pingüinos (y en algunos casos, también ballenas).

Ruta 500 – Costa Norte, Escocia

Es una ruta circular que bordea las famosas Highlands en la parte norte de la isla, en una extensión de 800 kilómetros.

Comienza y termina en Inverness. Si bien este viaje recorre paisajes de cuentos de hadas, pasando por varios castillos, lagos y cumbres, no tiene una ruta muy fácil de manejar, posee algunos tramos muy angostos, puntos ciegos y curvas cerradas, con lo que se recomienda manejar con mucho cuidado.

Las mejores vistas las proporcionan los miradores de Bealach na Ba, tramo que une Inverness con Applecross, sobre las islas Skye y las Hébridas y el tramo que une Urllapool con Durness.

En este último, se puede ver el icónico puente curvo de Kylesku que cuelga sobre las aguas del loch a’ Chàirn Bhàin.

Ruta 1 – Islandia

La Ring Road de Islandia, como su nombre lo indica, también es circular, y con un máximo de 10 días, se puede visitar el país entero en 1.340 kilómetros de extensión.

La ruta comienza y termina en su capital, Reykiavik, atravesando Sellfoss, Hvolsvöllur, Vík, Kirkjubæjarklaustur, Höfn, Egilsstaðir, Akureyri, Blönduós y Borgarnes.

En el camino, se pueden ver glaciares, géiseres, lagunas azules, icebergs y pueblosperdidos entre la nieve.

Además, desviándose un poco de la ruta hay todo tipo de atracciones para visitar: parques nacionales, lagos, cascadas, complejos volcánicos, cañones y sistemas de cráteres.

Ruta 62 – Sudáfrica

Esta ruta que separa Ciudad del Cabo de Port Elizabeth, cruzando la parte sur del país, es considerada una de las rutas vinícolas más largas del mundo. A lo largo de su recorrido se atraviesan 70 bodegas, con al menos 10 de ellas especializadas en brandy.

Pero además de ser la ruta del vino, sus vistas tienen nombre propio: pasando por montañas, viñedos, túneles, tierras de cultivo frutales y bosques verdes.

Algunas paradas obligadas son: los arroyos termales de Montagu, Barrydale o Ladismith para senderismo, Zoar, Amalienstein, Calitzdorp, Oudtshoorn (el sitio con más granjas de avestruces del mundo) y Robertson.

View this post on Instagram

💙🇿🇦 Only 15 days! 🔜

A post shared by L o t t e 🐼 (@lolottevdw) on

Ruta 163 – Costa Amalfitana, Italia

Ideal para hacer en verano, con las ventanas bajas y disfrutando del aire de mar.

Empezando por Nápoles, con la famosa pizza napolitana, la ruta se emprende hacia el sur, bordeando la costa del Golfo de Nápoles y el Golfo de Sorrento, pasando por sus pueblitos costeros.

De camino se recomienda visitar la histórica ciudad de Pompeya y hacer el tour por sus fascinantes ruinas donde todavía se pueden ver las marcas intactas del volcán erupcionado en el año 1979.

Al llegar a Sorrento, se hace una primera parada para dejar el auto y tomar una lancha hacia la paradisíaca Isla de Capri.

https://www.instagram.com/p/Bxcu4LwCP1t/

Isabel Cisneros