Cannabis

Consumidores de cannabis son más propensos a sufrir infartos

Un nuevo estudio ha revelado que el consumo de cannabis puede estar aumentando significativamente el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Fiebre del oro del cannabis llega a Nueva York

Según una investigación publicada en el Canadian Medical Association Journal, los adultos menores de 45 años que consumieron cannabis durante unos 30 días sufrieron casi el doble de infartos que quienes no consumieron la droga. La probabilidad es mayor en los consumidores más frecuentes.

Aunque el número de incidentes de ataque al corazón era aún pequeño entre los participantes en el estudio, los investigadores informan de que las conclusiones coinciden con otros estudios que demuestran una relación entre el consumo frecuente de cannabis y los ataques cardíacos.

En el estudio participaron 33.000 adultos de entre 18 y 44 años, de los cuales más del 17% dijo haber consumido cannabis en los 30 días anteriores.

De esos consumidores, el 1,3 por ciento (61 de 4.610) experimentaron ataques al corazón. De los no consumidores de cannabis, el 0,8 por ciento (240 de 28.563) sufrieron infartos.

Los consumidores de cannabis eran más propensos a ser hombres que fumaban cigarrillos, cigarrillos electrónicos y bebían mucho alcohol, lo que también puede haber contribuido a su mayor riesgo. Pero esos factores, así como otros que podrían contribuir a los ataques cardíacos, se ajustaron para el análisis.

“Con el cannabis, sobre todo con el THC, se produce un aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, ambos bastante rápidos, lo que puede precipitar un ataque cardíaco. Esto es especialmente cierto después de la primera hora de uso”, dijo a Healthline el Dr. Monty Ghosh, profesor clínico adjunto del Departamento de Medicina Interna General y Neurología de la Universidad de Alberta, en Canadá.

Los defensores del cannabis afirman que la droga puede tener beneficios médicos si se usa de forma responsable y con moderación, como por ejemplo mejorar el sueño, el estado de ánimo, la concentración y la digestión.

Sin embargo, los médicos también deben ser conscientes de la posible relación entre el cannabis y los ataques al corazón en los adultos jóvenes, dijo el Dr. David Mazer, científico clínico de Unity Health en Toronto.

“El consumo de cannabis debe tenerse en cuenta en la evaluación del riesgo para la salud cardiovascular”, señaló Mazer en el comunicado de prensa.

Cómo afecta la marihuana a tu mente y a tu cuerpo

Fiebre del oro del cannabis llega a Nueva York

La mayoría de la gente utiliza la marihuana por placer y recreo. Pero un número cada vez mayor de médicos la prescriben para condiciones y síntomas médicos específicos.

La marihuana tiene compuestos que alteran la mente y afectan tanto al cerebro como al cuerpo. Así que puede ser adictiva y también puede ser perjudicial para la salud de algunas personas.

El principal ingrediente psicoactivo, el THC, estimula la parte de tu cerebro que responde al placer, como la comida y el sexo. Eso desencadena una sustancia química llamada dopamina, que te da una sensación de euforia y relajación.

Si vapeas o fumas hierba, el THC puede llegar a tu torrente sanguíneo lo suficientemente rápido como para que te coloques en segundos o minutos. El nivel de THC suele alcanzar su punto máximo en unos 30 minutos, y sus efectos pueden desaparecer en 1-3 horas.

Si bebes o comes hierba, pueden pasar muchas horas hasta que estés completamente sobrio. Es posible que no siempre sepas lo potente que puede ser tu marihuana recreativa. Esto también se aplica a la mayoría de la marihuana medicinal.

Pero no todo el mundo tiene una experiencia agradable con la marihuana. A menudo puede dejarte ansioso, asustado o con pánico.

El consumo de marihuana puede aumentar las posibilidades de sufrir una depresión clínica o empeorar los síntomas de cualquier trastorno mental que ya tengas. Los científicos aún no saben exactamente por qué. En dosis elevadas, puede volverte paranoico o hacer que pierdas el contacto con la realidad y que oigas o veas cosas que no existen.

En los últimos años, se ha vuelto más común los casos del síndrome de hiperemesis cannabinoide. Este sería un predominante común entre los consumidores jóvenes de marihuana. El síndrome, según señalan los expertos, se caracteriza por producir episodios psicóticos y vómitos continuos en los pacientes.

Fuente Healthline / WEB MD.

Te puede interesar: Marihuana de alta potencia podría generar episodios psicóticos