Fashion

La innovadora técnica de la Rinoplastia ultrasónica

Estadísticas señalan que la rinoplastia es la quinta intervención más demandada en España.

Algunos expertos apuntan a que, entre los millennials, ocupa el tercer puesto.

La rinoplastia ultrasónica es una nueva técnica que se basa en la tecnología de Cirugía Ósea Ultrasónica.

Este avance fue aplicado inicialmente por especialistas en Cirugía Maxilofacial, y posteriormente se ha ido extendiendo a otras especialidades médicas.

Esto, debido a sus múltiples e importantes beneficios en toda la cirugía facial.

Rinoplastia ultrasónica

En comparación con las intervenciones clásicas, “la rinoplastia es hoy una solución mucho menos agresiva, gracias al motor de ultrasonidos, mucho más preciso y con un post operatorio menor”, asegura la doctora Conchita Pinilla.

Ventajas de la rinoplastia ultrasónica en relación con la tradicional:

1.- Mayor precisión

Esta técnica remodela, de forma más precisa, el hueso de la nariz (gracias al avanzado instrumental).

2.- Menor traumatismo

Se producen menos edemas y moretones y menor inflamación.

Se minimizan los efectos secundarios que aparecen en la rinoplastia convencional.

3.- Resultados más estables y naturales

En opinión del experto, se consiguen rinoplastias con menos asimetrías e irregularidades, y se pueden corregir ciertos defectos como pueden ser las narices anchas a voluptuosas.

Rinoplastia ultrasónica

Te puede interesar: Los mejores tratamientos para verte joven y sin arrugas

4.- Recuperación rápida

Al haber menos traumatismo, los pacientes se incorporan a su vida habitual en un plazo mucho más corto de tiempo.

Los expertos coinciden en que es una técnica que utiliza los ultrasonidos para poder limar el hueso de la nariz y también para romperlo de forma controlada.

El objetivo es estrechar la zona para conseguir así el resultado deseado.

Rinoplastia ultrasónica

El dispositivo de ultrasonidos hace un limado mucho menos traumático y más preciso, llegando a ser incluso milimétrico.

Además, en la gran mayoría de las rinoplastias convencionales es necesaria una pequeña fractura de los huesos nasales, pero con los ultrasonidos esta fractura es totalmente precisa.

Esto permite corregir diferentes defectos sin la posible aparición de fracturas incluso en huesos frágiles inestables.

La única marca visible se debe al corte milimétrico en la zona de la columela (la que se encuentra entre los dos orificios nasales).

Sin embargo, pasados dos o tres meses, es prácticamente imperceptible.

No se involucra al resto de tejidos, y la intervención no deja visible ninguna otra cicatriz.

Te puede interesar: Ésta es la cirugía plástica que más muertes causa en EE.UU

Atamayca Jiménez