Gastronomy

El vino mexicano: una buena opción para celebrar en familia

La producción de vino en México ha estado desde hace siglos. Aquí nació la primera vinícola de América en 1597 por lo que la tradición de producir ha formado parte de la historia y el orgullo nacional.

Sin embargo, un mexicano consume una botella al año, de acuerdo a la Organización Internacional de la Viña y el Vino. En contraste, en España una persona consume 20 litros al año.

Ya son innumerables las casas productoras que han buscado promover los vinos mexicanos dentro y fuera del territorio nacional.

En México son siete los principales estados donde se realiza la producción de vino, éstos son: Querétaro, Coahuila, Baja California, Zacatecas, Durango, Sonora y Aguascalientes. Los cuales esconden tras cada botella de vino un toque único en la forma de cultivar la uva.

Existen muchos vinos mexicanos de excelente calidad, los hay tintos, blancos, espumosos, rosados y otros muchos más. Los hay para todos los paladares y preferencias; aquí compartimos contigo una lista con los mejores vinos mexicanos para que compartas esta nochebuena.

Lee aquí: Diego Barco: el amigo de los vinos que aterrizó en Nueva York

 

Malbec, Casa Madero

Casa Madero es conocida como la vinícola más antigua de América, dado que comenzó sus operaciones en el año de 1597 en la Hacienda San Lorezo, hoy conocida, precisamente, como Casa Madero.

Esta representante del vino mexicano actualmente pretende revolucionar la cultura del mismo al incluir en sus plantíos nuevas uvas orgánicas.

Casa Madero al día de hoy cuenta con un viñedo de 300 hectáreas en el Valle de Parras, Coahuila en donde se cosechan distintas uvas para su Línea Reserva que consta de 12 vinos y una Línea Gran Reserva formada por 5 vinos distintos.

El viñedo está ubicado en medio del desierto, en el Valle de Parras, encontramos la que fue la primera bodega de vinos de América: Casa Madero, fundada en 1597.

Sin embargo, en 1699, el Rey de España Carlos II “El Hechizado” prohibió la producción del vino en las colonias de América, misma que no pudo reiniciarse hasta la independencia.

Muchos factores impidieron el florecimiento pleno de la cultura del vino en el país, pero la presistencia de esta vitivinícola la ha convertido en la más emblemática fuera y dentro del país con vinos multipremiados al alcance de todos los bolsillos.

 

Reserve Syrah, Cava Quintanilla

Este es un vino con una gran personalidad, que se puede percibir desde al contacto aromático hasta el momento gustativo, donde en nariz presenta una gran presencia de especies como pimienta negra y compotas de frutos rojos.

En boca se puede encontrar un vino con muy buen equilibrio entre la acidez y la presencia del alcohol, acompañado de taninos muy maduros que ofrecen un vino muy amable al paladar. Un vino para personas exigentes que les guste disfrutar de un vino inteligente.

 

Cabernet Franc, Monte Xanic

Este es un vino limpio, brillante, de capa cerrada, con una tonalidad violácea y un color rojo cereza intensa. En nariz es franco, con una intensidad aromática alta. tiene notas de frutos rojos frescos, principalmente fresas y frambuesas, lilias, especias (tomillo, pimienta roja y laurel), pizarra, cedro, balsámicos y vainilla. La calidad aromática es excelente.

En boca se muestra un vino seco, con acidez fresca y vinosidad cálida, los taninos son robustos y tiene un cuerpo redondo. Los aromas en boca recuerdan a lo percibido por la nariz, incrementándose las flores, especias, balsámicos, regaliz y frutos rojos es de persistencia larga y muy buen equilibrio.

Va bien para acompañar quesos maduros, cabrito y carnes a la parrilla.

Esta bodega inició la llamada revolución del vino mexicano y es líder nacional en el segmento premium. En últimas fechas sus vinos blancos han logrado tanto reconocimiento como sus tintos, siendo la cepa emblemática de esta casa el cabernet sauvignon.

Con treinta años de trabajo constante Monte Xanic ha logrado –además de 250 medallas internacionales– ser nombrada la tercer mejor bodega del mundo durante el Wine Masters Challenge–Portugal 2015.

También apostaron por el turismo enológico, por lo que es posible disfrutar de un buen vino en sus instalaciones, con vistas espectaculares del viñedo y el Valle de Guadalupe.

También puedes leer: Las ventajas de beber vino cada día

 

Pinot Noir, Bodegas del Viento

Este es un vino tinto brillante de un color rojo rubí con destellos ocre y capa baja. Su perfil aromático complejo con frutalidad presente, notas terreas, cacao, te, y nuez moscada. Intensidad media alta.

 

Mezcla Bordelesa, Tierra Adentro

Este vino obtuvo la Medalla de Plata en el Concurso Internacional de Bruselas 2015. Mezcla Bordelesa tiene añejamiento de 12 meses, 50% en roble francés y 50% roble americano.

Durante años, Campo Real Vinícola ha cultivado la Vid para Mesa y la elaboración de vinos de edición limitada.

La actividad vitivinícola y la planeación de este proyecto inician en vida de nuestro fundador desde hace 40 años. Isauro López López, un hombre de una gran trayectoria. Siempre inquieto, trabaja con su familia la producción agrícola, desarrollando innovaciones en el campo de la enología para producir uvas de alta calidad para exportar y abastecer al mercado nacional.

Aprendió las tecnologías aplicadas en california, actividad que perdura y que le valió el reconocimiento de la revista Caminos del Aire.

Te puede interesar: El mejor vino rosado del mundo lo hace Jon Bon Jovi

Isabel Cisneros