Life Style

Puertorriqueña lucha para combatir la pobreza menstrual

Una joven emprendedora puertorriqueña ha emprendido una lucha para combatir la pobreza menstrual.

Puertorriqueña lucha para combatir la pobreza menstrual

La pobreza menstrual es un término que se ha utilizado mucho en los últimos años, especialmente en países de Latinoamérica como Venezuela, Colombia, México, Colombia.

La falta de acceso a productos como toallas sanitarias o tampones, se conoce como pobreza menstrual. Y aunque es un término que no se ha escuchando mucho en Puerto Rico, no significa que no exista, afirma Alondra Toledo, emprendedora social.

Muchas mujeres en el mundo atraviesan la situación, incluyendo las que viven en Puerto Rico. En Venezuela, por ejemplo, las mujeres que viven en zonas vulnerables y de escasos recursos no tienen acceso a estos productos esenciales como las toallas sanitarias o tampones por el alto costo de los mismos.

“La pobreza menstrual se divide en dos partes: cuando las mujeres tienen dificultad a acceder a productos menstruales porque no tienen la capacidad económica, como también la falta de educación menstrual”, dijo para Noticel, la emprendedora social puertorriqueña, Alondra Toledo.

Según datos de la American Medical Women’s Association, una de cada cinco niñas en Estados Unidos, incluyendo Puerto Rico, no acuden a clases al no tener acceso a los productos esenciales para la menstruación.

Los datos de la organización demuestran que la pobreza menstrual se ha convertido en un problema de salud pública que afecta a millones de mujeres en todo el mundo.

La joven emprendedora puertorriqueña, añade que una de las cosas que influye en la pobreza menstrual es la falta de apoyo por parte de las autoridades gubernamentales.

Puertorriqueña

La puertorriqueña añade que aquellas ayudas como las tarjetas de comida se limitan a ofrecer ayuda únicamente para la adquisición de alimentos, dejando atrás productos esenciales como lo son los de la menstruación.

“Más allá de personas deambulantes, hay personas que reciben ayudas del gobierno, pero en la tarjeta del PAN no cubre productos menstruales y no tienen acceso a ello”, agregó la puertorriqueña.

La American Medical Women’s Association indican que 25 millones de mujeres en Estados Unidos, incluyendo Puerto Rico sufren de pobreza menstrual.

“Aquí en Puerto Rico hay muchas mujeres que están bajo pobreza menstrual, pero no se habla porque es un tabú, y debemos comenzar a normalizarlo”, expresó la puertorriqueña.

La emprendedora ha creado un nuevo concepto en Puerto Rico para ayudar a combatir la pobreza menstrual. Se trata de Rame Cup, una red en línea de ventas de copas menstruales.

Toledo añadió que por cada venta de una copa menstrual, se le donará una copa a cada mujer que no pueda tener acceso a estos productos.

“La educación es lo más importante para erradicar la pobreza menstrual. Recuerda ayudar a la mujer que está al lado tuyo porque nunca sabemos quién está pasando por esta situación”, dijo Toledo.

La nueva iniciativa busca crear conciencia de cómo este problema ataca y afecta a decenas de mujeres en Puerto Rico y en el mundo. Además de crear herramientas para luchar y combatir la pobreza menstrual.

con información de Noticel.

También puedes leer: Vacuna covid-19 podría alterar ciclos menstruales