Medioambiente

Golf, el deporte que está agravando la crisis climática

Los campos de golf están consumiendo más agua de lo que la Tierra puede dar.

Golf, el deporte que está agravando la crisis climática

El golf se ha convertido en el deporte principal que más daño le estaría haciendo al ambiente. El cuidado del césped de los campos de golf y la cantidad de agua que necesitan para mantenerse estarían agravando la crisis climática.

Los 30 campos de golf en Salt Lake, Utah, por ejemplo, consumen por día nueve millones de galones de agua para poder mantenerse verdes. Una cantidad muy alta de agua para lo que la Tierra puede ofrecer.

Por otro lado, el cuidado del césped que utiliza fertilizantes con alto contenido en carbono también estaría influyendo negativamente en el cuidado del medioambiente.

Los campos de golf hacen diariamente una impresionante cantidad de poda y en algunos casos, es necesario la tala de bosques o árboles que absorben el dióxido de carbono para dar paso a largas extensiones de calles.

El impacto que está teniendo el golf en la crisis climática ha alertado a muchos conservacionistas del medio ambiente para que este deporte sea más sostenible. Incluso, han pedido que este deporte se juegue en campos secos, así como lo ha hecho Tiger Woods, leyenda del golf.

Te puede interesar: Walmart, Amazon, Ikea y Target causaron contaminación ambiental

La crisis climática está amenazando con convertir los campos de golf en pantanos lodosos

golf

Jason Straka, presidente de la Sociedad Estadounidense de Arquitectos de Campos de Golf (ASGCA) dijo en una entrevista exclusiva para CNN que la crisis climática está afectando directamente el deporte. En el estado de la Florida, por ejemplo, las inundaciones son una amenaza constante para esta disciplina, mientras que, en Ohio y Utah el clima cálido y la sequía estarían perjudicando gravemente el deporte.

Antes los clubes no tenían que cerrar después de una lluvia de 50 milímetros, ahora sí. También experimentan inundaciones en los días soleados“, agregó Straka.

Straka advirtió que en la ciudad de Miami las autoridades “están elevando los desagües públicos a un mínimo de un metro, pero más del 50% de los campos de la ciudad están por debajo de este mínimo”.

Los campos de golf ya no son sostenibles para el medio ambiente y si su dinámica de cuidos del césped no cambia, podría empeorar la crisis climática y llevar este deporte al declive.

“Si no lo hacen y no lo levantan, van a estar en una bañera cada vez más profunda. Si creen que tienen problemas ahora, en 10 años van a ser un pantano”.

Los campos del este de Estados Unidos están amenazados por el cambio de los patrones de lluvia, los mortíferos incendios forestales que asolan el oeste, incluso en California, han provocado una mala calidad del aire y el cierre de campos en los últimos años

Lee aquí: 90% de la población mundial respira aire contaminado

Al otro lado del mundo, en Australia la situación de los campos de golf es similar a la que vive Estados Unidos. El Lynwood Country Club, al noroeste de Sydney, se inundó en 2020 y de nuevo a principios de este año.

La situación llegó a un punto donde partes del campo estaban a ocho metros por debajo del nivel del agua.

“Los campos de golf de Australia, en general, tienen algún tipo de almacenamiento de riego que es muy útil para combatir los incendios”, dijo el presidente de la Sociedad de Arquitectos de Campos de Golf de Australia (SAGCA), Harley Kruse, a CNN Sport.

“El año pasado, en Sydney, hubo una inundación de 1 en 100 años. Vamos a tener un aumento de tormentas, que pueden ser de viento, lluvia, ciclón o un mayor aumento de eventos de sequía. Los campos de golf tienen que ser flexibles y más comprensivos“, añadió Kruse.

La crisis climática que generan los campos de golf ha llamado la atención de algunos deportivas élites como es el caso de Rory McIlroy.

“No me autoproclamaría un defensor ecológico, pero soy alguien que no quiere dañar el medio ambiente. Vivo en una parte del mundo en la que los huracanes son muy frecuentes y cada vez lo son más con el paso de los años. Creo que todos podemos poner nuestro granito de arena de una forma u otra. Jugamos en grandes terrenos que ocupan mucha agua y muchas otras cosas que quizá podrían aprovecharse mejor“, señaló Mcllroy.

Fuente: CNN.

También puedes leer: Barcos podrían limpiar el océano transformando plástico en combustible