Health

Sin precedentes: covid-19 deja 5 millones de muertos en el mundo

La pandemia del covid-19 sigue dejando víctimas alrededor del mundo.

Sin precedentes: covid-19 deja 5 millones de muertos en el mundo

Para este lunes 1 de noviembre, la cifra de muertos por covid-19 en todo el mundo superó los cinco millones en menos de dos años que comenzó la crisis de salud.

La pandemia del covid-19 no solo ha afectado a los países pobres, también ha impactado directamente aquellos países ricos con un sistema de salud pública de calidad.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Brasil y la Unión Europea, países con ingresos altos y medianos altos, representan una octava parte de la población mundial, pero cerca de la mitad de todas las muertes por covid-19 reportadas en el mundo.

Nada más Estados Unidos ha reportado un total de 740.000 muertes por covid-19, siendo el país con la tasa de mortalidad más alta por la enfermedad.

“Este es un momento decisivo en nuestra vida ¿Qué tenemos que hacer para protegernos y no llegar a otros 5 millones?”, señaló el doctor Albert Ko, especialista en enfermedades infecciosas de la Escuela de Salud Pública de Yale.

“Cuando sacamos nuestros microscopios, vemos que dentro de los países, los más vulnerables son los que más han sufrido”, dijo Ko.

El número de muertos, contado por la Universidad Johns Hopkins, es aproximadamente igual a las poblaciones de Los Ángeles y San Francisco juntas.

La cifra de fallecidos por covid-19 en el mundo compite con la cantidad de personas muertas en batallas entre naciones desde 1950, según estimaciones del Instituto de Investigación para la Paz de Oslo.

A nivel mundial, el COVID-19 es ahora la tercera causa principal de muerte, después de las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares.

Los puntos calientes del covid-19 han cambiado durante los 22 meses desde que comenzó el brote en Wuhan, China, haciendo que diferentes lugares del mapa mundial se vuelvan rojos.

Ahora, el virus está golpeando a Rusia, Ucrania y otras partes de Europa del Este, especialmente donde los rumores, la desinformación y la desconfianza en el gobierno han obstaculizado los esfuerzos de vacunación.

En Ucrania, por ejemplo, a pesar de tener un sistema de salud óptimo y ser un país desarrollado, solo el 17% de la población adulta está completamente vacunada.

“Lo que es singularmente diferente acerca de esta pandemia es que golpeó con más fuerza a los países de altos recursos”, dijo el doctor Wafaa El-Sadr, director de ICAP, un centro de salud global de la Universidad de Columbia.

“Las naciones más ricas con una mayor esperanza de vida tienen una mayor proporción de personas mayores, sobrevivientes de cáncer y residentes de hogares de ancianos, todos los cuales son especialmente vulnerables al COVID-19”, agregó el doctor El-Sadr.

covid-19

Mientras que, los países más pobres tienden a tener una mayor proporción de niños, adolescentes y adultos jóvenes, que tienen menos probabilidades de enfermarse gravemente por el coronavirus.

La pandemia del covid-19, además, ha dejado al descubierto la disparidad que existe en el sistema de salud de muchos países, donde las personas más vulnerables no tienen acceso a una protección de salud digna.

En Estados Unidos, el covid-19 cobró la vida de miles de personas negras e hispanas, siendo esta una de la población más vulnerable frente al virus.

La población negra y latina de Estados Unidos tienen más probabilidades de vivir en la pobreza y menos acceso a la atención médica de calidad.

Al otro lado del mundo, en África, la situación del covid-19 sigue siendo precaria, aunque poco se hable del continente. El continente africano es la región menos vacunada del mundo, con solo el 5% de la población de 1.300 millones de personas.

La riqueza también ha jugado un papel en la campaña mundial de vacunación, con los países ricos acusados ​​de bloquear los suministros. Estados Unidos y otros países ya están administrando inyecciones de refuerzo en un momento en que millones en África no han recibido una sola dosis.

Antonio Guterrez, secretario general de la ONU, dijo: “Estamos fallando a gran parte del mundo. Mientras que los países ricos están lanzando terceras dosis de la vacuna COVID-19, solo alrededor del cinco por ciento de las personas en África están completamente vacunadas. Esto es una vergüenza mundial”.

El representante de la ONU renovó su llamado a los líderes mundiales para que respalden plenamente una iniciativa que lanzó con la Organización Mundial de la Salud “para que las vacunas lleguen a los brazos del 40% de las personas en todos los países para fines de este año y del 70 por ciento para mediados de 2022”.

También puedes leer: EE.UU. autoriza la primera vacuna COVID para niños