Noticias

Más de 4.000 niños en Nueva York han perdido a sus padres por el coronavirus

1 de cada 1.000 niños en Nueva York perdió a sus padres o cuidadores por el coronavirus entre los meses de mayo y julio de 2020, de acuerdo a una investigación.

niños
La pandemia del coronavirus ha afectado duramente a los niños, especialmente a los más vulnerables en Nueva York, latinos y afroamericanos.

Una análisis hecho en dos fases por el United Hospital Fund y Boston Consulting Group, reveló que cerca de 4.200 niños que viven en Nueva York se quedaron si un padre o cuidador por el coronavirus. El 57% de esas muertes ocurrieron en vecindarios del Bronx, Brooklyn y Queens.

Los investigadores detallaron que los niños de padres hispanos y negros, experimentaron una tasa de casi el doble de muertes de padres y cuidadores en comparación con los niños asiáticos y blancos.

De acuerdo a los investigadores, existen grandes desventajas para los niños latinos y afroamericanos, vinculados a las altas desigualdedes sociales de estas comunidades en Nueva York y cómo fueron afectadas desproporcionadamente por le virus.

“Los niños negros e hispanos sufrieron una carga desproporcionada, con 1 de cada 600 niños negros y 1 de cada 700 niños hispanos afectados, en comparación con 1 de cada 1400 niños asiáticos y 1 de cada 1.500 niños blancos” detalla la investigación.

Las desigualdades y la falta de acceso a un sistema de salud de calidad empujaron a que la comunidad latina y afroamericana no solo de Nueva York, sino de casi todo el país fuera la más afectada por el covid-19. No solo por la enfermedad, también por el desempleo y el apoyo económico federal.

El estudio también detalla que alrededor de 325.000 niños han entrado a la pobreza o cerca de ella, debido a la crisis económica que dejó la pandemia en el estado de Nueva York.

La investigación publicada este miércoles 30 de septiembre, expone que de los 4 millones de niños en Nueva Yor, 4.200 de ellos perdió a un padre desde que inició la pandemia del coronavirus.

“Perder a un padre o cuidador durante la infancia es una adversidad particularmente aguda, una que aumenta el riesgo de que el niño experimente una variedad de malos resultados a lo largo de su vida, incluida una peor salud mental y física. Estos niños y sus familias requerirán apoyo e inversión continuos para garantizar que la próxima generación no siga siendo víctima de esta pandemia actual de COVID-19. Dada la magnitud del desafío para las autoridades estatales y locales, el apoyo federal será crucial”, detalla el estudio.

Las consecuencias de perder a un padre pueden ser duraderas

De acuerdo a la investigación, las consecuencias en los pequeños que perdieron a un padre o a un cuidador durante la pandemia del coronavirus pueden ser “graves y duraderas”.

El 23% de los niños que perdieron a un padre o cuidador por el covid-19 podrían estar en riesgo de ingresar en el cuidado de crianza o por parientes, detalla el estudio. Mientras que cerca del 50% de los niños que perdieron a un cuidador por el coronavirus podrían ingresar a la pobreza.

Los investigadores expusieron que esto traerá como consecuencia “problemas de salud menta graves a largo plazo, implicaciones que potencialmente conducen a la depresión, ansiedad y otras enfermedades de salud mental”.

Aumentan los casos en Nueva York

Más de seis vecindarios en la ciudad de Nueva York han incrementado el número de casos diarios desde junio. Este martes 29 de septiembre, el alcalde Bill De Blasio anunció que el estado registró su tasa más alta de infecciones desde el pasado mes de junio.

Las autoridades de la ciudad han iniciado una campaña para concientizar sobre el uso de las mascarillas y el distanciamiento social para evitar los brotes de coronavirus.

Por su parte, el gobernador Andrew Cuomo advirtió que los nuevos casos representan una “amenaza” para todo el estado, por lo que pidió a todos los neoyorquinos seguir las normas para evitar el contagio.

También te puede interesar: 34 millones de empleos se perdieron en Latinoamérica por la pandemia