Life Style

La vida nada glamorosa de los Millennials que huyen de los altos costos de Nueva York

La vida nada glamorosa de los Millennials que huyen de los altos costos de Nueva York.

También los “millennials” que han hecho dinero huyen de los costos de vivir en la Gran Manzana.

Expertos advierten sobre desastre fiscal para el estado y la ciudad.

La calidad de vida se ha deteriorado dentro y fuera del Metro de NYC.

“Pagas mucho y recibes tan poco en Nueva York”, se lamenta Michael Monroe, quien acaba de mudarse de un apartamento de un dormitorio en Hell’s Kitchen a una casa de dos habitaciones en Silver Lake (Los Ángeles).

Te puede interesar: Millennials, una generación ansiosa

Aún los menores de 35 años que han triunfado en Nueva York están huyendo a un ritmo sin precedente de los precios exorbitantes de la ciudad y el estado más caros de EEUU, según un nuevo estudio.

Unos 4,867 personas menores de 35 años con ingresos brutos ajustados anuales de $100 mil dólares o más abandonaron Nueva York entre 2015 y 2016, según un análisis de los datos del IRS realizado por el portal SmartAsset. Y desde entonces los costos de vida en NY han aumentado aún más.

La mayoría de los “millennials” adinerados se dirigieron a dos estados de la costa oeste: California y Washington: 3,597 y 1,920 personas, respectivamente. Texas, Colorado y Florida completaron los cinco principales destinos.

El estudio no investigó las motivaciones, ni hizo un seguimiento de dónde, específicamente, terminaron viviendo los ex neoyorquinos desde 2015-16.

La próspera industria de la tecnología de la costa oeste está sin duda atrayendo a los talentosos técnicos de NYC, según Levi Sanchez, fundador de la firma de planificación financiera “Millennial Wealth”, con sede en Seattle.

“Muchas de las grandes empresas de tecnología están aquí ahora, por lo que sería parte de la fuerza motriz”, dijo Sánchez.

Y los trabajadores pueden mantener una mayor proporción de sus ganancias que en Nueva York, donde enfrentan impuestos estatales y locales, además de los federales.

“El estado de Washington no tiene impuesto sobre la renta, lo que para Nueva York es una gran diferencia”, destacó Sánchez. “Y tampoco hay impuesto sobre la renta en Seattle”.

Los observadores fiscales advierten que la huida de neoyorquinos ricos podría significar un desastre para el estado, porque aportan la mayor parte de los ingresos fiscales.

La oficina del gobernador Andrew Cuomo argumentó que los datos son antiguos y “no mencionan que los impuestos del estado de Nueva York se han reducido de manera general, los impuestos a la propiedad han sido limitados permanentemente [y] los empleos del sector privado están rondando el nivel más alto”.

Te puede interesar: Los bares millennials totalmente libres de alcohol