Deportes

Entrenamientos para futbolistas

El futbolista debe tener una serie de entrenamientos técnicos que e permitirá mejorar principalmente otros aspectos físicos, además de aspectos no-físicos como el trabajo en equipo y la visión de juego

Los entrenamientos de un futbolista son vitales para alcanzar las metas trazadas.

Son muchas horas de esfuerzo y dedicación para obtener tu propia técnica. Pero para lograrlo, debes poder escoger un buen plan de trabajo que ayude a ganar fuerza, potencia, coordinación y velocidad en el campo.

Para un adecuado entrenamiento en el gimnasio debes saber qué máquinas utilizar, qué rutinas de ejercicios seguir, con lo que puedas mantener un rendimiento alto que te posicione en la élite del fútbol.

No obstante, no cualquier tipo de rutina es óptima para lograr este objetivo. Debe ser un método de entrenamiento que contribuya a alcanzar picos de forma en los momentos clave de la temporada.

5 principios básicos para un buen plan de entrenamiento 

1. Calentamiento

Toda rutina empieza con cardio. Unos 15 minutos para arrancar. Con un trote suave por 5 minutos. Unos ejemplos para que empieces:

Saltar la cuerda: Es un ejercicio que requiere coordinación de movimientos, equilibrio, fuerza y resistencia. Una manera muy eficaz de hacer ejercicio intenso, necesitando poco tiempo y un mínimo de material.

Salto de tijeras: Es un ejercicio que se aprende desde la clase de Educación Física. Hay que saltar separando las piernas y aplaudir por encima de la cabeza.

Rodillas al pecho: Salta con las piernas juntar, tratando de llevar las rodillas al pecho. Repítelo, pero con mucha precaución. Evitemos las lesiones.

¡Ya calentaste! Ahora vienen los ejercicios más fuertes. Se pueden hacer solos o con barras y mancuernas.

2. Sentadillas

Comienza suave, haz 3 series de 10 sentadillas. Consiste en flexionar las rodillas y bajar el cuerpo de forma vertical.

La espalda tiene que estar recta. Este ejercicio no solo beneficia a tus piernas, sino que también a todo tu organismo.

Ayuda a que tu cuerpo produzca la hormona del crecimiento y testosterona, importantes para el desarrollo de los músculos.

Ahora has 3 repeticiones de sentadillas con salto. Este ejercicio te ayudará a tener una mejor condición física.

Recuerda descansar un minuto entre las series.

3. Zancadas 

También deberás hacer 3 repeticiones de 10 por cada serie. Para este ejercicio empieza con ambos pies juntos.

Luego lleva uno de ellos hacia delante flexionando la rodilla a 90 grados. Esto te ayudará a fortalecer las piernas y a definir los glúteos.

4. Saltos

Aquí se trabajan las pantorrillas, con 3 repeticiones de 12 por cada serie. Pon en frente de ti una caja o un banco.

Salta hacia la cima de la caja y al momento de caer evita que tus talones toquen la superficie. Si vas a hacer ejercicios con algún tipo de peso, que sea supervisado.

5. El puente

Haz 3 repeticiones de 15 por cada una. Para esto tienes que acostarte, boca arriba y flexionar las piernas al punto que tus plantas toque el suelo.

Tienes que levantar la pelvis al punto de formar una especie de puente. Todo esto es para trabajar la parte de las piernas.

Se vienen más tips para otras partes del cuerpo. Todo este esfuerzo lo valdrá cuando logres el cuerpo tonificado y fuerte que quieres. 

Descansar también es parte de los entrenamientos de un futbolista

Como en cualquier disciplina, los entrenamientos para futbolistas, tanto a nivel amateur como profesional, requieren de un periodo de descanso en el que dar un pequeño respiro al cuerpo después de una temporada de elevada actividad.

Por lo general, son vacaciones que suele durar unas dos semanas.

Algo también necesario para desconectar y cargar las pilas relajándonos con la familia, amigos o perdidos en una playa aislados del mundo.

Después hay que enfocarse en la pretemporada, regresar a un plan de entrenamiento moderado para evitar perder la condición física.

Esto para no hacer más difícil alcanzar el nivel físico necesario para afrontar la temporada con éxito. 

El objetivo primordial de un entrenamiento para futbolistas de pretemporada es estar enfocado en proporcionar a los músculos una actividad moderada.

Esto con el fin de que el comienzo de temporada no sea tan drástico, eludiendo posibles lesiones y problemas musculares durante el periodo álgido de la competición.

Te puede interesar: La camiseta inteligente perfecta para corregir tu postura

Fuente: entrenamiento.com