Business

Casi un millón de empleos se crearon en julio

Los nuevos empleos aumentaron durante el mes de julio, el crecimiento más alto desde que comenzó la pandemia del covid-19.

Casi un millón de empleos se crearon en julio

La tasa de desempleo en el mes de julio cayó 5,4% en el mes de julio, según cifras de la Oficina de Estadísticas y Labores de Estados Unidos.

La economía estadounidense agregó 943.000 nuevos empleos durante el pasado mes. Esta ha sido  la mayor ganancia de empleos desde agosto del año pasado, cuando se agregaron más de 1 millón de puestos de trabajo y más de los 870.000 empleos que pronosticaban los economistas.

En el mes de junio, los nuevos empleos también subieron a un máximo de 938.000 nuevos puestos de trabajo, evidenciando el ritmo de recuperación económica que ha registrado el país en los últimos meses.

Desde mayo del 2020, Estados Unidos agregó un total de 16,7 millones de puestos de trabajo, aunque es una cifra elevada, sigue estando por debajo del nivel que registraba el país antes de la llegada de la pandemia del coronavirus.

La industria de los hoteles y el ocio fueron las que más registraron un incremento en los nuevos empleos, representando más de un tercio del total de empleos agregados.

El pasado mes de julio, se agregaron 253.000 nuevos empleos solo en la industria de los bares y restaurantes.

Por cuarto mes consecutivo, el salario promedio por hora aumentó, pasando a 30,54 dólares. La alta demanda de los trabajadores ha hecho que los empleadores paguen más a los nuevos empleados.

Las estadísticas de empleo en Estados Unidos han sido positivas hasta ahora. Los expertos en economía pronosticaban que el país tardaría más en recuperarse.

Aunque la escasez de trabajadores sigue siendo un obstáculo para la economía, muchas empresas han podido sobreponerse ante las dificultades.

Te puede interesar: New York avecina una ola de desalojos

El aumento de casos: la gran amenaza

empleos

Los expertos en economía advirtieron que la propagación de la variante delta podría detener la recuperación económica que ha tenido el país hasta el momento.

La propagación de la variante delta ya ha generado que varios estados del país impongan nuevamente mandatos de mascarillas y restricciones, situación que podría generar un retraso en la actividad económica estadounidense.

Ante la variante delta y el aumento de casos, grandes y pequeñas empresas han pedido a sus empleados que se vacunen contra el covid-19 o que se realicen pruebas semanales para detectar si están infectados.

Otras compañías como Google, Facebook, Twitter, Uber o Amazon han retrasado el regreso a las oficinas de sus empleados por el avance de la variante delta.

El retraso del regreso a las oficinas representa un paso atrás para la economía, ya que, la movilidad en las ciudades empresariales es importante para que la economía recupere las pérdidas que generó durante la paralización general del año pasado por la pandemia.

Además, también se han implementado nuevas restricciones para los viajeros, lo que generaría una disminución de la movilidad dentro del país.

Tanto las compañías como los funcionarios de salud han pedido a los estadounidenses no vacunados acudir a los sitios de vacunación para inmunizarse contra el covid-19, tomando en cuenta que el 97% de los nuevos casos y las hospitalizaciones corresponden a personas no vacunadas.

Por otro lado, las personas que están completamente vacunadas también pueden infectarse con la nueva variante, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Los expertos en salud pública han advertido que Estados Unidos podría registrar hasta 200.000 nuevos casos diarios si no se puede controlar la curva de contagios en los próximos días.

Varios estados están realizando programas y estrategias para incentivar a los estadounidenses a vacunarse contra el covid-19 lo más pronto posible.

También puedes leer: 2,9 millones de estadounidenses siguen desempleados