Entertainment

Harry y Meghan Markle firman con la misma agencia de oratoria que Barack y Michelle Obama

El príncipe Harry y Meghan, la duquesa de Sussex, están haciendo movimientos en Los Ángeles y en sus nuevas vidas como miembros no trabajadores de la familia real.

Harry y Meghan

La pareja que se mudó de Londres a Los Ángeles a principios de este año, se suscribió como oradores con Harry Walker Agency, la oficina mundial de oradores que representa a una serie de celebridades y agentes de poder de los ex presidentes Bill Clinton y Barack Obama a la ex primera dama Michelle Obama; y la estrella del fútbol Tom Brady.

Se espera que Harry y Meghan, que aún no figuran en el sitio web de la agencia, centren sus compromisos de hablar en público en temas de justicia social y salud mental.

Los Sussex ya no representan a la abuela de Harry, la Reina Isabel II, y no reciben fondos públicos para los deberes reales, lo que les permite ganar dinero por su cuenta.

Después de que Harry y Meghan asistieron a un compromiso de hablar en Miami en febrero, se rumoreaban las oportunidades de hablar y los trabajos que la pareja podría asumir con su nueva libertad.

De la misma forma, la pareja planea lanzar una empresa sin fines de lucro llamada Archewell, pero no se han anunciado más detalles.

Hasta ahora, Harry y Meghan han mantenido un perfil bajo, mientras se instalan en su nuevo hogar en Los Ángeles con su hijo Archie de 1 año, pero han asumido un trabajo de caridad en su nueva ciudad natal.

Ambos fueron vistos en abril entregando comidas de Pascua gratis y, más recientemente, pasaron la tarde con Homeboys y Homegirls of Homeboy Industries, una organización comunitaria de justicia social que brinda “esperanza, capacitación y apoyo a hombres y mujeres que anteriormente estaban involucrados con pandillas y que primeramente estaban encarcelados “en Los Ángeles, según su sitio web.

Harry y Meghan también visitaron la organización el martes, poniéndose máscaras faciales, redes para el cabello y delantales para ayudar a preparar alimentos para el programa FeedHOPE de Homeboy Industries, que emplea a participantes de Homeboy para proporcionar comidas a personas mayores y jóvenes necesitados en Los Ángeles a raíz de la pandemia de coronavirus.

Movimiento de justicia racial

Meghan, nativa de Los Ángeles, conoce al fundador de Homeboy Industries, el padre Greg Boyle, quien ha estado hablando con Harry y Meghan sobre el movimiento de justicia racial.

El padre Boyle trabajó estrechamente con los estudiantes en el alma máter de Meghan, Immaculate Heart High School, cuando ella era estudiante.

Recientemente, Meghan pronunció un discurso de graduación a los graduados de 2020 de Immaculate Heart High School, en el que habló sobre la muerte de George Floyd, el hombre de Minneapolis, asesinado por un oficial de policía provocó protestas en todo el país.

La mujer de 38 años habló sobre los disturbios raciales de Los Ángeles en su juventud y dijo: “Así que lo primero que quiero decirte es que lo siento. Lamento que tengas que crecer en un mundo donde esto todavía está presente”.

“Eso es algo que debes entender, pero que entiendes como una lección de historia, no como tu realidad”, agregó. “Así que lamento que, en cierto modo, no hayamos llevado el mundo al lugar que mereces que sea”, indicó.

Repartieron comida a enfermos crónicos

Harry y Meghan

Otra de las actividades que han venido haciendo el príncipe Enrique de Inglaterra y su esposa Meghan Markle, es repartir comida a enfermos crónicos, en su primera actividad pública desde que se mudaron a California al comienzo del confinamiento por la pandemia del coronavirus.

La pareja, que oficialmente abandonó sus funciones como miembros de la realeza, se ofreció como voluntaria del proyecto Angel Food, que entrega al día unas 600.000 comidas médicamente aprobadas a enfermos con condiciones que pueden ser mortales.

“Estuvieron aquí el domingo de Pascua y luego nos sorprendieron el miércoles”, dijo la gerente de comunicaciones Anne-Marie Williams. “Repartieron a unos 20 de nuestros beneficiarios y quedaron felices”.

Con guantes y barbijos, Enrique y Meghan “entregaron comidas para aliviar la carga de nuestros conductores saturados de trabajo”, tras un aumento en la demanda desde que comenzó la orden de permanecer en casa por la COVID-19, informó la ONG en un comunicado.

Ellos han mantenido desde entonces un perfil bajo, incluida la ubicación de su actual residencia, que según información no confirmada estaría en Malibú.

Se pospuso por la crisis de la pandemia

Se supo la semana pasada el príncipe Harry y Meghan están planeando lanzar una ONG en Estados Unidos llamada Archewell, que incluirá grupos de apoyo emocional, un vasto contenido educativo multimedia y un sitio web de bienestar.

El lanzamiento se pospuso por la crisis de la pandemia.

La pareja se enteró de esta obra de caridad a través de la madre de Meghan, que vive en Los Ángeles y que había oído que necesitaba ayuda adicional durante la pandemia.

“Son gente con los pies en la tierra, muy dulce y genuina, y nada ceremoniales. Insistieron en que los llamáramos Harry y Meghan”, dijo a la AFP Richard Ayoub, director de Ángel Food.

“Mantuvimos una conversación muy informal, todo lo que sé es que están muy decididos a ser de utilidad, y que querían ver Los Ángeles a través del lente del proyecto Ángel Food y a través del lente de la filantropía”, añadió.

Muchos de los clientes de Ángel Food son vulnerables al nuevo coronavirus, y Ayoub señaló que esperaba que la atención de la pareja ayudara a atraer donaciones.

“Mantengo los dedos cruzados, esperando que vuelvan”, indicó. “Aunque con toda esta publicidad no sabemos. Pero esperamos que vuelvan”.

También puedes leer: El nuevo acuerdo de Meghan Markle y el príncipe Harry