Health

Investigadores hallan lote de nuevos coronavirus en murciélagos

Los investigadores encontraron un nuevo coronavirus que podría ser el “más cercano” genéticamente al covid-19.

Investigadores hallan lote de nuevos coronavirus en murciélagos

Un grupo de investigadores chinos hallaron en la pequeña región de la provincia de Yunnan, en el suroeste de China, un lote de nuevos coronavirus en murciélagos, así lo informaron este jueves 10 de junio.

Según este hallazgo, lo investigadores evidenciaron cuántos coronavirus se desarrollan en los murciélagos y cuántos cumplen con las características para propagarse a las personas.

El investigador de la Universidad de Shandong, Weifeng Shi, en compañía de sus colegas, recolectaron muestras de pequeños murciélagos que vivían en el bosque entre mayo de 2019 y noviembre de 2020. Los investigadores analizaron la orina y las heces de los murciélagos.

“En total, reunimos 24 genomas de coronavirus nuevos de diferentes especies de murciélagos, incluidos cuatro coronavirus similares al SARS-CoV-2”, escribieron los investigadores en un informe que fue publicado en la revista Cell.

En sus hallazgos, los científicos identificaron una especie de coronavirus “muy similar” al que generó la pandemia del covid-19. Esta sería la cepa más cercana al SARS-CoV-2 excepto por las diferencias genéticas en la proteína pico del virus.

“Junto con el virus relacionado con el SARS-CoV-2 recolectado en Tailandia en junio de 2020, estos resultados demuestran claramente que los virus estrechamente relacionados con el SARS-CoV-2 continúan circulando en las poblaciones de murciélagos, y en algunas regiones pueden presentarse con una frecuencia relativamente alta”, detallaron en su informe.

coronavirus

Los investigadores indicaron que están buscando todavía de dónde provino el SARS-CoV-2. El murciélago sigue siendo una fuente probable de transmisión del virus a las personas. De acuerdo a las investigaciones recientes, existe la posibilidad de que el virus haya infectado a un animal intermediario.

En los antecedentes recientes, el virus del SARS que ocasionó un brote epidémico en los años 2002 y 2004 fue rastreado hasta un animal llamado gato algalia.

“Los murciélagos son reservorios bien conocidos de una variedad de virus que causan enfermedades graves en los seres humanos y se han asociado con la propagación del virus Hendra, el virus de Marburg, el virus del Ébola y, sobre todo, los coronavirus. Aparte de los murciélagos y los seres humanos, los coronavirus pueden infectar una amplia gama de animales domésticos y salvajes, incluidos cerdos, ganado, ratones, gatos, perros, gallinas, ciervos y erizos”, agregaron los científicos chinos en su informe.

En el año 2017, un grupo de investigadores que tomó muestras de una cueva en Yunnan encontraron virus muy cercanos genéticamente al virus del SARS en murciélagos herradura.

“Nuestro estudio destaca la notable diversidad de coronavirus de murciélago a escala local, incluidos los parientes cercanos tanto del SARS-CoV-2 como del SARS-CoV”.

Estas especies de murciélagos halladas son muy comunes en la parte del sudeste de Asia, incluido el suroeste de China, Vietnam y Laos.

El estudio completo lo puede leer aquí.

La controversia sobre el origen del coronavirus

A pesar que, un nuevo estudio realizado entre la OMS y China afirmó que la aparición del coronavirus se debe en gran parte a una transmisión animal, todavía existen ciertas dudas en la comunidad científica sobre el hallazgo del SARS-CoV-2.

El equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso que se siguiera investigando en todas las áreas, excepto en la supuesta “fuga de laboratorio”, ya que existían varias razones para descartar tal posibilidad, una teoría especulativa que fue sugerida y promovida por el ex presidente Trump, entre otros.

El descubrimiento de los orígenes del virus podría ayudar a los científicos a prevenir futuras pandemias, pero también es extremadamente delicado, ya que China rechaza cualquier sugerencia de que sea la culpable de la actual.

El borrador del informe no es concluyente sobre si el brote comenzó en un mercado de marisco de Wuhan que tuvo uno de los primeros grupos de casos en diciembre de 2019.

Una investigación publicada el año pasado en la revista Lancet sugirió que el mercado podría haber servido simplemente para propagar más la enfermedad en lugar de ser su origen, señala CBS.

De acuerdo a la investigación de AP, el mercado fue uno de los primeros sospechosos porque algunos puestos vendían una gama de animales inusuales – y algunos se preguntaron si habían traído el nuevo coronavirus a Wuhan.

El informe señalaba que en el mercado se vendían productos animales -desde ratas de bambú hasta ciervos, a menudo congelados-, así como cocodrilos vivos.

con información de CNN.

También puedes leer: Hallan nuevo coronavirus similar al covid-19 en Reino Unido