Business

Estadounidenses gastaron más en octubre pese a la inflación

La inflación no fue un obstáculo para que los consumidores estadounidenses gastaran más.

Estadounidenses gastaron más en octubre pese a la inflación
Imagen: Flickr

En el mes de octubre, el gasto de los consumidores estadounidenses se incrementaron más de lo esperado, debido que, gran parte de los hogares compraron vehículos de motor y una variedad de otros bienes, a pesar de haber una alta inflación en el país.

El gasto de los consumidores estadounidenses impulsó las perspectivas económicas a principios del cuarto trimestre de este año.

El Departamento de Comercio dijo este miércoles 24 de noviembre que el gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, subió un 1,3% el mes pasado después de un aumento del 0,6% en septiembre. El gasto se vio impulsado parcialmente por los precios más altos, ya que la demanda sigue superando a la oferta.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el gasto del consumidor aumentaría alrededor de 1,0%.

La recuperación simultánea de las economías mundiales de la pandemia de COVID-19, impulsada por billones de dólares en dinero de ayuda de los gobiernos, ha tensado las cadenas de suministro y ha desencadenado la inflación.

El presidente Biden anunció el martes que Estados Unidos liberaría 50 millones de barriles de crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos para ayudar a enfriar los precios del petróleo, en coordinación con China, India, Corea del Sur, Japón y Gran Bretaña.

El gasto del consumidor se está acelerando después de una fuerte desaceleración en el tercer trimestre cuando las infecciones por COVID-19 impulsadas por la variante Delta estallaron y la escasez de productos se generalizó. El miedo a los estantes vacíos y a pagar aún más por productos escasos ha animado a los estadounidenses a comenzar temprano sus compras navideñas.

Los minoristas esperan que las ventas navideñas sean las mejores en años, pero algunos economistas advierten sobre los riesgos a la baja por la inflación. Las infecciones por coronavirus están aumentando nuevamente, lo que podría llevar a algunos consumidores a recortar el gasto en viajes y entretenimiento, incluido salir a cenar.

“Además, las continuas cadenas de suministro obstruidas y los retrasos en los puertos podrían provocar escasez de productos en los estantes, ya que los barcos de carga permanecen anclados en alta mar esperando ser descargados en los grandes puertos del sur de California. Ambos escenarios tienen el potencial de frenar estas optimistas proyecciones de ventas navideña”, dijo Scott Anderson, economista jefe de Bank of the West en San Francisco.

Las presiones de precios se intensificaron en octubre. El índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE), excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía, aumentó un 0,4% después de ganar un 0,2% en septiembre. En los 12 meses hasta octubre, el llamado índice de precios PCE subyacente se aceleró un 4,1%. Eso siguió a un avance interanual del 3,7% en septiembre.

El índice de precios básico es la medida de inflación preferida por la Reserva Federal para su objetivo flexible del 2%.

Estados Unidos registra la inflación más alta en 30 años

inflación

La Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos informó este miércoles que los precios de los productos al consumidor volvieron a subir durante el mes de octubre.

Durante los últimos 12 meses, los precios de los productos subieron 6,7%, lo que representa el aumento más alto en la historia reciente de Estados Unidos.

Excluyendo los precios de los alimentos y la energía, el índice de costos subió 4,6% en octubre, el mayor incremento de precios desde agosto del año 1991.

El índice general de precios subió en el mes de octubre 0,9%, ajustado por variaciones estacionales. Este porcentaje representa más del 0,6% de lo que habían pronosticado los economistas.

El incremento de precios en el mes pasado se evidenció principalmente en el sector energía, alimentos y automóviles, según detalló la Oficina de Estadísticas Laborales. Los precios de los alimentos han subido 1% en dos meses seguidos, indicaron los mismos datos.

La inflación en Estados Unidos cada vez en más crítica, siendo un grave problema para la administración de Joe Biden en plena recuperación económica post-pandémica.

Los expertos en economía señalan que la inflación es una consecuencia directa de la crisis que dejó la pandemia del coronavirus, unido a factores como la alta demanda, la escasez de materias primas y el problema que ha generado el embotellamiento en las cadenas de suministro a nivel mundial.

Fuente: The New York Post.

También puedes leer: Mercado inmobiliario mantendrá precios altos hasta 2023