Health

Investigadores de Harvard defienden el uso de mascarillas N95

Expertos en salud de Harvard defienden el uso de mascarillas N95 para frenar la propagación del COVID-19 en los EE.UU.

Mascarillas N95 podrían acabar con la pandemia

De acuerdo a los reportes de FOX News, Joseph G. Allen, director del programa de Edificios Saludables de la Universidad de Harvard, escribió un artículo de opinión en el Washington Post y señaló que “no hay ninguna razón para que ningún trabajador esencial -y, en realidad, todos los habitantes del país- carezcan de mascarillas que filtren al 95%”.

En los primeros días de la pandemia, era aceptable decir que cualquier mascarilla de tela servía. Una típica mascarilla de tela, según los informes, puede capturar la mitad de los aerosoles respiratorios que salen de nuestra boca cuando hablamos, cantamos o simplemente respiramos, indica el experto.

Una mascarilla de tela ajustada puede llegar al 60 o 70 por ciento, y una mascarilla quirúrgica azul puede llegar al 70 u 80 por ciento, detalla Allen en su artículo.

Sin embargo, de acuerdo a lo que el investigador escribió, si dos personas llevaran los N95 se produciría una “reducción superior al 99% de la exposición”.

Apenas un día antes de las recomendaciones, el Dr. Anthony Fauci, el mayor experto en enfermedades de EE.UU., indicó en una entrevista que llevar dos mascarillas de tela “probablemente” ofrece más protección al usuario.

Así que si tienes una cobertura física con una capa, te pones otra capa, es de sentido común que probablemente sea más eficaz. Esa es la razón por la que se ve a la gente con doble máscara o haciendo una versión de un N95″.

Te puede interesar: Usar dos mascarillas es mejor que usar una, estudio

La demanda crece, pero el suministro de mascarillas sigue estancado

Investigadores de Harvard defienden el uso de mascarillas N95

Aunque los expertos recomiendan el uso de estas mascarillas, la realidad es que aún la demanda es tan alta, que no hay suficientes mascarillas médicas para todos.

En la actualidad, la mayoría de los consumidores siguen sin poder comprar las mascarillas N95, detalla el portal NPR, porque el suministro disponible para los minoristas sigue siendo muy limitado.

Según informa el medio, incluso a los trabajadores de los hospitales se les sigue pidiendo que racionen y reutilicen sus suministros de N95.

Y en el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se recomienda que “las mascarillas N-95 no deben ser utilizadas [por el público en general] porque deben conservarse para el personal sanitario”.

La administración Biden ha invocado la Ley de Producción de Defensa para dar prioridad a la producción de N95 y otros suministros médicos. Pero incluso con estas medidas, los hospitales estadounidenses siguen preocupados por el suministro.

Lee aquí: Mascarillas N95 podrían acabar con la pandemia

Las medidas de seguridad han adquirido una nueva urgencia en las últimas semanas, a medida que aumentan las nuevas infecciones, las hospitalizaciones y las muertes en EE.UU., y las variantes del virus potencialmente más transmisibles se extienden por todo el mundo.

Con casi 80.000 muertes en los primeros días del 2021, enero se ha convertido en el mes más mortífero de la pandemia en los EE.UU., y en esta nueva fase, algunos gobiernos empiezan a implementar una oleada de órdenes de permanencia en casa, cierres y restricciones de viaje, importantes primeros pasos para frenar el contagio.

Los especialistas en prevención de infecciones afirman que las estrategias conocidas para frenar la propagación deberían seguir funcionando contra las nuevas variantes, y deberían ser aplicadas con mayor ahínco que antes.

Las vacunas se están distribuyendo, pero lentamente, y el acceso estará limitado principalmente a los grupos de alta prioridad durante algún tiempo.

mascarillas

El presidente Biden señaló el martes que las mascarillas son “la mejor defensa contra el COVID-19” en los próximos meses, mientras su administración adquiere un suministro suficiente de vacunas para inocular a la mayoría de los estadounidenses.

Uno de los objetivos principales de la nueva administración, es el uso obligatorio de las mascarillas por un periodo de 100 días como mecanismo para evitar el contagio del coronavirus.

Te puede interesar: Mascarillas con stickers podrían detectar la COVID-19