Cannabis

¿Cuáles son los usos médicos del cannabis?

Los Efectos euforizante del cannabis

Los principios activos de la planta del Cannabis (cannabinoides), hace que sus usos médicos sean potencialmente beneficiosos para muchas enfermedades, debido a que casi todos los órganos y sistemas tienen sitios para que pueda ejercer su efecto sobre la salud.

Vale decir, que hay mucha diferencia sobre el conocimiento del uso médico del cannabis y los cannabinoides en las distintas patologías.

video

Mientras que para las náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia contra el cáncer, anorexia y caquexia en el VIH/SIDA, crónico, en especial el dolor de origen neurológico, espasticidad en la esclerosis múltiple y lesiones medulares, hay gran evidencia de su beneficio como medicamento.

Para otras muchas indicaciones como la epilepsia, pruritos y depresión hay menos datos disponibles.

En cualquier caso, la evidencia científica para una indicación determinada no refleja necesariamente el actual potencial terapéutico para una enfermedad dada.

View this post on Instagram

…Entre otras! …Among others! 🌿🌿🌿

A post shared by Cannabis Medicinal (@cannabismedicinalcol) on

El uso medicinal del cannabis hace que este actúe como:

  • anti-inflamatorio
  • analgésico
  • protector y reparador del tejido nervioso
  • anticonvulsivante
  • relajante muscular
  • anti-tumoral
  • anti-náusea y anti-vomitivo
  • antiespasmódico
  • estimulante del apetito
  • ansiolítico & Antipsicótico
  • inductor del sueño
  • regulador de la inmunidad
  • antioxidante
  • preventivo de la Recaída y del Síndrome de Abstinencia.

Enfermedades que pueden mejorar con el uso medicinal del Cannabis

No todos los casos logran el mismo grado de respuesta positiva, pero las enfermedades en las que pueden evidenciarse ciertos beneficios son: epilepsia, parkinson, alzheimer, esclerosis múltiple, síndrome de G. Tourette, autismo.

Enfermedad de Crohn y otras enfermedades intestinales inflamatorias, como náuseas – vómitos, anorexia – caquexia, acné, psoriaris, síndrome de estrés postraumático, ansiedad, psicosis, adicción, insomnio.

En Cannabis actúa favorablemente ante el dolor crónico:

  • neuropático
  • metastásico
  • inflamatorio
  • migraña
  • fibromialgia
  • lupus
  • poliartritis reumatoide
  • diabetes tipo I
  • tiroiditis de Hashimoto y osteoporosis.

También ayuda a combatir los efectos secundarios de la quimioterapia, acompañamiento de la radio y quimioterapia; VIH-SIDA y Síndrome consuntivo; estadios terminales, glaucoma de ángulo abierto.

Cabe mencionar que aún queda mucho por saber y confirmar en cuanto a estos usos.

No obstante, dado que el nivel de riesgos del Uso Medicinal del Cannabis y los cannabinoides es bajo, las personas interesadas pueden explorar esta posibilidad con productos que tengan control de calidad, composición conocida y con el acompañamiento profesional adecuado, recomienda la empresa CANNA España Fertilizantes SL.

Son moléculas que presentan baja toxicidad

Los cannabinoides son moléculas que presentan baja toxicidad y, por lo tanto, de manejo seguro cuando se trabaja con ellos correctamente desde el punto de vista terapéutico, describe Mariano García de Palau, con licencia en Medicina y Cirugía en la Universidad de Barcelona en el año 1979.

El experto que desde hace unos 15 años se dedica a estudiar el uso terapéutico del cannabis distingue que cuando se usa el Cannabis con fines medicinales, se asesora al paciente para que no presente efectos secundarios, o no deseables. 

“También descartamos las posibles contraindicaciones y valoramos las interacciones que se podrían presentar si el paciente tiene prescrita medicación previa.

Pero cuando usamos cannabis con finalidad lúdica, tenemos también que tener en cuenta una serie de factores que pueden ser importantes para minimizar el riesgo en el consumo de cannabis”, advierte el directivo del Observatorio Español Cannabis Medicinal y miembro regular de la Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento (IACM).

Cannabinoides principales de la planta

Actualmente, los dos cannabinoides principales de la planta de marihuana que presentan interés medicinal son el THC y el CBD.

El THC puede aumentar el apetito y reducir las náuseas. También puede aminorar el dolor, la inflamación (hinchazón y enrojecimiento) y los problemas de control muscular.

A diferencia del THC, el CBD es un cannabinoide que no causa un colocón o “high”, es decir, no altera la mente.

Puede resultar útil para calmar el dolor y la inflamación y para controlar las convulsiones epilépticas, e incluso es posible que sirva para tratar enfermedades mentales y adicciones.

Muchos investigadores, entre ellos los financiados por los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH), continúan explorando los posibles usos del THC, el CBD y otros cannabinoides con fines terapéuticos.

La FDA aprobó un medicamento líquido a base de CBD llamado Epidiolex® para el tratamiento de dos formas de epilepsia infantil grave, el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut.

Ayudan a destruir ciertas células cancerosas

Estudios realizados recientemente con animales han demostrado que los extractos de marihuana pueden ayudar a destruir ciertas células cancerosas y reducir el tamaño de otras.

Los resultados de un estudio de cultivos celulares de roedores sugieren que los extractos purificados de la planta entera de marihuana pueden retardar el crecimiento de las células cancerosas de uno de los tipos de tumores cerebrales más graves. 

La investigación con ratones demostró que el tratamiento con extractos purificados de THC y CBD, cuando se usan conjuntamente con radioterapia, aumenta la efectividad de la radiación en la destrucción del cáncer, según el National Institutes of Health (NIH) .

Fuente: https://www.drugabuse.gov

También puedes leer: El uso del cannabis como un excelente calmante