Cannabis

Prohíben a empleadores de New York hacer pruebas de marihuana a sus trabajadores

Una nueva guía prohíbe hacer pruebas de marihuana a los trabajadores de New York.

Prohíben a empleadores de New York hacer pruebas de marihuana a sus trabajadores

Una medida emitida por el Departamento de Trabajo de New York indica que los empleadores tienen prohibido hacer pruebas de marihuana a sus empleados.

Albany emitió una nueva guía este martes 19 de octubre que prohíbe a los empleadores de todo el estado de New York realizar pruebas de cannabis a sus empleados a menos que, el trabajador esté “visiblemente” bajo el efecto de una droga.

Las nuevas reglas anunciadas por la gobernación de New York, detallan que incluso el olor a marihuana “no sería motivo de prueba”. La decisión llega después de que el estado pusiera fin a la prohibición del cannabis recreativo este año.

“Los signos observables de uso que no indican un deterioro por sí mismos no pueden citarse como un síntoma articulable de deterioro”, dice la nueva guía.

Los empleadores sí tendrán derecho de prohibir que sus trabajadores posean marihuana en el lugar de trabajo, según explicó la nueva guía del estado.

A nivel federal, el consumo de marihuana sigue siendo ilegal, y los trabajadores deben someterse a pruebas. Por ejemplo, los conductores de vehículos comerciales todavía tienen que hacerse su prueba de marihuana, indicó el Departamento de Trabajo de New York.

Después de que el ex gobernador de New York, Andrew Cuomo firmó el proyecto de ley recreativa de la marihuana, la policía de Nueva York envió un memorando a los policías.

“Todos los procedimientos de guía de patrulla existentes con respecto a la prohibición [de la marihuana], así como los procedimientos de detección de drogas, permanecen en vigor. Los agentes de la policía de Nueva York no pueden fumar marihuana cuando están fuera de servicio”, escribió un portavoz del departamento en una declaración enviada por correo electrónico a The New York Post.

Legalización de la marihuana en New York

New York

En marzo, los legisladores del estado de New York votaron a favor de la legalización de la marihuana y el ex gobernador Andrew Cuomo firmó la ley.

Tras la llegada de la gobernadora Kathy Hochul, Tremaine Wright, una ex asambleísta demócrata, fue confirmada como presidenta de la Junta de Control de Cannabis, y Christopher Alexander fue asegurado como director ejecutivo de la nueva oficina de Gestión de Cannabis.

Wright además representó a Bedford-Stuyvesant, y Alexander es gerente de relaciones gubernamentales y políticas en la empresa de cannabis con sede en Canadá, Vill, LLC.

La gobernadora y los líderes legislativos aún tienen que nombrar a otros cuatro miembros de la junta, que se encarga de conceder licencias a los vendedores de cannabis en el estado. Los nombramientos no necesitan ser aprobados por los legisladores.

Hochul ordenó la sesión especial con un golpe apenas velado a su predecesor, el desprestigiado gobernador Andrew Cuomo, diciendo que quería “poner en marcha las decisiones largamente esperadas relativas al establecimiento del cannabis en el estado de Nueva York”.

El cannabis recreativo fue aprobado por Albany en la primavera después de haber sido archivado por Cuomo en medio de la pandemia de COVID-19 el año pasado.

“Estas dos personas traen una gran cantidad de conocimientos y experiencia a sus nuevas funciones, y sé que van a hacer un tremendo trabajo para delinear e implementar regulaciones que sean seguras, justas y transparentes, y que reconozcan la necesidad de remediar el impacto que la prohibición ha tenido en las comunidades de color”, dijo el demócrata en un comunicado.

“Espero trabajar con ellos en la construcción de la industria del cannabis de nuestro estado y efectuar un cambio real para los neoyorquinos”.

También puedes leer: Declaran emergencia en Oregon por cultivo ilegal de marihuana