Noticias

EE.UU: casi 300.000 “muertes en exceso” durante la pandemia

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaron que se produjeron unas 299.028 “muertes en exceso” durante la pandemia, esto quiere decir que casi 300.000 personas, más de lo habitual, murieron en los EE.UU desde finales de enero hasta principios de octubre de este año.

EE.UU casi 300.000 muertes en exceso durante la pandemia

La interrupción de la atención médica y las crisis emocionales pueden haber provocado alrededor de un tercio de los fallecimientos, según el estudio.

Las muertes en exceso se refieren al número de personas que han fallecido por todas las causas, excediendo el número de muertes previsto para un lugar y un momento determinados.

Lo más probable es que el exceso represente algunas por COVID-19 que no se contabilizaron; aquellas que quizás fallecieron sin hacerse la prueba, o que murieron en casa y no fueron incluidos en la data.

Pero la cifra de 300.000 probablemente también incluye a personas que fallecieron porque tenían miedo de buscar atención médica debido a la pandemia o porque se les interrumpió la atención.

Tasas altas entre latinos y negros

Los CDC dijeron que el exceso de muertes también ocurrió a tasas más altas entre los latinos, asiáticos, indios americanos y los negros, que entre los blancos, lo que refleja las disparidades en los recuentos oficiales de muertes por COVID-19 de EE. UU.

Pero también encontró, sorprendentemente, que ha afectado mucho a las personas de 25 a 44 años.

Solo dos tercios por COVID-19

EE.UU casi 300.000 muertes en exceso durante la pandemia
Imagen Instagram Javits Center

La pandemia de coronavirus ha dejado alrededor de 299.000 personas muertas, pero solo dos tercios de ellas han sido por COVID-19, el resto por otras causas.

La investigación realizada por la Facultad de Medicina de la Universidad Commonwealth de Virginia, en Richmond, y de la Facultad de Salud Pública de Yale, en New Haven, CT, encontró un aumento del 20% en las muertes, en comparación con las predicciones basadas en las tasas de mortalidad de años anteriores.

Los retrasos en el informe y los errores en los datos, pueden explicar en parte esta brecha, pero los científicos creen que el daño colateral de la pandemia fue el gran culpable.

Los hallazgos del equipo se han publicado en JAMA.

Algunas personas que nunca tuvieron el virus pueden haber muerto debido a las alteraciones causadas por la pandemia”, dice el Dr. Steven H. Woolf, director emérito del Centro de Sociedad y Salud de la Universidad de Virginia y primer autor del estudio.

“Estos incluyen personas con emergencias agudas, enfermedades crónicas como la diabetes que no fueron atendidas adecuadamente o crisis emocionales que llevaron a sobredosis o suicidios”.

Los investigadores encontraron un aumento significativo en las muertes registradas por demencia y enfermedades cardíacas en marzo y abril, por ejemplo.

Y en junio y julio, coincidiendo con el segundo aumento de casos de COVID-19 en algunos estados, hubo un segundo aumento en las muertes por demencia.

Efectos indirectos se sentirán a largo plazo.

El Dr. Woolf cree que la pandemia también puede tener efectos indirectos sobre las tasas de mortalidad a largo plazo.

Las tasas de muertes precoces evitables pueden aumentar en los próximos años como resultado de interrupciones en la quimioterapia para el cáncer y retrasos en las mamografías de rutina para el cáncer de mama, por ejemplo.

Más allá de las tasas de mortalidad excesivas, dice el Dr. Woolf, puede haber un daño adicional duradero para la salud y el bienestar.

“Muchas personas que sobreviven a esta pandemia vivirán con complicaciones de enfermedades crónicas de por vida. Imagínese a alguien que desarrolló las señales de advertencia de un derrame cerebral pero que tenía miedo de llamar al 911 por temor a contraer el virus. Esa persona puede terminar con un derrame cerebral que la deje con déficits neurológicos permanentes por el resto de su vida ”.

Como otro ejemplo, señala, las complicaciones de la diabetes que no se manejan adecuadamente durante la pandemia podrían provocar insuficiencia renal.

Es posible que otros problemas de salud, como el trauma emocional, tampoco se hayan tratado. El Dr. Woolf señaló que está particularmente preocupado por los efectos psicológicos duraderos en los niños.

Mucho más de lo esperado

Los investigadores utilizaron datos de los CDC y la Oficina del Censo para calcular las muertes esperadas para cada estado entre el 1 de marzo y el 1 de agosto de 2020, luego compararon estas cifras con las muertes informadas.

Para ser exactos, los investigadores informaron que 299,028 personas más murieron entre el 26 de enero y el 3 de octubre de este año que en promedio durante el mismo período de 2015 a 2019.

El nuevo análisis incorpora las fechas en las que algunos estados levantaron las restricciones al distanciamiento social.

También puedes leer: Los casos mundiales de covid-19 sobrepasan los 40 millones