Gastronomy

El contenido oculto y peligroso de los alimentos ultraprocesados

Un nuevo estudio acerca de los alimentos ultraprocesados indica que éstos son capaces de aumentar el riesgo de muerte.

La industrialización junto al acelerado ritmo de vida de la era postmoderna, ha dado paso a infinidad de flagelos, entre ellos: los alimentos ultraprocesados.

Son muchas las familias, además de personas que viven en solitario, las que han caído rendidas ante la “facilidad” de adquirir y consumir los famosos productos ultraprocesados ignorando el peligro que esto conlleva.

Ciertas organizaciones se han dado a la tarea de analizar el comportamiento alimenticio de las personas, tras registrarse un aumento considerable de obesidad y diabetes.

Los alimentos procesados son aquellos que sufren algún tipo de cambio en su naturaleza original. Estos cambios añaden ciertos tipos de grasas, aditivos, sal, azúcar, entre otras sustancias.

Aunque en su origen hubieran sido de alta calidad nutritiva, al haberles sometido a procesos industriales la calidad resulta menor.

Por supuesto presentan un desequilibrio nutricional.

 

En este apartado se encuentran:

  • Aceites
  • Grasas
  • Azúcar
  • Edulcorantes
  • Almidones
  • El jarabe de maíz alto en fructosa
  • Lactosa
  • Leche
  • Proteínas de soja
  • Gomas
  • Conservantes
  • Aditivos de cosméticos y otros.

En cambio, los alimentos ultraprocesados son mucho más fáciles de identificar porque cuentan con un amplio período de duración.

No se trata de alimentos naturales y suelen presentarse listos para su uso.

alimentos ultraprocesados

Estos preparados incluyen una gran cantidad de aditivos.

En este grupo se incluyen: preparaciones congeladas, patatas fritas y snacks de bolsa, sopas en lata o deshidratadas, bollería industrial, chocolates, salchichas o embutidos, barritas de pescado, potitos y papillas, bebidas energizantes, cereales de desayuno, margarinas, mermeladas, pizzas y muchos otros alimentos que se pueden consumir de manera inmediata.

Suelen ser baratos para producir y accesibles para consumir, por lo que dominarían el suministro de alimentos de muchos países.

alimentos ultraprocesados

Te puede interesar:

Los refrescos “light” y sus efectos negativos sobre la salud

 5 alimentos aparentemente inofensivos que afectan tu salud

Esto indica que ya no son sólo los azúcares y las grasas, los que originan ciertos males de salud, pues ha trascendido que los alimentos ultraprocesados tienen su cuota de incidencia en ciertas enfermedades.

El estudio

Científicos del Centro de Investigación en Epidemiología y Estadística, en Sorbonne, Paris, examinaron la relación entre el consumo de alimentos ultraprocesados y la longevidad.

Y hallaron que los productos ultraprocesados se relacionan con una variedad de problemas como:

  • Obesidad.
  • Hipertensión.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Mala calidad de sueño.
  • Hígado graso.
  • Cáncer.

Evaluaron a más de 44.500 personas de 45 años o más, durante más de 7 años.

Los participantes completaron un formulario sobre su consumo de alimentos, y compartieron información sobre su estilo de vida, peso, altura, niveles de actividad física y estado socioeconómico.

 

El consumo de alimentos ultraprocesados incide en la mortalidad

Los especialistas encontraron que un consumo más alto de alimentos ultraprocesados se asociaba con:

  • Ser joven.
  • Tener ingresos bajos.
  • Tener un nivel de educación bajo.
  • Vivir solo.
  • Hacer poco ejercicio.
  • Tener un alto índice de masa corporal (IMC).

Los autores encontraron que un aumento del 10% en la cantidad de alimentos ultraprocesados consumidos, equivalía a un aumento del 14% en el riesgo de mortalidad.

Los hallazgos de este estudio sugieren por primera vez que una mayor proporción de alimentos ultraprocesados en la dieta se asocia con un mayor riesgo de mortalidad general”, aseguran los especialistas.

 

Las causas

Debido a que estos alimentos contienen grandes concentraciones de grasa, azúcar, sal, y otros aditivos peligrosos frente a una escasa cantidad de fibra, dificulta su procesamiento y absorción por parte del organismo, causando problemas para la salud.

El impacto negativo de estos productos en la longevidad se debe a su contenido de condimentos artificiales, entre ellos los emulsionantes, una sustancia que facilita la mezcla de ingredientes.

Además, las reacciones químicas de estos productos durante la cocción puede tener efectos perjudiciales, cómo por ejemplo producir un compuesto con riesgo de ser cancerígeno, denominado acrilamida.

Te puede interesar: El dilema de la comida chatarra: cuando los “alimentos malos” saben bien

Atamayca Jiménez