Health

Hospital ofrece $ 500 a trabajadores para que se vacunen

Un Hospital en Texas ofrece a los trabajadores un “bono” de $500 para que se vacunen contra la COVID-19.

Inician ensayos de la fase 3 de la vacuna de Novavax

Los empleados del Houston Methodist, el tercer sistema hospitalario más grande del estado con 26.000 empleados, están recibiendo un “jugoso bono” como agradecimiento por el duro trabajo realizado durante la crisis del coronavirus, según reporta CNN.

Los criterios de elegibilidad incluirán la vacunación contra el COVID-19, cumpliendo con nuestra obligación como trabajadores de la salud de liderar la comunidad”, escribió el presidente del hospital, Marc Boom, en un correo electrónico.

“Este bono es un agradecimiento por su perseverancia a lo largo de un difícil 2020, así como algo para esperar, para proporcionar esperanza, durante el próximo par de meses desafiantes”.

En el comunicado añadió que aunque las vacunas no son actualmente obligatorias para los trabajadores del hospital, eventualmente lo serán.

En el hospital de Texas, el 55 por ciento de los trabajadores han sido vacunados desde que comenzó a administrar las inyecciones el 15 de diciembre, indicó un representante del hospital al medio.

Según detalla el portal, en noviembre, los trabajadores del hospital también recibieron un bono de $500 por su trabajo durante la pandemia.

Hospitales lucha por administrar las vacunas

Los trabajadores de primera línea de los hospitales en todo Estados Unidos, han sido los grandes beneficiados en la masiva jornada de vacunación, pero a su vez deben lidiar con el engorroso proceso de administrar a tiempo todas las dosis distribuidas.

El pasado lunes, el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, anunció que los hospitales del estado podrían enfrentar multas de hasta 100 mil dólares si no agilizan en una semana el proceso de vacunación contra el covid-19.

Te puede interesar: Hospitales de New York enfrentarán multas por no agilizar procesos de vacunación

Moderna aumenta producción de su vacuna en un 20%

Pero la presión sobre los centros de salud no ha sido el arma más eficaz para incrementar las vacunaciones. Algunos deben lidiar con fallos en los equipos destinados para el almacenamiento de las vacunas.

Un hospital de California tuvo que correr para vacunar a cientos de personas contra la COVID-19 después de que un congelador que guardaba las dosis se averió, detalló The New York Post.

La falla de energía fue descubierta en un congelador que contenía 830 dosis de Moderna alrededor de las 11:35 a.m. del pasado lunes en el Centro Médico Adventista de Salud del Valle de Ukiah, reportaron Los Angeles Times y CBS News.

La vacuna ya había comenzado a descongelarse porque la alarma que debía alertar sobre cualquier corte tampoco funcionaba, llevando a los trabajadores del hospital a una extraordinaria carrera para salvar las dosis que podrían salvar miles de vidas.

El personal médico estimó que probablemente tenían alrededor de dos horas para distribuir las dosis antes de que fueran inútiles, informó el periódico.

Por lo cual, el personal estuvo de acuerdo en que debían ignorar las directrices del estado sobre quiénes debían tener prioridad para la vacuna si esto significaba usar todas las dosis.

Algunos de los frascos se enviaron al condado y a un asilo cercano para ser administrados, pero se dejaron alrededor de 600, detalló el periódico.

Según los informes, el hospital primero pidió a todos los profesionales médicos disponibles que se presentaran en uno de los cuatro sitios para administrar las vacunas o controlar a los que las recibían.

El centro de salud alertó a los empleados por medio de un mensaje de texto que cualquiera que se presentara en los sitios podría recibir la vacuna. “Sólo queríamos asegurarnos de que nada de esto se desperdiciara”, indicó uno de los funcionarios al portal.

El cargamento se distribuyó completamente en dos horas, obligando a los empleados a rechazar a unas 120 personas cuando se agotaron.

Lee aquí: New York aplicará un millón de vacunas en enero