Educación

Para acabar con el sexismo un colegio en California eliminó su código de vestimenta

Una ciudad del estado de California, ha decidido poner fin al sexismo en sus escuelas con un nuevo código de vestimenta. El nuevo reglamento que consiste en que los alumnos pueden asistir a clases con cualquier tipo de traje fue aprobado por la junta escolar de Alameda, pero ha sido fuertemente cuestionado y ha generado controversias.

 

Algunos consideran, en relación a las chicas, que “creen que está bien vestirse sensualmente a una temprana edad“, dicen los detractores de la medida.

Y es que en los colegios de la ciudad ahora se permite llevar blusas cortas y otros artículos previamente prohibidos como minifaldas y hasta shorts. Al inicio del nuevo ciclo escolar, también se habrán eliminado las restricciones sobre “jeans” rasgados y sudaderas con capucha en las aulas. Si los estudiantes quisieran ir a la escuela en pijamas, también se les permitirá.

Te puede interesar: Educación primaria en Nueva York: ¿escuelas públicas o privadas?

Los estudiantes que abogaron a favor del cambio señalan que la mayoría de las reglas que prohibían mostrar demasiada piel, afectaban de manera injusta a las niñas, además la premisa de que los atuendos eran “distractores” realmente enviaba un mal mensaje.

Este código se inspiró en el distrito escolar público de Portland, Oregón, que desde 2016 adoptó esta nueva medida. Carol Campbell, directora de Grant High School, dijo que el código de vestimenta relajado de Portland se considera un éxito.

Hubo un cambio de cultura de cómo los estudiantes se ven unos a otros. Cuando tenemos reglas y códigos de vestimenta que se dirigen particularmente a un grupo, parece que estamos culpando a ese grupo, que siempre solían ser mujeres”, aseguró Campbell.

Te puede interesar: Este es el primer país del mundo en prohibir los smartphones, pero solo en los colegios

No obstante, la maestra de matemáticas, Marie Hsu, dijo que respalda la idea de la igualdad, pero que las nuevas reglas envían el mensaje no intencional de que está bien, e incluso es apropiado, hacer el vestuario más “sexy”.

Está bien no castigar a las niñas por ser distracciones. Lo entiendo por completo”, dice Hsu, quien sin embargo considera que el nuevo código está muy mal abordado.

Atamayca Jiménez