Cannabis

Cannabis y masaje, ¿la combinación perfecta?

Los efectos del Cannabis superan al de las aspirinas

Cuando las infusiones de cannabis se usan durante un masaje, actúan poderosamente sobre los receptores cannabinoides a lo largo del cuerpo.

Sea cual sea el cannabinoide utilizado como principio activo, CBD o THC, la mayoría de tópicos no producirán efectos psicoactivos, ya que no suelen llegar al flujo sanguíneo. 

Su acción se centra en la zona donde se aplican localmente. Sin embargo, algunos productos transdérmicos sí tendrán efectos psicoactivos.

Cuando se usan tópicos en un masaje, parece haber una infinidad de opciones para combinarlos con otros productos botánicos y crear la mezcla ideal para cada paciente.

cannabis

Por ejemplo, la manteca de karité puede nutrir la piel, mientras la menta piperita ofrece un efecto refrescante. 

También se pueden añadir otros extractos naturales que ayudan a aliviar el dolor a una amplia variedad de cremas y aceites que los terapeutas pueden emplear para conseguir los mejores resultados posibles.

cannabis

Si una de las funciones principales del masaje es manipular físicamente los tejidos blandos para eliminar o aliviar temporalmente las sensaciones de dolor, y el cannabis puede jugar un papel importante como analgésico herbal, es lógico pensar que ambos tienen un gran potencial para funcionar a la perfección conjuntamente.

Con su reciente legalización en ciertas regiones del mundo, el cannabis parece estar revolucionando diversos ámbitos del cuidado de la salud, y parece que el masaje y las terapias físicas también podrían cambiar para siempre.

Cómo combinar cannabis y masaje para un gran alivio del dolor

Marihuana, todo lo que debes saber sobre la planta que revoluciona al mundo

El cannabis y el masaje son terapias que se han utilizado desde hace miles de años para tratar problemas de salud como el dolor.

Ambos resultan eficaces cuando se aplican por separado, pero algunos terapeutas están ahora empleándolos conjuntamente y declaran obtener resultados fantásticos.

¿Qué tienen el cannabis y el masaje en común? 

En un primer momento, esta pregunta podría parecer bastante extraña y no obtener respuesta, pero si indagamos un poco más resulta evidente que ambos podrían crear una relación complementaria para su uso en terapias. 

Ambos son vías ancestrales para calmar el dolor, potenciar la relajación y mejorar nuestro estado mental.

Primero exploraremos el potencial analgésico y los aspectos positivos de cada forma de terapia, para luego descubrir su capacidad para ofrecer grandes resultados cuando se combinan.

Un masaje es una excelente forma de ponerte a tono con la pareja y con este aceite para masajes con cannabis, para relajarse aún más.

A todos nos gusta que nos den un masaje ¿verdad? Si quieres llevar las cosas a otro nivel, utiliza este aceite para masajes con cannabis.

El cannabis interactúa con la piel relajando los músculos e intensificando las sensaciones físicas-perfecto para un masaje sensual.

Te decimos cómo funciona

Cuando se aplica sobre la piel, el cannabis tarda en ser absorbido y entrar en el torrente sanguíneo.

Lo hace con tal lentitud que el cuerpo puede metabolizarlo sin que produzca un efecto psicoactivo.

Por ello, las sensaciones se perciben únicamente en las zonas donde se aplica – a menudo en forma de alivio de la tensión y una mayor sensibilidad al tacto, lo que se traduce en un masaje mucho más agradable.

Aprende a hacer masajes con alcohol de marihuana

Cómo se consume el aceite de cannabis

El alcohol de marihuana como tal es muy apropiado para tratar o combatir dolores de articulaciones, artritis, reuma, dolores musculares, golpes y males relacionados, debido a sus extraordinarias propiedades antiinflamatorias.

La forma adecuada de usar este alcohol cannábico es haciendo friegas o masajes sobre las zonas afectadas y nunca debe ser consumido por vía oral. La marihuana tiene propiedades médicas y eso hay que reconocerlo.

El alcohol de marihuana sigue siendo hoy en día ampliamente usado como un remedio eficaz contra todo tipo de dolores musculares y articulares. Incluso en países donde existe la prohibición, son muchas las personas que cultivan sus propias plantas para hacer este tipo de preparado con propiedades tan reconocidas. 

Según los estudios y miles de testimonios, el alcohol de marihuana es muy útil para tratar todo tipo de dolores articulares y musculares.

Desde hace siglos se ha venido usado aplicando en friegas en zonas doloridas. 

Algunas de las recetas más comunes y fáciles de elaborar alcohol de marihuana se las damos a continuación: 

Ingredientes: 

  • 1 bote de 0.5 litros o recipiente similar
  • 500 ml de alcohol común de 96º
  • Entre 10 y 12 gramos de hojas de cannabis verdes o de cogollos también verdes de la parte más inferior de la planta
  • 7 u 8 Gramos de restos de manicura seca, preferiblemente las hojitas más cercanas al cogollo ya que estás son las que más resina tienen
  • Entre 1 y 3 gramos de marihuana seca (cogollo listo para consumir)

Hay otros usuarios que prefieren usar solamente hojas y cogollo seco.

Hay distintas formas de hacer el preparado y todos ellas son beneficiosas, es cuestión de dar con la que mejor le valla a cada paciente.

Ingredientes:

  • Medio litro de alcohol de 96º
  • 10 gramos de hojas o cogollos verdes
  • 5 gramos de cogollos secos y descarboxilados
  • Una botella de cristal con tapón, boca ancha y de 1,5-2 litros
  • Aceite de oliva, coco o almendras

Puede que te llame la atención la mezcla de marihuana verde o cruda, y la marihuana seca.

Existe una gran diferencia, ya que la marihuana verde no es psicoactiva. Los cannabinoides que contienen se encuentran en estado ácido.

Así podemos encontrar con THCA, CBDA. Una vez que la marihuana tenga un buen curado o se descarboxila, se transforman en THC, CBD.

Te puede interesar: El Cannabis: un nuevo protagonista en el maquillaje