Gastronomy

La dieta sostenible: cuando los alimentos ecológicos se apoderan de tu mesa

Las tendencias gastronómicas no paran de sorprendernos. Y aunque la Clean Eating, o dieta sostenible no es tan nueva como muchos creerán, es una iniciativa que vuelve a causar sensación hoy en día.

Los pros y los contras de la famosa dieta Keto

La dieta sostenible busca una alimentación vinculada únicamente a alimentos sin procesar y de origen ecológico, nada complicado a simple vista, ya que el objetivo es consumir alimentos 100% naturales y sin elaboración industrial.

Y no solo se trata de evitar estos alimentos extremadamente procesados, también nos permite buscar elaboraciones más sencillas; y por ende mucho más saludables

La mejor parte, es que no solo notarás una mejoría en tu salud, sino que también es una fantástica forma de colaborar con el medio ambiente.

Al consumir verduras y frutas ecológicas producidas localmente, se logra reducir el consumo de productos procesados.

dieta sostenible

Para poder ofrecer suficientes alimentos a las generaciones venideras, además de reducir lo más posible el impacto ambiental, es necesario adoptar un modelo de producción de alimentos más sostenibles.

¿Qué alimentos están prohibidos?

Todo lo que lleve una elaboración industrial queda completamente descartado. Así que despídete de los cereales procesados, el pan blanco, la pasta no artesanal y los embutidos.

Reduce al máximo tu consumo de carne y lácteos.

Comida típica estadounidense- Son verdaderamente saludables las hamburguesas veganas

Si no puedes suprimirlo hazte a la idea de que la carne no debería de ser el plato principal sino la guarnición.

Hay numerosas y saludables formas de obtener proteína de origen vegetal como las legumbres y los frutos secos.

Los productos procesados siempre están ligados a la utilización de envases como plásticos, bandejas o envoltorios.

Por ejemplo, resulta más beneficioso comprar tomates y hacerse la salsa, o comprar las naranjas y hacerse el zumo, ya que no sólo se evitan elementos añadidos (como azúcar), sino que se evita al planeta gasto energético y residuos.

dieta sostenible

Además, contienen gran cantidad de grasas de pésima calidad, y un exceso de azúcar y sal. Por todo ello, es mejor que tus platos sean sencillos y de origen vegetal.

Múltiples beneficios para tu cuerpo y para el planeta

Cómo influye tu respiración en tu cuerpo y mente

La dieta sostenible es muy útil para prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad. Porque cuando no introducimos en nuestra alimentación ningún producto con ingredientes artificiales, azúcares y carbohidratos refinados, estamos reduciendo drásticamente los ingredientes “ocultos” de la alimentación industrial.

Si optas por conservas naturales de alimentos, como desecación o conservación, se conservan las propiedades nutritivas sin apenas gasto energético.

Mantener una dieta equilibrada es mucho más fácil y accesible cuando entra el juego el clean eating. Esta dieta nos libra de esos añadidos que generan adicción y resultan ser altamente calóricos, que finalmente dificultan nuestra digestión.

Por ello reducir de forma voluntaria el consumo de productos de origen animal y sustituirlos por alternativas vegetales, cuya huella ecológica es menor, son medidas que, pese a ser modestas, tienen grandes repercusiones en el impacto ambiental.

Productos cercanos y de temporada

Si quieres que tu dieta sea sostenible, es muy importante que los productos que adquieras sean de tu localidad y de consumo ecológico. Así mismo, es de gran importancia que elijas alimentos de temporada. Este gesto minimiza la huella de carbono en los alimentos.

dieta sostenible

Comprar alimentos cultivados a nivel local puede parecer una opción sostenible, pero sólo si los productos en cuestión son de temporada.

Este tipo de alimentos siempre tienen mayor sabor y mejor aroma. También las propiedades nutritivas son mayores aportando más salud a tu dieta.

Por ejemplo, a la hora de elegir carne, opta por la carne ecológica, que implica que la cría del animal ha sido al aire libre, alimentándose básicamente de pastos y agua del entorno, y sin forzar su crecimiento para el consumo humano.

dieta sostenible

Una dieta basada en plantas que hayan sido cultivadas de manera orgánica y que tengan su punto justo de maduración al llegar a tu plato, es lo mejor que puedes hacer por tu salud.

Cuantas más personas apuesten por este tipo de consumo y alimentación, más posibilidades tendremos de que los recursos naturales se puedan regenerar.

También puedes leer: Los pros y los contras de la famosa dieta Keto