Life Style

Mercado inmobiliario mantendrá precios altos hasta 2023

Los costos del mercado inmobiliario estadounidense estarán altos por al menos un año más.

Mercado inmobiliario mantendrá precios altos hasta 2023

El aumento del precio de la vivienda en Estados Unidos se está enfriando, pero no tan rápido como les gustaría a los compradores, señaló la firma inmobiliaria Fannie Mae en su nuevo informe.

La firma espera que la inflación de viviendas año tras año solo alcance su promedio anterior al covid-19 a principios de 2023. Los precios en el mercado inmobiliario seguirán aumentando a un ritmo histórico durante el próximo año, según dijo Fannie Mae.

El crecimiento de los precios caerá por debajo de su promedio en 2023, pero el piso para los precios de las viviendas se establecerá permanentemente más alto, dijeron los economistas de Fannie Mae.

Si el aumento de los precios de las viviendas le impide comprar una casa en este año 2021, tendrá que esperar un año más para que el mercado inmobiliario en Estados Unidos logre estabilizarse.

El tercer trimestre de 2021 probablemente marcó el pico del aumento de precios del mercado inmobiliario, dijeron un grupo de economistas de Fannie Mae en su pronóstico de vivienda del mes de noviembre.

El equipo de expertos pronostica que la inflación interanual de las viviendas disminuirá alrededor de 16,6% en el cuarto trimestre desde el máximo del 18,6% en el trimestre que finalizó el pasado 30 de septiembre.

El tiempo de reutilización ha comenzado, pero el mercado inmobiliario tardará un tiempo en normalizarse, agregó el equipo.

mercado inmobiliario

La inflación de dos dígitos del precio de la vivienda en Estados Unidos permanecerá hasta mediados de 2022, según el pronóstico.

No será hasta 2023 cuando la inflación doméstica vuelva al ritmo del 5% que tenía el mercado inmobiliario antes de la llegada de la pandemia del covid-19. El informe, publicado el pasado 18 de noviembre, es el primero en proyectar la actividad del mercado inmobiliario estadounidense hasta fines de 2023.

La perspectiva de Fannie Mae presenta un panorama sombrío para los posibles compradores de vivienda. El año pasado fue lo suficientemente desafiante para el grupo de expertos, ya que las tasas hipotecarias bajas y el cambio al trabajo remoto estimularon una ola de movimientos en la era de la pandemia.

El inventario de viviendas se desplomó a mínimos históricos a medida que las ventas se disparaban, y aquellas personas que aún buscaban comprar una vivienda se vieron obligados a participar en frenéticas guerras de ofertas por las pocas viviendas que aún estaban disponibles.

El crecimiento mensual de los precios de las viviendas se ha moderado ligeramente, pero el ritmo interanual aún se encuentra en el nivel más alto en más de cuatro décadas.

El informe de noviembre revisa la construcción de viviendas a la baja al tiempo que eleva las expectativas de venta de viviendas para el año 2023. El informe concluyó que los estadounidenses todavía están adquiriendo casas a una velocidad vertiginosa, pero los constructores no han podido mantenerse al día debido a la crisis que generó la pandemia del covid-19 en el mercado inmobiliario. Esa combinación de factores dejará el crecimiento de los precios en máximos sofocantes a lo largo de 2022.

Los economistas de la firma Fannie Mae señalaron que tanto la escasez de mano de obra como la crisis de la oferta están impidiendo que la construcción se recupere.

Los cuellos de botella encarecieron los materiales clave como la madera durante gran parte del año y redujeron los márgenes de beneficio de los constructores. La escasez de trabajadores disponibles también ha obstaculizado la construcción de viviendas, ya que las empresas han luchado por volver a contratar. Con ambas tendencias ejerciendo presión sobre los constructores, los compradores se quedarán atascados luchando por una pequeña oferta de viviendas durante los próximos meses.

Fuente: Business Insider.

También puedes leer: New York: ventas de viviendas en Upper East Side se dispararon en noviembre