Cannabis

Industria del cannabis se enfrenta al exceso de efectivo

A pesar de los avances en legalizaciones y el crecimiento de las ventas, la industria del cannabis se enfrenta cada vez más al exceso de dinero en efectivo.

video

Aunque la marihuana puede venderse legalmente en 36 estados de EE.UU. para uso médico, y en 15 de ellos para fines recreativos, sigue siendo ilegal a nivel federal, lo que significa que la mayoría de los bancos se niegan a dar servicio a la industria del cannabis por si acaso se ven envueltos en las leyes de blanqueo de dinero.

Con la pandemia del COVID-19 y el aumento de la legalización, los productores, fabricantes y minoristas del sector están inundados de dinero en efectivo, lo que añade riesgo y costos a las transacciones comerciales más básicas.

Las ventas de cannabis legal en Estados Unidos crecieron un 30% hasta alcanzar los 22.000 millones de dólares el año pasado, más que los 17.500 millones que los estadounidenses gastaron en vino, según datos de Euromonitor. Se espera que las ventas aumenten más del 20% este año.

Sin embargo, el auge de las ventas podría haber dejado a las empresas de cannabis con una pila de dinero en efectivo de más de 10.000 millones de dólares para repartir el año pasado, según las firmas de investigación Headset.io y New Frontier Research.

A medida que la legalización del cannabis cobra fuerza en los distintos estados, los políticos buscan la manera de facilitar el acceso del sector a los servicios bancarios.

La Cámara de Representantes aprobó en abril un proyecto de ley que permitiría a las empresas de cannabis tener cuentas bancarias, obtener préstamos y aceptar pagos con tarjeta de crédito, pero es posible que no llegue al Senado porque el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, quiere trabajar en cambio para levantar la prohibición federal del cannabis.

Mientras tanto, los negocios relacionados con la marihuana tienen que buscar bancos amigos.

Sólo 515 de los más de 8.200 bancos registrados a nivel federal y una de cada 30 cooperativas de crédito en los EE.UU. trabajaron con negocios de marihuana a finales de 2020, según los datos compilados por las agencias gubernamentales.

El servicio tiene un precio elevado, ya que la ilegalidad federal aumenta la cantidad de papeleo que necesitan los bancos.

Maps Credit Union es una de las instituciones financieras que más tiempo lleva trabajando con el sector del cannabis. Ha recibido más de 1.790 millones de dólares en depósitos en efectivo del sector en Oregón desde enero de 2017, pero eso ha supuesto la presentación de decenas de miles de informes requeridos por la guía del organismo de control de delitos financieros FinCEN para la banca del cannabis.

“Servir a estos negocios no es barato. Es un juego de pelota completamente diferente”, señaló al portal Aljazeera Rachel Pross, jefe de operaciones de Maps, señalando su uso de un costoso software contra el lavado de dinero, auditores externos y asesoría legal.

A medida que crece la demanda, los inversores han inyectado más de 2.500 millones de dólares en startups de tecnología de cannabis desde 2018 y las empresas de adquisición de propósito especial o SPAC que se dirigen a la industria del cannabis más amplia, han recaudado 3.900 millones de dólares hasta la fecha.

Dentro de la industria, sin embargo, algunos ejecutivos de cannabis no pueden obtener préstamos y luchan incluso para mantener las cuentas personales.

Cámara busca crear programas de equidad social

cannabis

Después de votar abrumadoramente el año pasado para despenalizar el cannabis a nivel federal, los líderes del Congreso reintrodujeron el pasado viernes un proyecto de ley para eliminar la marihuana de la lista de sustancias controladas e invertir en las comunidades desproporcionadamente afectadas por la llamada guerra contra las drogas, reseña NBC News.

La Ley de Reinversión y Eliminación de Oportunidades de la Marihuana de 2021, también conocida como la Ley MORE, eliminaría las sanciones penales, borraría los antecedentes penales y crearía programas de equidad social centrados en reparar el daño a las personas y comunidades afectadas por décadas de prohibición.

El proyecto de ley fue presentado por el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, demócrata de Nueva York.

Con información de Aljazeera.com y NBC.

Te puede interesar: Fiebre del oro del cannabis llega a Nueva York