Health

Expertos cambian orientaciones para el uso de la aspirina

Las personas de 60 años o más no deberían tomar una dosis baja de aspirina a diario para prevenir un primer ataque al corazón, según una recomendación del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos.

Expertos cambian orientaciones para el uso de la aspirina

Aunque desde hace mucho tiempo se recomienda tomar una dosis baja de aspirina para la salud del corazón, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU., cambió la tradicional recomendación.

El panel de expertos publicó un proyecto de recomendación actualizado que dice que la mayoría de los adultos no deberían tomar aspirina para prevenir los primeros ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

La guía anterior (que no se refería a los menores de 50 años), recomendaba una dosis baja de aspirina diaria para las personas mayores de 50 años que tuvieran un mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, y que no tuvieran un mayor riesgo de hemorragia.

Pero las directrices actualizadas ahora recomiendan que los adultos de 40 y 50 años solo tomen aspirina como medida preventiva si sus médicos determinan que tienen un mayor riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

El borrador de las recomendaciones no se aplica a las personas que ya han sufrido ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Los estudios más recientes en los que se basaron las últimas recomendaciones del grupo de trabajo concluyeron que, para la mayoría de las personas sanas, el riesgo de hemorragia causado por la aspirina supera los beneficios de la prevención de coágulos.

La aspirina solo tiene un beneficio si alguien tiene un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. No deberían empezar a tomarla solo porque hayan llegado a cierta edad”, señaló también el Dr. Chien-Wen Tseng, profesor de medicina familiar de la Facultad de Medicina John H. Burns de la Universidad de Hawai.

“El estilo de vida es la principal forma de prevenir las enfermedades cardíacas. Incluso para las personas cuyos beneficios superan el riesgo, la toma de aspirina debe estar por encima de todo lo demás, como la buena nutrición, el ejercicio, el cuidado del estrés y dejar de fumar”, dijo Tseng.

Las recomendaciones coinciden con las indicaciones dadas por la Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Cardiología. En 2019 afirmaron que las personas de 70 años o más no deberían tomar aspirina diaria para prevenir infartos porque el riesgo de sangrado gastrointestinal era alto en relación con el beneficio de la aspirina.

Según las nuevas recomendaciones, el beneficio de la aspirina diaria en dosis bajas es pequeño para la mayoría de las personas de 40 a 59 años, mientras que el riesgo de problemas de hemorragia es mayor.

Expertos cambian orientaciones para el uso de la aspirina

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en EE.UU., y según los datos más recientes disponibles, 29 millones de adultos en el país toman aspirina a diario para prevenir las enfermedades del corazón aunque no tengan antecedentes.

La aspirina actúa como anticoagulante, lo que significa que ayuda a evitar la formación de coágulos. Un coágulo que interrumpe el flujo sanguíneo al corazón provoca un ataque cardíaco; uno que interrumpe el flujo sanguíneo al cerebro causa un accidente cerebrovascular.

La idea que subyace a la toma diaria de una dosis baja de aspirina es reducir el riesgo de que se formen esos coágulos, lo que disminuye el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un ictus.

Pero el mismo mecanismo que permite a la aspirina evitar la formación de coágulos también puede aumentar el riesgo de hemorragia de una persona, ya que impide que la sangre se coagule en el lugar de una herida.

Las personas mayores de 60 años no deberían tomar aspirina a diario para prevenir los primeros infartos de miocardio o los accidentes cerebrovasculares, porque las personas mayores ya tienen un mayor riesgo de hemorragia. En su lugar, deberían hablar con sus médicos sobre otras estrategias de prevención.

Fuente NBC News.

También puedes leer: Consumidores de cannabis son más propensos a sufrir infartos