Business

Pequeños negocios intentan convencer a trabajadores de ser vacunados

Los pequeños negocios en EE.UU., intentan convencer a sus empleados de ser vacunados contra la COVID-19.

vacuna

Minoristas y comerciantes se están preparando para ayudar a distribuir la vacunas al público en general, pero también buscan fomentar la vacunación entre sus empleados, por lo cual algunas empresas están optando por conceder beneficios a quienes lo hagan.

Según los reportes del portal Business Insider, compañías como Dollar General ofrecerá a los empleados cuatro horas de sueldo a cambio de recibir las dosis recomendadas.

Y si los trabajadores llegan a tener una reacción adversa, también recibirán tiempo libre pagado, detalla el medio.

Otras grandes cadenas de supermercados como Aldi y Trader Joe’s, así como la empresa de reparto de comestibles Instacart, ofrecen incentivos financieros para la vacunación.

Sin embargo, y aunque muchos expertos apoyan el vacunar a la mayor cantidad de ciudadanos, obligar a los trabajadores a hacerlo podría ser una práctica no bien vista laboralmente.

¿Pueden los empresarios imponerla?

Otra vacuna: Johnson & Johnson pide autorización a la FDA

Algo más de 35 millones de vacunas han sido administradas en EE.UU, según los datos de los CDC. A medida que aumenta la cifra, un mayor número de empleadores está empezando a evaluar los dilemas legales en torno a los derechos de los empleados y las responsabilidades del empleador si alguno se niega.

De acuerdo con lo que detalla el portal jurídico Icaew, los empresarios no pueden insistir en que los empleados se vacunen a menos que las circunstancias sean excepcionales.

En el caso del sector de la asistencia social, se pueden dar instrucciones razonables para que los empleados se vacunen, ya que trabajan con personas vulnerables de alto riesgo.

Pero otros sectores, como el de los servicios profesionales, no tienen la misma fuerza argumental para insistir en que sus trabajadores se vacunen, ya que las condiciones de trabajo de cierre han demostrado que a menudo se puede trabajar eficazmente desde casa.

Desde el punto de vista de los derechos de los trabajadores, los defensores dicen que obligar a vacunarse -y despedir a los trabajadores del sector minorista que no lo hagan– podría sentar un mal precedente, detalla el portal Businnes Insider.

“En última instancia, lo mejor para todos es que los empleadores proporcionen información y fomenten e incentiven la vacuna, en lugar de imponerla”, afirma Juley Fulcher, defensor de la salud y la seguridad en el lugar de trabajo del grupo de derechos de los consumidores Public Citizen.

“Obligar a vacunarse a los trabajadores que no quieren hacerlo por cualquier motivo no es una buena política y no es algo que queramos apoyar”.

Otros expertos señalan los empresarios sólo deberían considerar la posibilidad de exigir al personal que se vacune si es esencial para que pueda desempeñar su trabajo. Por ejemplo, si la vacuna es necesaria como condición para viajar a otro país.

Aunque la industria de los viajes ha sido una de las grandes afectadas por la pandemia, las aerolíneas han adoptado diferentes enfoques para combatir la crisis del coronavirus.

Muchas industrias están determinando actualmente sus propios procesos para la vacunación de sus plantillas, ofreciendo tiempo libre remunerado para que sus empleados se vacunen, y otras directamente lo exigen.

Lee aquí: Grandes aerolíneas no obligan a sus empleados a vacunarse

Esperan ser incluidos en los grupos de vacunación

Pequeños negocios intentan convencer a trabajadores de ser vacunados

Aunque la vacuna COVID-19 aún no está disponible para el público en general, y la mayoría de los estados todavía se encuentran en las primeras fases de administración, los grupos industriales han presionado para que sus trabajadores sean incluidos en la lista de empleados esenciales para recibir una dosis.

Los empleados de algunos comercios minoristas, siguen arriesgando su propia salud al trabajar en la primera línea de las tiendas.

En la actualidad, los Centros de Control de Enfermedades recomiendan que los estados incluyan a los trabajadores esenciales de primera línea en la fase 1B de la campaña de vacunación. Pero otros trabajadores esenciales –como los empleados de restaurantes– están preparados para ser vacunados después, como parte de la fase 1C.

También puedes leer: American Airlines sin trabajadores: despedirá a 13.000