Entertainment

Padre de Meghan Markle al ataque

“Sería más fácil para Meghan si yo muriera”, esta ha sido una de las mas contundentes frases dichas por Thomas Markle, padre de la ahora Duquesa de Sussex quien se niega a permanecer callado ante la actitud indiferente de la ex actriz.

Luego de su boda, Markle se ha unido a sus deberes reales como pez en el agua. Pero algo que no ha pasado desapercibido para muchos han sido las constantes declaraciones de su padre, quien no puede parar de hablar con la prensa.

Lee aquí: La princesa antes de llegar al reino

En sus últimas declaraciones brindadas al diario británico The Mail on Sunday, el exdirector de iluminación aseguró que la nueva integrante de la familia real británica ya no quiere saber ni media palabra de él y que le ha desterrado de su vida. “Sería más fácil para Meghan si muriera. Todos estarían llenos de simpatía por ella”.

Además, declaró que “Me niego a permanecer callado. Lo que me irrita es la idea de superioridad de Meghan. Ella no sería nada sin mí. La convertí en la duquesa que es hoy. Todo lo que Meghan es, yo la hice”, dijo.
Arremetida contra la familia real

Entre las declaraciones ofrecidas por el padre de la duquesa de Sussex, agregó que probablemente no podrá ver a los futuros hijos del príncipe Harry y Meghan, debido a su falta de contacto. “Lo triste es que en algún momento del próximo año Meghan y Harry tendrán un bebé y yo seré un abuelo, y si no estamos hablando, no veré a mi nieto”, dijo Markle. “¿Qué tan trágico es eso, privar a un hijo de su abuelo porque dije algunas cosas críticas sobre la familia real?”

Llamado mediático

Thomas Markle de 73 años, quien vive la mayor parte del tiempo en su residencia de México, lugar al que se retiró tras finalizar su carrera en Hollywood. Vendió a los paparazzi fotos de sí mismo leyendo una guía de Inglaterra unos días antes de la boda real, y que hizo declaraciones tras la operación de corazón que le impidió ir al casamiento de su hija con el príncipe Harry.

El padre de Meghan ha asegurado que no lo hizo por dinero, sino para lavar su imagen. “Durante un año hablaron de mi como de un ermitaño escondido en México. Obviamente cometí un error y todo salió mal”. “Hablé con ellos [Meghan y Harry] y les pedí perdón”.

También puedes leer: Lo que tiene que hacer Meghan Markle para caerle bien a la reina

Isabel Cisneros