Sports

Los mitos más escuchados en el gimnasio

Muchos estarán pensando en mejorar su estilo de vida y comenzar a hacer ejercicios en un gimnasio, pero rumores van y vienen, y se convierten en una especie de “mitos” sobre lo que debemos y lo que no debemos hacer a la hora de ejercitarnos.

Aquí te presentamos los mitos más escuchados cuando de hacer ejercicios se trata.

Para perder peso es necesario hacer cardio

Este mito está muy extendido, y es que desde hace mucho tiempo se ha recomendado llevar a cabo un volumen muy alto de entrenamiento para perder peso, ya sea en forma de trabajo de fuerza a altas repeticiones o en forma de cardio. Mucho cardio.

Lo que tenemos que saber es que lo que marca el hecho de que perdamos o ganemos peso es el balance calórico.

Es decir, las calorías que comemos respecto a las que consume nuestro cuerpo para funcionar a lo largo de un día.

Esto significa que tú puedes no moverte a lo largo de un día entero, y perder peso mediante una ingesta más reducida de calorías.

Aunque lógicamente no es lo mismo una caloría quemada que una caloría no comida ya que las calorías procedentes de comida real habitualmente están acompañadas de nutrientes que necesitamos para mantener una buena salud.

El propio ejercicio necesario para quemar estas calorías también afectará positivamente a nuestra salud.

Para definir hay que hacer muchas repeticiones con poco peso

Este es otro mito que se explica mediante el concepto de balance energético.

Sabemos que el balance energético determina la pérdida o ganancia de peso, pero el tipo de calorías que comemos y el tipo de ejercicio que realizamos determina el peso ganado o perdido.

Aunque sabemos que series de muchas repeticiones permiten llevar a cabo un volumen de entrenamiento mayor, llevándonos probablemente a quemar más calorías.

Estas no tienen un impacto tan alto sobre la retención del tejido muscular en etapas de déficit energético o pérdida de grasa.

En estas etapas, además de prestar atención a la cantidad de peso perdido y al ritmo de pérdida de peso, también tenemos que centrarnos en que el peso perdido corresponda a grasa corporal, y no a tejido muscular.

Para ello tenemos que entrenar de manera intensa y pesada, siempre dentro de nuestras posibilidades.

Las pesas pueden hacer que las mujeres se pongan demasiado grandes.

Aunque esto de “demasiado grandes” es algo completamente relativo, lo que queremos decir con esto es que es casi imposible que una mujer promedio consiga alcanzar la cantidad de masa muscular que es capaz de alcanzar un hombre promedio.

Esto se debe ni más ni menos que a las diferencias hormonales que hay entre los hombres y las mujeres.

Si la principal hormona encargada de determinar la cantidad de masa muscular que somos capaces de conseguir es la testosterona, es evidente que las mujeres, al tener mucha menos testosterona, tienen un margen mucho menor de ganar masa muscular en términos absolutos.

Lee aquí: La rutina de ejercicio que le devolverá la flexibilidad a tu cuerpo y a tu vida

El músculo se convierte en grasa si no entrenas

Otro mito muy escuchado es que el músculo se convierte en grasa al dejar de entrenar, y viceversa.

Sí que es cierto que en determinados casos se puede perder grasa al mismo tiempo que se gana masa muscular, pero las células del tejido adiposo no tienen la capacidad de mutar y convertirse en células como las del tejido muscular.

Esto se debe a que las células del tejido adiposo, o adipocitos, tienen sus propias estructuras celulares y su propia morfología, que está orientada a la reserva de energía, mientras que ocurre lo mismo con las células musculares; su estructura y sus componentes orientados a la contracción no les permiten convertirse mágicamente en adipocitos.

Necesitas tomar batidos de proteínas sí o sí para crecer

Son realmente saludables los zumos y batidos détox

Algo que tuvo muy mala fama en su momento y que todavía está mal visto por algunos, son los batidos de proteínas, ya que en la mayoría de casos se cree que estos batidos contienen sustancias dopantes, cuando no es así.

De hecho, se cree incluso que los batidos de proteínas son imprescindibles para ganar masa muscular.

Lo que tenemos que saber es que estos batidos no son más que la fracción proteica de alimentos como la leche, los guisantes, la soja, el huevo o el queso (entre otros), junto con edulcorante artificial.

Esto quiere decir que estos batidos no poseen ningún tipo de propiedad mágica que te haga crecer por sí misma, sino que son solo una porción de algunos alimentos que consumes diariamente.

Te puede interesar: Estrés y deportes: ejercicios para combatir los grandes agobios

Isabel Cisneros