Health

Problemas de salud mental afectan a pacientes post COVID

Uno de cada tres supervivientes de COVID-19 tiene problemas neurológicos o mentales, según nuevos estudios.

Problemas de salud mental afectan a pacientes post COVID

Tras el análisis de más de 236.379 historias clínicas de pacientes con COVID, en EE.UU., los investigadores descubrieron que al 34% se le habían diagnosticado trastornos neurológicos seis meses después de la enfermedad, detalla la reseña de CBS.

Según el estudio observacional, la ansiedad fue el diagnóstico más común, afectando al 17% de los supervivientes.

Aproximadamente uno de cada ocho pacientes, el 12,8%, fue diagnosticado por primera vez con una enfermedad de este tipo, de acuerdo a la nueva investigación.

Los expertos lo califican como la mayor investigación realizada hasta la fecha sobre la conexión entre el coronavirus y la salud cerebral.

Los efectos neurológicos eran más graves entre los pacientes que habían sido hospitalizados, pero seguían siendo comunes incluso en los casos menos graves, explica el portal CBS.

El 7% sufrió un derrame cerebral seis meses después de ser ingresados a cuidados intensivos, y al menos el 2% fue diagnosticado de demencia, detalla la investigación.

Para el estudio, los investigadores compararon las historias clínicas electrónicas de los pacientes con COVID-19 con las de aquellos que sufrieron otras infecciones respiratorias durante el mismo periodo de tiempo.

Teniendo en cuenta las características de salud subyacentes, descubrieron que los afectados por el coronavirus tenían 44% más de posibilidades de sufrir diagnósticos neurológicos o psiquiátricos, en comparación con los pacientes que se recuperaban de la gripe.

Al menos 16%, tendrían más riesgo que los que padecían otras infecciones de las vías respiratorias, señala también The New York Post.

“Nuestros resultados indican que las enfermedades cerebrales y los trastornos psiquiátricos son más comunes después de la COVID-19 que después de la gripe u otras infecciones respiratorias”, explicó para CBS, Max Taquet, psiquiatra de la Universidad británica de Oxford, que codirigió el trabajo.

Los investigadores señalaron varios contratiempos en el estudio, entre ellos que los pacientes con registros médicos de sus síntomas son probablemente los que se han visto más gravemente afectados por el COVID-19. Además, se desconoce la gravedad de los trastornos cerebrales en estos pacientes.

Los problemas mentales crecen tras la pandemia

A los expertos les preocupa que los trastornos cerebrales o psiquiátricos a largo plazo puedan suponer una carga aún mayor para un sistema sanitario que ya está al límite. También sugirieron que la pandemia podría provocar una oleada de problemas mentales y neurológicos.

“El impacto de la COVID-19 en la salud mental de las personas puede ser grave”, afirmó para CBS Lea Milligan, directora ejecutiva de la organización benéfica de investigación MQ Mental Health.

“Esto está contribuyendo a los ya crecientes niveles de enfermedad mental y requiere más investigación urgente”.

“Este es un trabajo muy importante. Confirma más allá de toda duda razonable que el COVID-19 afecta al cerebro y a la mente en igual medida”, comentó a Reuters Simon Wessely, catedrático de psiquiatría del King’s College de Londres.

Problemas de salud mental afectan a pacientes post COVID

La pandemia de coronavirus ha hecho mella en la salud pública y en el bienestar mental de millones de personas.

Los estudios han registrado niveles sin precedentes de estrés, ansiedad y dolor en legiones de personas, incluso en individuos que no suelen tener problemas de este tipo.

Los datos recopilados en diciembre por la Oficina del Censo de Estados Unidos y el Centro Nacional de Estadísticas de Salud descubrieron que más de 4 de cada 10 adultos estadounidenses habían desarrollado síntomas de depresión o ansiedad a finales de 2020, un fuerte aumento con respecto a los resultados de una encuesta comparable realizada en la primera mitad de 2019, detalla The Washington Post.

Te puede interesar: 20% de pacientes con covid-19 desarrollaron nueva enfermedad mental