Business

Precios de los vehículos usados se disparan, ¿por qué?

En Estados Unidos algunos vehículos usados cuestan más que los nuevos.

Precios de los vehículos usados se disparan, ¿por qué?

Desde hace algunos meses, el mercado de vehículos usados en Estados Unidos ha tenido auge desde el pasado mes de abril.

Desde hace algunos meses, hay menos vehículos nuevos en el mercado automotor estadounidense, mientras que, la gente está comprando más autos usados.

El precio de los vehículos usados ha subido 45,2% durante el último año, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

Alrededor de un tercio de la inflación que registró Estados Unidos durante el mes de junio (5,4%) se debe al incremento de los precios de los vehículos y camiones usados.

Los costos del alquiler de vehículos, la gasolina, la comida y los boletos de avión, también han subido en medio de la reactivación económica post – pandémica.

“Los consumidores tienen dinero en efectivo en sus bolsillos y las empresas de alquiler de coches buscan restaurar sus flotas en un momento en que la producción de autos se ve limitada por la escasez de componentes”, escribió en un informe James Knightley, economista jefe de ING Economics.

Algunos expertos indicaron que la tendencia de alza de precios en Estados Unidos se va a estabilizar en las próximas semanas, no será duradera.

En cuanto al sector automotor, los expertos indicaron que los precios de los vehículos usados volverán a su costo ideal, una vez que los inventarios de los automóviles nuevos regresen a la normalidad.

vehículos

La falta de fabricación de microchips es una de las causas directas por las que no se están fabricando autos nuevos en todo el mundo como se veía antes de la pandemia.

Algunos fabricantes de vehículos reconocidos a nivel mundial debieron cerrar sus plantas después de la paralización del año 2020 debido al confinamiento por la pandemia del coronavirus.

Con la caída de las ventas de autos nuevos, los fabricantes compraron menos semiconductores son los aparatos que controlan los motores, las transmisiones, las pantallas táctiles y muchos otros componentes de los autos y camiones.

La paralización del covid-19 llevó a que los consumidores optaran por quedarse en casa y comprar equipos electrónicos en lugar de nuevos autos.

De esta manera, la venta de computadoras portátiles, teléfonos inteligentes y consolas de videojuegos aumentaron, a la vez que subió la demanda de los microchips.

A partir del tercer trimestre del 2020, las ventas de vehículos se incrementaron y se recuperaron más rápido de lo previsto, pero había en el mercado global menos semiconductores para la fabricación de autos nuevos.

Además de la escasez de semiconductores para la fabricación de autos, también se sumaron otros factores que determinaron el incremento de los precios de vehículos usados.

Los consumidores cambiaron su interés por gastar el dinero ahorrado durante la pandemia y por los cheques de estímulos en otros bienes o productos más necesarios que un automóvil.

Muchos economistas culpan al gobierno del presidente Joe Biden por la inflación que registró el país en los últimos meses, debido a la emisión de los cheques de estímulos económicos por desempleo.

“Ha sido una serie de tormentas perfectas que han impedido que la producción de vehículos nuevos volviera a la normalidad”, señaló Jonathan Smoke, economista jefe de Cox Automotive.

El sitio web iSeeCars.com realizó un análisis el cual detectó que en el mes de junio, el costo de algunos vehículos usados superó al precio de su nueva versión.

La versión nueva del Kia Telluride tenía un costo de 44.166 dólares y la versión usada 47.730 dólares, es decir, 8,1% más caro.

“Los precios de los autos usados han aumentado en general, y los precios han subido dramáticamente para ciertos modelos que son más demandados, que pueden ser más difíciles de encontrar en los lotes de autos nuevos”, comentó Karl Brauer, analista ejecutivo de iSeeCars.

Jonathan Smoke, economista jefe de Cox Automotive prevé que los precios de los vehículos usados disminuyan 9% a final de este año.

con información de la BBC Mundo.

También puedes leer: Inflación en Estados Unidos se disparó 5,4% en junio