Medioambiente

La calidad del aire mejoró por el confinamiento

Las restricciones por la pandemia impulsaron a una mejora en la calidad del aire.

La calidad del aire mejoró por el confinamiento

Las restricciones aplicadas por la pandemia de la COVID-19 en un esfuerzo por controlarla, han causado ciertos beneficios positivos para el medio ambiente, al mejorar la calidad del aire.

Según un nuevo informe de IQAir, empresa suiza de tecnología, destaca que la calidad del aire mejoró en gran parte del mundo, tras revelar que el 84% de los países informaron sobre una reducción importante de la contaminación. 

La empresa especializada en la protección contra contaminantes transportados por el aire sostiene que esta buena noticia obedece a la disminución de emisiones de la industria y el transporte. 

No obstante, los expertos opinan que la contaminación se incrementará en la medida que se reanuden las actividades económicas.

Un reporte hecho por CNN en Español se refiere a los casos de Singapur, Beijín y Vancouver, en donde ejecutaron una cuarentena estricta que implicó el cierre masivo de negocios, notaron la disminución de reproducciones de PM 2,5, un contaminante microscópico presente en el aire y riesgoso para la salud.

De la misma forma, definen que más de 8 millones de personas cada año fallecen a causa de respirar aire contaminado, el cual transporta partículas de hidrocarburos. 

Esta teoría fue confirmada por un reciente estudio publicado por una revista de investigación de medio ambiente, en la que participaron expertos de la Universidad de Harvard y otras tres universidades inglesas.

El portal describe que la combustión de carburantes fósiles, como el carbón y el petróleo provoca gases de efecto invernadero, los cuales suspenden la radiación solar en la atmósfera y provocan la crisis climática.

Por otro lado, exponen que estas sueltan unas partículas tóxicas de tamaño diminuto, las cuales fácilmente entran en los pulmones de las personas. 

Asimismo, estas partículas consiguen agravar condiciones respiratorias, tales como el asma e incluso pueden llegar a la aparición de cáncer de pulmón; como también pueden causar trastorno cardiaco coronario, derrames cerebrales y muerte prematura. 

Según el análisis, las emisiones de combustible fósil significaron el 18% de las muertes globales; es decir, casi una de cada cinco personas en el 2018.

La contaminación del aire puede afectar problemas de vista

aire

Otra incidencia grave del medio ambiente contaminado en la salud de las personas lo determina una investigación de University College de Londres, la cual comprobó que la contaminación del aire está relacionada con el riesgo de perder la vista.

Los científicos recalcan que este tipo de contaminación puede aumentar el riesgo de degeneración macular, la cual consiste en el desgaste de la visión central, que es indispensable para observar objetos con claridad, tales como rostros o para hacer cosas cotidianas como leer o conducir un vehículo. 

La ciencia detalla que la ceguera producida por degeneración macular es irreversible, y al mismo tiempo es la principal causa de pérdida de la vista en personas mayores de cincuenta años que habitan en países de altos ingresos de factores contaminantes.

La investigación define que las personas que viven en zonas muy contaminadas poseen por lo menos una probabilidad de 8% para desarrollar esta condición; de allí la importancia de proteger los ojos, ya que las partículas que causan esta enfermedad entran al cuerpo por las vías respiratorias, ingresan por los flujos sanguíneos hasta los ojos causando el daño inevitable.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 4,6 millones de personas mueren anualmente por enfermedades relacionadas con la mala calidad del aire.

Son muertes asociadas a la contaminación del aire que abarcan, entre otras: asma, bronquitis, enfisema, enfermedades respiratorias, cardíacas y afecciones alérgicas.

También puedes leer: La contaminación por los incendios aumentará riesgo de contagiarse por covid-19