Health

Pandemia intensifica crisis de salud mental en adolescentes

Los estudiantes y adolescentes que regresan a las aulas tras un año y medio de aprendizaje a distancia se enfrentan a una crisis de salud mental, intensificada por la pandemia.

Pandemia intensifica crisis de salud mental en adolescentes

Una encuesta reciente de Mental Health America descubrió que el 54% de los jóvenes de 11 a 17 años informaron de pensamientos suicidas frecuentes dos semanas antes del retorno escolar, la tasa más alta desde que se empezó a examinar en 2014.

Para los que tienen problemas, “la salud mental no siempre consiste en ver a un terapeuta o a un psiquiatra”, dijo Jaclyn Friedman-Lombardo, director de los servicios de asesoramiento y psicológicos en la Universidad Estatal de Montclair.

“A veces se trata de involucrarse en la comunidad. Se trata de hacer esas conexiones, de sentir que perteneces”.

Para la mayoría de los niños y adolescentes, el último año ha sido una sombra de una infancia típica. En su lugar, ha habido órdenes estrictas de quedarse en casa, repetidas aperturas y cierres de escuelas, distanciamiento social de los compañeros y otros apoyos, acceso limitado o nulo a actividades deportivas y extracurriculares, y muchos hitos perdidos, como la graduación.

Durante este tiempo, la unidad familiar también ha estado en crisis, con inestabilidad financiera, así como un mayor estrés psicológico para los cuidadores. De forma independiente y colectiva, estos acontecimientos pueden catalizar las dificultades de salud mental de los niños y jóvenes.

Al principio de la pandemia, los niños y los adolescentes eran el grupo de menor riesgo en lo que respecta a los problemas médicos y las complicaciones derivadas del COVID-19. Ahora, tras más de un año de pandemia, se han convertido en las víctimas invisibles de esta crisis mundial.

Los resultados son cónsonos con un nuevo estudio de la Universidad de Calgary publicado en la revista médica JAMA Pediatrics, que detalla que un porcentaje alarmante de niños y adolescentes está sufriendo una crisis mental a escala mundial. Los síntomas de depresión y ansiedad se han duplicado en niños y adolescentes en comparación con la época anterior a la pandemia.

Los adolescentes de más edad, en particular, se perdieron acontecimientos vitales importantes, como graduaciones, eventos deportivos y diversas actividades para alcanzar la mayoría de edad.

“Estos chicos no se imaginaban que cuando se graduaran, nunca llegarían a despedirse de su escuela, de sus profesores o de sus amigos, y ahora están pasando a algo nuevo, con cero cierre”, dice la Dra. Nicole Racine, asociada postdoctoral, psicóloga clínica y autora principal del artículo.

Muchos hospitales pediátricos han informado de un aumento del 100% en los ingresos por problemas de salud mental, de un aumento de más del 200% en los ingresos por consumo de sustancias e intentos de suicidio, e informan de que el 70% de los niños y jóvenes han indicado que la pandemia ha afectado a su salud mental.

¿Se recuperarán los adolescentes de este momento traumático?

Pandemia intensifica crisis de salud mental en adolescentes

Cuando analizamos en profundidad qué jóvenes tenían más dificultades a nivel global, descubrimos que -en consonancia con los datos anteriores a la pandemia- las mujeres y los jóvenes de más edad tenían un mayor riesgo de padecer tanto depresión como ansiedad.

La mayoría ha experimentado síntomas de salud mental elevados, algunos de ellos se resolverán. Pero habrá un grupo para los que no sea así. Y hay otro grupo de niños que tenían dificultades de salud mental antes de la pandemia. Podrían tener dificultades a largo plazo”, dice Rancine.

El estudio de la UCalgary recomienda que se pongan en marcha más apoyos de salud mental para ayudar a los niños y adolescentes en estos momentos de necesidad.

Mucho antes de la pandemia teníamos un sistema de salud mental para jóvenes que estaba al límite y carecía de recursos”, dice Racine. “Una posible duplicación de las dificultades de salud mental desbordará ese sistema sin un aumento significativo de los recursos”.

Fuente: The Conversation y News Medical.

Te puede interesar: Problemas de salud mental afectan a pacientes post COVID