Fashion

Por una moda sostenible: Anna Wintour pide que amen y valoren la ropa

Su estilo impecable, su mirada oculta tras unas gafas negras y su corte de pelo al estilo “bob”, han convertido a Anna Wintour en un mito del mundo de la moda.

Por ello, la influyente editora de la revista ‘Vogue’ ha hecho un llamado a los amantes de la moda que valoren su ropa, la usen una y otra vez e incluso la hereden por una cuestión de sostenibilidad.

Anna Wintour

La ropa debe ser apreciada, reutilizada e incluso pasada a la siguiente generación, asegura Wintour, quien pidió una mayor sostenibilidad en el mundo de la moda y una menor cultura de lo desechable.

“Muchas marcas están tratando de reforzar sus credenciales verdes y de atraer a los consumidores jóvenes entendidos en temas ambientales mientras el sector está bajo escrutinio por impulsar una cultura de usar y tirar”, considera Wintour.

Anna Wintour

La editora de origen británico, quien ha estado al frente de American Vogue durante más de 30 años, recomienda a los amantes de la moda que cuiden su ropa e incluso deberían heredarla.

“Es necesario hablarle a nuestras audiencias, a nuestros lectores, sobre mantener la ropa que tienes, valorarla, usarla una y otra vez, y tal vez dársela a tu hija, o hijo, como sea el caso”.

Anna Wintour

“Creo que para todos nosotros significa una atención mayor en el arte, en la creatividad y menos en la idea de la ropa que es instantáneamente desechable, cosas que tirarías después de un uso”, afirmó.

Estar a la moda contamina

La moda es la segunda industria más contaminante para el medio ambiente (justo detrás del petróleo)

La producción textil es responsable del 20% de las aguas residuales globales y del 10% de las emisiones de carbono, además su fabricación llega a afectar el bienestar animal y los derechos humanos, según un reporte emitido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a mediados de este año.

Anna Wintour

Además, la industria global de la moda también ha alcanzado a afectar el bienestar animal y los derechos humanos en los procesos de fabricación de sus productos.

Por otro lado, un reporte de 2016 de la consultora de gestión McKinsey & Company dijo que la producción mundial de ropa se duplicó entre 2000 y 2014, con un aumento del 60% en la cantidad de prendas compradas por persona cada año.

Anna Wintour

“La belleza visible de la moda disfraza el impacto invisible que la industria tiene en el aire que respiramos.

A partir del abastecimiento, hoy tenemos herramientas que pueden ayudarnos a rediseñar nuestros procesos para minimizar nuestra huella”, dijo Coty Jeronimus, del laboratorio creativo Tasklab.

La moda sustentable no es una tendencia, es el futuro

 Hay pocos diseñadores de renombre que han sido capaces de unificar su compromiso con la sustentabilidad con un ethos de marca único y receptivo. 

Anna Wintour

Antes de que los consumidores comprendieran la importancia de la moda sostenible, Stella McCartney ya pavimentaba el camino para esta revolución en la industria. Defensora animal y vegana, ella utiliza sustitutos de cuero para fabricar ropa y accesorios. Kering, el grupo de moda francés al cual pertenece Stella McCartney, se ha posicionado como líder en sustentabilidad en el sector del lujo. 

McCartney, una de las diseñadoras más interesantes de esta categoría, tiene un atractivo único y hoy la vemos, por suerte, compitiendo con otras marcas en una corriente de la cuales ella fue pionera.

Vivienne Westwood es otro de los grandes nombres conocido por promocionar el diseño sustentable a lo largo de su carrera.

Anna Wintour

Durante la semana de la moda de septiembre del 2017 en Londres, el British Fashion Council, el alcalde de Londres y Vivienne Westwood, anunciaron una campaña generada “para unir a la industria de la moda en una ambiciosa acción climática, para un futuro más seguro y más verde”, según lo explicó la diseñadora inglesa en el vídeo creado para la campaña.

Revolución sostenible

A pesar de que la sostenibilidad está erróneamente asociada a las pequeñas casas de moda, son muchas las firmas de lujo que ya han decidido dar el gran paso para demostrar que no es necesario explotar los recursos que ofrece el planeta para la creación de sus productos.

Encontrar el equilibrio entre producción y naturaleza es posible y algunos de los grandes buques insignias de la moda, como Gucci, Michael Kors, Jimmy Choo, Armani, Ralph Lauren o Calvin Klein renunciaron al uso de pieles.

Anna Wintour

Una de las últimas a la cada vez más extendida moda sostenible fue Versace, tal y como reveló Donatella Versace en una entrevista a la revista británica 1843.

Aunque desde sus inicios, en 1978, la casa fundada por Gianni Versace era popular por espectaculares prendas de piel, su actual fundadora aseguró que estas ya no formarán parte de sus creaciones. 

“¿Pieles? No quiero. No quiero matar animales para hacer moda. No está bien”, aseguró la diseñadora. “Versace debe significar cambio”, prosiguió.

Pacto ambientalista

Algunas casas de moda más importantes de la industria como Gucci, H&M, Zara, Adidas, Chanel, Burberry, entre otras, acordaron durante la cumbre del G7 nuevas medidas ecológicas para reducir el daño ambiental.

Este año 32 firmas de la industria de la moda estuvieron presentes en el encuentro de la cumbre G7 para realizar un “pacto de moda”, a través del cual lucharán contra el cambio climático y protegerán la biodiversidad de los océanos.

Anna Wintour

El primer nivel de acción se relaciona con el cambio climático. Su objetivo es que la industria se adapte a las convenciones internacionales para mitigar la contaminación.

Además, se propusieron reducir a cero las emisiones de gases para 2050.

El segundo nivel pretende restaurar la biodiversidad mediante el uso de material científico que  restaure los ecosistemas naturales y proteja las especies.

Anna Wintour

Finalmente, con el tercer nivel se intentará reducir el impacto negativo de la industria de la moda a través de iniciativas prácticas como la eliminación gradual del uso de plásticos.

“Muchas compañías tomaron la iniciativa, pero solos tendremos menos impacto que todos juntos.

Más clientes esperan que las marcas actúen. Ya no es una opción, es un deber”, declaró Marie-Claire  Daveu directora de sustentabilidad de Kering, grupo de empresas de François-Henri.

Te puede interesar: La moda se compromete con el medio ambiente