Gastronomy

Restaurante de New York ofrece unas papas fritas de 200 dólares

Un restaurante en New York City ha presentado a sus comensales las papas fritas más caras del mundo.

Restaurante de New York ofrece unas papas fritas de 200 dólares
Imagen Instagram Serendipity 3

El restaurante Serendipity 3 ya ostenta los récords mundiales de la hamburguesa más cara (295 dólares) y del helado más caro (1.000 dólares), pero este plato estaría incompleto sino fuera por las papas fritas más caras del mundo: tan solo 200 dólares. Desde el pasado 13 de julio el Guinness World Records les dio el calificativo oficial.

Denominado “Crème de la Crème Pommes Frites” el plato comienza como patatas Chipperbec. Se escaldan en vinagre y champán. Luego se fríen en grasa de ganso pura, no en aceite, y no una sino dos veces, para que queden crujientes por fuera y esponjosas por dentro, detalla la reseña de CNN.

El secreto de estas exóticas papas fritas, es que están espolvoreadas con oro comestible y aderezadas con sal y aceite de trufa, se sirven en un plato de cristal con una orquídea, trufas en rodajas finas y una salsa de queso Mornay. La salsa también está impregnada de trufas, una seta rara de temporada.

Según el chef ejecutivo de la empresa, Frederick Schoen-Kiewert, “la trufa es la estrella principal”.

Serendipity, al igual que muchos restaurantes, cerró sus puertas durante la pandemia, lo que obligó a Calderone y Schoen-Kiewert en una elegante forma de anunciar su regreso.

“Ha sido un año y medio duro para todos, y ahora tenemos que divertirnos”, dijo Calderone.

Y a pesar de ser las papas fritas más caras del mundo, ya hay una lista de espera de ocho a diez semanas para probarlas.

Nuevos retos para los restaurantes

Restaurant

Como no todos los restaurantes de la Gran Manzana pueden presentar platos tan exquisitos como las papas fritas más caras del mundo, muchos deberán ajustarse a los nuevos requisitos de la ciudad.

La ciudad de Nueva York se convertirá en la primera gran urbe de EE.UU. en imponer un requisito de vacunación para comer en interiores, dejando a los operadores de restaurantes de los cinco distritos con una serie de nuevos retos que afrontar.

Debido al aumento de los nuevos casos de Covid-19 relacionados con la variante delta, la ciudad está exigiendo una prueba de al menos una dosis de la vacuna para una serie de actividades en interiores, incluidos los restaurantes, los gimnasios y la asistencia a espectáculos.

Los empleados de esos locales también están obligados a vacunarse. Tras unas semanas de transición, está previsto que la aplicación comience el 13 de septiembre.

A medida que llegan más mandatos de vacunación por parte de las localidades y de los propios restaurantes, OpenTable, de Booking Holdings, ha puesto en marcha una función que permite a los restaurantes mostrar a los clientes sus requisitos de vacunación contra el virus Covid. El servicio de reservas también tiene previsto publicar una lista nacional de restaurantes que exigen una prueba de vacunación.

Inevitablemente, el mandato de Nueva York tendrá una curva de aprendizaje. Pero los restaurantes también están esperando una orientación más detallada de los funcionarios de la ciudad, como la cantidad de información que deben recopilar y registrar de los clientes.

La mano de obra ha sido un reto constante para el sector, que necesita todos los trabajadores que pueda conseguir. Los restaurantes han recurrido a la subida de salarios y a la oferta de primas de retención para atraer a nuevos trabajadores, pero la tasa de desempleo de los locales de comida y bebida seguía siendo del 8,4% en todo el país en julio, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

Los operadores de restaurantes también verán algunos beneficios del mandato de vacunación, además de frenar la marea de nuevos casos de Covid. Por un lado, podría limitar el número de trabajadores que se declaran enfermos porque han dado positivo a COVID-19.

Fuente CNN y CNBC

Te puede interesar: Alerta: Delta representa el 90% de casos en New York City