Medioambiente

Pitillos de pasta a favor del ambiente

Pitillos, pajillas, popotes, como quiera que les llamen, son unos elementos muy contaminantes para nuestro medio ambiente. Pero afortunadamente, desde Italia ha llegado una solución para erradicar el problema del plástico: los pitillos de pasta.

Pitillos de pasta

Si, así como lo leen. La pasta viene en todas las formas y tamaños y una en particular, la pasta bucatini, con su forma tubular, se está convirtiendo en una opción muy ecológica como alternativa a las pajitas de plástico.

Una imagen publicada en reddit por el usuario u / GranFabio, que muestra la pasta utilizada como popotes en bebidas en algunos bares en Italia, en una iniciativa para reducir el desperdicio de plástico de un solo uso.

La publicación generó poco menos de 77 mil votos a favor hasta ahora.

La compañía del Reino Unido, Stroodles ya vende pajillas de pasta que aparentemente duran hasta una hora en una bebida fría, son insípidas y se pueden compostar después de su uso.

El fundador de la compañía, Maxim Gelmann, explica que

“Stroodles no es solo una empresa fantasma y hay una imagen mucho más amplia, ya que creo que puedo dejar un impacto a largo plazo creando un efecto dominó al desencadenar muchos pequeños cambios en todo el mundo, especialmente entre personas que son menos conscientes de la sostenibilidad y sus respectivas acciones y comportamientos “.

“El enfoque es hacer esto de una manera divertida y sin predicación, sin señalar con el dedo. Prefiero que las personas se involucren con un Stroodle y luego empiecen a hacerse las preguntas correctas.

Los stroodles duran una hora en bebidas frías, incluso más en bebidas muy frías e incluso podrían usarse con múltiples recargas.

Plástico: el gran enemigo del medio ambiente

Uno de los mayores contaminantes en el mundo son los plásticos de un solo uso: colillas de cigarrillo, botellas, tapas, envoltorios de comida, bolsas, pitillos, etc…

Pitillos de pasta

Un tercio del consumo de plástico en Estados Unidos y Europa consiste en el uso de productos de uso único (productos desechables), tales como envases, utensilios para alimentación y bolsas para residuos.

En el caso de los pitillos, son objetos cotidianos, con unos pocos minutos de uso y que puede tardar hasta 500 años en descomponerse en nuestro medio ambiente, causando gravísimos daños en los ecosistemas marinos.

Hasta 12 millones de toneladas de plásticos entran en los océanos cada año, ahogando los ecosistemas, provocando daños a la fauna y entrando en la cadena alimentaria.

Entre el 40-60% de las tortugas ingieren plásticos y que en algunas especies de aves este porcentaje se eleva incluso hasta el 93%.

Más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren cada año como consecuencia de todos los plásticos que llegan al mar.

En Europa se usan 36.500 millones anualmente. Solo con las se reparten en restaurantes de comida rápida de la UE . Y España tiene el triste récord de ser el país europeo que más usa por habitante y año, unas 110.

Esto supone que todos los días tiramos más de 13 millones de pitillos.

Pitillos de pasta

Aunque Greenpeace pide dejar de consumirlos y exige a las diferentes administraciones leyes que establezcan la prohibición; estas son algunas de las soluciones para luchar contra el grave problema de contaminación por plástico:

  • No utilizar pitillos de plástico de un solo uso. Existen alternativas hechas de materiales reutilizables (vidrio, acero, bambú), y como vimos arriba: ¡de pasta!
  • Abandono de cualquier tipo de envases de usar y tirar.
  • Fomentar el consumo de agua de abastecimiento público frente al agua embotellada.
  • Pedir la implantación de un sistema de devolución y retorno (SDDR) de envases de bebidas (cuatro de los objetos más encontrados en los mares se beneficiarían de ello.
  • Promover el uso de envases reutilizables.

También puedes leer: Roma: transportación pública con reciclaje