Health

La lucha de la Asociación Médica Estadounidense contra los cigarrillos electrónicos

El vapeo cobra una nueva víctima y enciende las alarmas en EEUU

Puede que sustituir los cigarrillos por su versión electrónica sea menos peligroso, pero también conlleva riesgos, que en algunos casos pueden llegar a ser fatales.

Y es que, ya  son seis las personas que han muerto en Estados Unidos por una epidemia de pulmonías asociadas al vapeo y los cientos de casos de personas con enfermedades pulmonares graves y las cinco muertes relacionados a los cigarrillos electrónicos, la Asociación Médica Estadounidense (AMA, su sigla en inglés) recomendó a las personas que no usen productos de cigarrillos electrónicos.

Comunicado contra los cigarrillos electrónicos

En un comunicado, el presidente de la asociación, Patrice Harris, también pidió a la Administración de Medicinas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) que acelere la regulación de los cigarrillos electrónicos, elimine del mercado los productos no regulados y prohíba los sabores y la comercialización que no tienen otro fin que atraer a los más jóvenes.

“A la luz de los crecientes informes de enfermedades pulmonares asociadas con el cigarrillo electrónico en todo el país, la AMA insta al público a evitar el uso de productos de cigarrillos electrónicos hasta que los funcionarios de salud investiguen y comprendan la causa de estas enfermedades”, dijo Harris en la declaración

Recomendando a los usuarios de cigarrillos electrónicos que estén alertas a los efectos adversos para la salud.

“No debemos esperar mientras los cigarrillos electrónicos continúen sin estar regulados. Instamos a la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos a acelerar la regulación de los cigarrillos electrónicos y a eliminar todos los productos no regulados del mercado.

También pedimos a la FDA que prohíba inmediatamente los sabores, así como las prácticas de comercialización, que mejoran el atractivo de los productos de cigarrillos electrónicos para los jóvenes”, dictó en su comunicado.

En este contexto, funcionarios estadounidenses de salud anunciaron el viernes que conocen al menos 450 posibles casos de enfermedad pulmonar grave que podrían ser causados ​​por el vapeo. 

Estos casos, que han ocurrido en 33 estados, incluyen algunos que todavía están bajo investigación por parte de los funcionarios de salud estatales.

Enfermedad indeterminada

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades  estadounidenses (CDC) aseguraron que no se conoce la causa de las enfermedades, y señalan que no está claro si todos los casos fueron causados ​​por lo mismo.

La mayoría de casos de esta curiosa enfermedad se han dado en Wisconsin, Minnesota e Illinois, en pacientes jóvenes, la mayoría con edades comprendidas entre los 17 y los 38 años.

No se ha dado a conocer información sobre la primera víctima, solo que es una de las personas que fueron ingresadas a causa de lo que muchos ya conocen como “la enfermedad del vapeo”.

Todas estas personas acudieron en busca de ayuda médica aquejados de un amplio abanico de síntomas, entre los que predominan dificultad para respirar, dolor en el pecho, fatiga y náuseas.

Los funcionarios de salud dicen que no han encontrado una causa definitiva o una conexión clara entre los casos, pero algunos se están concentrando en posibles pistas.

Los CDC y varios departamentos de salud estatales han informado sobre el uso generalizado de productos que contienen THC, o tetrahidrocannabinol, la sustancia psicoactiva del cannabis.

El jueves, funcionarios de salud de Nueva York revelaron que en su investigación habían encontrado “niveles muy altos” del acetato químico de vitamina E en casi todos los productos de vapeo que contenían cannabis que fueron analizados.

“El acetato de vitamina E es ahora un foco clave de la investigación del departamento respecto a las posibles causas de enfermedades pulmonares asociadas con el vapeo”, dijo el estado en el comunicado. El Departamento de Salud agregó que se sospecha que muchos de los productos relacionados con el brote “son falsificaciones de productos de vaporización recreativa que contienen cannabis”.

¿Cómo funcionan los cigarrillos electrónicos?

El cigarrillo electrónico (también conocido como vaporizador, vapeador o su nombre en inglés e-cigarette), consta de un recipiente en forma de cigarrillo o similar, una batería interior para generar calor y una carga con una solución líquida que al calentarse produce un vapor que vehiculiza diferentes sustancias para ser inhaladas (vapear).

 La solución líquida está compuesta por nicotina, saborizantes y otros productos químicos, que al calentarse no solo generan aerosoles de nicotina sino otros productos químicos que resultan tóxicos (carcinógenos) para la salud.

Existen diferentes tipos de cigarrillos electrónicos. Pero muchas personas usan el Juul. Este cigarrillo electrónico parece una unidad flash y se puede cargar en el puerto USB de las computadoras.

Como genera menos humo que los otros cigarrillos electrónicos, algunos adolescentes lo usan para vapear en el hogar y en la escuela.

Los niveles de nicotina del Juul son similares a los de los cigarrillos.

Por otra parte, del análisis de diferentes estudios se observa que los dispositivos electrónicos de liberación de nicotina permiten también la inhalación de otras sustancias (saborizantes, cocaína, drogas sintéticas y derivados de cannabis, entre otras) que, además del poder adictivo, suman nuevas toxicidades potenciales.