Health

¿Hizo Joaquín Phoenix la dieta de la manzana para interpretar al Joker?

video

Para interpretar su papel del Joker, el actor Joaquín Phoenix perdió 23 kilos, algunos medios serios; redes sociales; algún interesado gurú de las dietas exprés ha dicho que lo ha hecho siguiendo la dieta de la manzana.

La información fue rápidamente desmentida por el propio actor al conocer la peligrosa información que se estaba divulgando.

Pues vivimos en una sociedad donde las dietas milagro y los productos adelgazantes se han convertido en una obsesión, donde mucha gente tomó por cierta estas dietas exprés sin analizar las consecuencias. 

Régimen supervisado

“No me alimentaba solo con una manzana al día. También tomaba, entre otras cosas, lechuga y judías verdes al vapor…”, explicó el actor a Access.

Phoenix, que estuvo cuatro meses a dieta para perder los 23 kilos, aseguró a la publicación estadounidense que siempre estuvo bajo supervisión médica:

“Trabajé con un médico de confianza que me orientaba y se encargaba de controlar todo el proceso”.

Pérdida del control e introspección

El actor reconoce que limitar tanto su alimentación hizo que durante los meses de rodaje tuviera la sensación de que perdía el control de sus actos.

 “Comer poco me afectó psicológicamente. Uno empieza a enloquecer cuando pierde esa cantidad de peso en tan poco tiempo”, ha confesado Phoenix. 

El actor tuvo que luchar contra su pasión por los pretzels (bollo de pan de origen alemán), durante todo el rodaje.

“Todd Phillips [director de Joker] traía continuamente pretzels, que me encantan, al plató y su oficina estaba llena de ellos. Le encantan y los llevaba para el resto de la gente. Fue realmente duro tener que contener las ganas de comérmelos”, confesó Phoenix, que al principio imaginaba a su Joker como un individuo más fuerte y tuvo sus reservas a la hora de perder tanto peso.

Viviendo en el personaje

Con lo que no contaba era con que estar sometido a una dieta extrema terminaría ayudándole con el papel.

“Al estar tan delgado sentí que era capaz de mover mi cuerpo de maneras que nunca había podido. Y creo que eso realmente aportó personalidad al personaje”, declaró en la entrevista a Access.

“Había previsto que con la pérdida de peso sentiría insatisfacción, hambre, debilidad y una especie de vulnerabilidad. Pero no pensé en la sensación de fluidez a la que llegué”.

Joaquin Phoenix pasó ocho meses creando a Arthur Fleck, y para ello no solo tuvo que adelgazar (al cuarto mes se puso a dieta).

Phoenix estudió diferentes trastornos de la personalidad y practicó la característica risa del Joker una y otra vez. “Las cosas no fueron más fáciles cuando llegué al peso que me había marcado.

Me obsesionaba engordar apenas unos gramos. Es cierto que al final desarrollas una especie de trastorno. Quiero decir, es una locura”, declaró a Associated Press.

Sacrificio remunerado

Con unos 234 millones de dólares de taquilla en todo el mundo durante su fin de semana de estreno. La tan espera película “Joker” rompió récord de taquilla.

Ahora todas las quinielas apuntan a que, una vez más, una transformación física se convertirá en el trampolín definitivo en la carrera hacia el Oscar.

Controvertido, pero taquillero así fue el estreno del Joker en la gran pantalla

Ocurrió en 2010 con Christian Bale, que se hizo con la estatuilla después de perder 20 kilos para interpretar al exboxeador Dicky Eklund en The Fighter.

En 2004, cuando Charlize Theron engordó 14 kilos y se afeó el rostro para meterse en la piel de la protagonista de Monster; o en 2014, cuando Matthew McConaughey ganó el Oscar a mejor actor después de perder 20 kilos para meterse en la piel del protagonista de Dallas Buyers Club.