Medioambiente

Barcos podrían limpiar el océano transformando plástico en combustible

Por medio de la licuefacción hidrotermal, los barcos podrían ayudar al océano.

Barcos podrían limpiar el océano transformando plástico en combustible

La contaminación de los océanos es inminente, sin embargo, las embarcaciones podrían ayudar a que el plástico no siga destruyendo los mares del mundo.

Una nueva investigación realizada por científicos del Instituto Politécnico de Worcester (WPI) en Massachusetts en Estados Unidos creen que los barcos pueden limpiar el océano de plástico transformando este residuo en combustible a través de la licuefacción hidrotermal. 

Esta idea es considerada por los investigadores como una “opción ideal” para reducir la huella del proceso de limpieza, debido que, las embarcaciones que recogen la basura de los océanos y la llevan a los puertos generan un alto índice de emisiones perjudiciales para el medioambiente.

Un estudio hecho por National Geographic estima que las aguas de los océanos han acumulado más de 150 millones de toneladas de desechos plásticos, lo que significa una catástrofe para los mares del mundo.

En un año, el mar puede recibir hasta 13 millones de toneladas de plástico. La cifra podría duplicarse para el año 2040, donde se prevé que el océano podría recibir hasta 740 millones de toneladas de desechos.

Los científicos indicaron que además de combatir el mal uso y la deficiente gestión del plástico, buscar materiales biodegradables y apostar por una economía circular y renovable, es una de las vías que recomiendan los expertos para limpiar el océano de plástico. Los barcos convertirían este residuo en combustible.

océano

El artículo que fue publicado en la revista PNAS, se describe cómo este plástico que se encuentra en el océano se puede convertir en combustible en un barco mediante la licuefacción hidrotermal, una vía alternativa para producir biocarburantes a partir de residuos.

Los investigadores detallaeron que se trata de un procedimiento que implica que el material se descomponga en polímeros constituyentes a temperaturas de hasta 550 °C y presiones de 27.500 kPa. El fuel obtenido podría alimentar el proceso de conversión, impulsar el barco en sus desplazamientos e incluso obtener un excedente.

Esta idea planteada por los científicos del WPI sugiere que las grandes barreras colocadas en el Great Pacific Garbage Patch (GPGP), un área que abarca unos 1,6 millones de kilómetros cuadrados de acumulación de desechos, permitiría recoger tanto plástico como para que un solo barco pudiera convertir 11.500 toneladas de plástico en combustible cada año.

El combustible permitiría a las embarcaciones viajar entre estas zonas contaminadas e incluso generar el puerto. Aunque que el combustible implique emisiones de Dióxido de Carbono en el océano, estas son mucho más bajas que las asociadas a una embarcación convencional.

Pese a que la información sobre la densidad de plástico en esta zona es escasa, se cree que los barcos podrían ser absolutamente autosuficientes recolectando plástico de la barrera.

Michael Timko, científico líder del estudio dijo que “los barcos podrían limpiar la contaminación marina y convertir el plástico recolectado en fuel para sus desplazamientos“.

“Esta no es una solución milagrosa. Creemos que es una forma interesante de sumar a las soluciones tecnológicas que ya existen”, agregó.

Fuente: Business Insider

También puedes leer: Mandato de vacunación agravaría crisis en la cadena de suministros