Medioambiente

Las palomitas de maíz en riesgo de extinción

Así como lees, las palomitas de maíz, compañeras inseparables para disfrutar de una buena peli, están en riesgo de extinción; y aquí te contamos por qué.

El maíz es una de las más extraordinarias herencias que México ha aportado al mundo, es el ingrediente base de la alimentación para todos los mexicanos y gran parte de los países latinoamericanos.

 Este ingrediente tan noble que se transforma en todo tipo de productos, algunos forman parte de la canasta básica como son las tortillas de maíz y sus derivados, mientras que otros se han vuelto un clásico internacional como es el caso de las irresistibles palomitas de maíz.

Baja producción de maíz palomero

México cuenta con 64 razas diferentes de maíz, equivalentes al 29% del maíz de América Latina. 

Dentro de estas razas podemos encontrar el maíz reventador, que debido a sus características es utilizado para hacer palomitas de maíz.

En el país podemos encontrar 7 variedades distintas y endémicas de maíz que permiten la producción de esta popular botana: toluqueño, chapalote, naltel, reventador, Chihuahua, Jalisco y arrocillo. 

Según investigaciones recientes la primera forma de consumo de este cereal fue precisamente en su forma reventada, esto debido a la facilidad de su preparación que consiste solamente en exponer los granos al calor.

palomitas de maíz

Las palomitas se elaboran con granos de maíz palomero, por desgracia este tipo de maíz se encuentra en peligro de extinción.

Sin embargo, casi ninguno de estas variedades se utiliza para la producción industrial de palomitas, la mayoría de los maíces que se ocupan para este fin son de Estados Unidos y Argentina. 

Solución a futuro

La Organización Tortilla de Maíz Mexicana ha realizado una misión maravillosa a través de diferentes acciones que buscan rescatar estos granos, cuando inició con esta labor se dieron cuenta que actualmente no existen productores mexicanos que aún cultiven estas especies, por ello tuvieron que recurrir a bancos de semillas.

 Una institución llamada Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo donó semillas que llevaban 70 años congeladas para que pudieran arrancar el proyecto de preservar estas especies y como resultado se obtuvieron 27 tipos de maíz, de los cuales solo un porcentaje bajo resultaron buenos candidatos para producir palomitas.

palomitas de maíz

Según los datos de dichas organizaciones cerca del 99% del maíz palomero que se consume en México viene de Estados Unidos, que actualmente es el principal productor de estos tipos de maíz en el mundo; de tal manera que la producción nacional se ha visto completamente opacada, al grado de desaparecer.

El camino correcto para rescatar este increíble producto mexicano, es promover el trabajo de los agricultores nacionales apoyando todo tipo de iniciativas que lancen las instituciones, quienes finalmente son los responsables de iniciar la valiosa tarea de rescatar y preservar esta noble tradición. 

palomitas de maíz

Como cultivar tu propio maíz de cotufas

La mayoría de nosotros sólo vemos las palomitas de maíz en una bolsa o en un tarro en la tienda de comestibles.

También lo puedes cultivar en tu jardín trasero.

 Además del tradicional color amarillo, las semillas de las palomitas pueden ser también azules, blancas y rojas.

Pero antes de que escojas una variedad de palomita de maíz para plantar, investiga que la temporada de cultivo de tu zona encaje con la variedad de palomitas, ya que necesitan más tiempo para madurar que el maíz dulce.

Las palomitas de maíz tienen más almidón que el maíz dulce, y aunque sus necesidades de crecimientos son las mismas, lo que marca la diferencia es la cosecha

Paso 1

Añade a la tierra abono o estiércol abonado en el lugar en el que plantarás las palomitas de maíz.

El maíz es un cultivo de clima cálido que necesita suficiente agua combinada con un suelo rico.

Otra buena idea es añadir un fertilizante que sea alto en nitrógeno para aplicarlo justo después de que hayas plantado las semillas.

Paso 2

Planta las semillas de palomitas de maíz directamente en el jardín a una profundidad de 1 1/2 o 2 pulgadas (4 o 5 cm) y con una separación de 1 pie (30 cm) entre una y otra.

Las filas deben estar separadas alrededor de 8 pulgadas (20 cm).

Si las plantas muy cerca, cosecharás menos espigas, ya que no estarán tan crecidas como el maíz que tiene suficiente espacio para crecer.

También puedes comenzar tu arriate con plantas de semilleros. Sin embargo, ten en cuenta que los semilleros de palomitas de maíz serán más difíciles de encontrar en un vivero.

Las sedas del maíz son las flores hembra y las borlas son las flores macho.

El maíz depende del viento para la polinización, por eso debe ser plantado en bloques de al menos 4×4 pies (122×122 cm).

Paso 3

Riega generosamente tu maíz desde el día de la plantación en su totalidad hasta la época de la cosecha.

Si durante la temporada de cultivo, las hojas inferiores comienzan a estar amarillas, debes darles otro poco de nitrógeno.

Añade aditivos a la tierra cada vez que puedas, ya que el maíz es un alimentador pesado.

Si vives en una zona ventosa, el maíz podría necesitar una protección contra el viento colocada a su alrededor o estacas para ayudar a sujetar el maíz derecho, ya que tiene sistemas de raíces notablemente poco profundos.

Paso 4

Cuando las cáscaras se han secado y las semillas están gruesas, brillantes y llenas de color, cosecha las espigas de las estacas.

Quita las cáscaras del maíz y coloca el maíz en una zona bien ventilada y fresca.

Déjalas allí durante un mes o más. Las semillas de palomitas de maíz estallan debido al contenido de humedad y esto se controla con el proceso de secado.

Paso 5

Quita algunas de las semillas y haz la prueba de explosión. Si estás contento de la forma en que estallan, quita todas las semillas de maíz de las espigas y almacénalas en recipientes de vidrio o de cerámica.

Si el acto de explosión es débil es debido a que aún hay mucha humedad en las semillas. Haz la prueba de explosión de nuevo cada dos días porque realmente las semillas pueden estar demasiado secas.

Te puede interesar: Roma: transportación pública con reciclaje