Life Style

Cómo dejar de llegar tarde y tener el hábito de la puntualidad

La puntualidad es una de las mayores cualidades de una persona, sobre todo, de un profesional, pues habla de compromiso, respeto y una buena capacidad de organizarse, cuando una persona llega temprano a cualquier cita indica que respeta el tiempo, no solo el suyo sino de la otra persona, pero además deja ver su responsabilidad para cumplir su palabra y organizar sus deberes.

Como muchas virtudes la puntualidad es un hábito que se puede cultivar y dejar de llegar tarde a todos lados. Si la impuntualidad está causando problemas en el trabajo o en sus relaciones interpersonales, lo primero que tienes que hacer es reconocer que tienes esta debilidad.

Lo primero es ser consciente acerca del tiempo, tanto el tuyo como el de los demás, adelantar el reloj puede ayudarle, pero a otras personas no les ayuda tanto, pues saben inconscientemente que su reloj tiene cinco minutos más. Otro de los principales hábitos para ser productivo es adelantar lo más que puedas la noche anterior, sobre todo si tendrás una reunión temprano. Llena tu tanque de gasolina, prepara tu desayuno, elige tu ropa.

 

Despiértate con la primera alarma

alarma despertador

¿Cuántas veces has llegado tarde porque te quedaste dormido? Uno de los mejores hábitos que podrás cultivar –y que te permitirán empezar el día con el pie derecho– es levantarte tan pronto suene tu despertador.

 

Lee aquí: Las mejores apps para lograr un equilibrio vida-trabajo exitoso

Llega 15 minutos antes

Prevé cualquier contratiempo. Para ello, haz el compromiso de llegar siempre 15 minutos antes de tu cita. Esto significa que, en muchos casos, llegarás antes que todos y tendrás mucho tiempo “libre”. Pero tendrás una recompensa mucho mayor: no te estresarás en el camino, podrás acomodarte con calma y la gente reconocerá tu esfuerzo.

Aprovecha la tecnología

Las herramientas digitales pueden convertirse en tus grandes aliadas a la hora de organizar tus tareas. Descarga una que te permita hacer listas de pendientes y establecer recordatorios, y que se sincronice con todos tus dispositivos móviles.

Para evitar llegar tarde a sus juntas, establezca dos alarmas: una para cuando sea momento de alistarte para salir, y otra para cuando tenga que estar cruzando la puerta. Si en verdad quiere cumplir con todo lo que tiene que hacer, un sonido para llegar, uno para salir.

Te puede interesar: Errores que cometemos durante las entrevistas de trabajo 

Isabel Cisneros