Business

Bernard Arnault, el magnate de la moda más Rico que Bill Gates

El francés Bernard Arnault, es el propietario de LVMH el mayor conglomerado de marcas de lujo del mundo;  es el hombre de negocios más rico de Europa y se ha  convertido en el segundo más rico del mundo.

Arnault ha superado la fortuna del fundador de Microsoft, Bill Gates; con un acumulado de 107.2 mil millones de dólares.

Bernard Arnault

Según la lista en tiempo real de las mayores fortunas del planeta de Forbes (cambia cada 5 minutos), Bernard Arnault incorporó un estimado de 2,800 millones de dólares a su fortuna en apenas un día, lo que significa que su patrimonio neto aumentó un 2.7 por ciento.

Así es como el multimillonario francés dueño de 75 marcas diferentes, como Dior, Louis Vuitton, Givenchy y recientemente, Tiffany, logró destronar a Bill Gates.

Construyendo un imperio

De joven Bernard Arnault soñaba con llenar las más prestigiosas salas de conciertos del mundo, para él desde el piano deleitar a la refinada audiencia.

Bernard Arnault

En los 1971, Arnault se gradúa y empieza a trabajar en la empresa familiar de construcción y después de bienes raíces.

En 1985, invirtió casi toda su fortuna para comprar Boussac, el grupo propietario de Christian Dior, su verdadero objetivo.

En 1987, compró LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy), y así es como construyó el primer conglomerado mundial del lujo.

Su plan siempre fue construir el primer grupo de lujo en el mundo, bajo la premisa de que todas las marcas que lo integraran fueran libres creativamente mientras tuvieran un respaldo financiero, y las sinergias de un gran grupo detrás de ellas.

Talento para los negocios

Arnault nace el 5 de marzo de 1949 en Roubaix, un municipio al Norte de Francia, cerca de la frontera con Bélgica.

En esa localidad se inició en el mundo de los negocios junto con su padre Jean Arnault, quien tenía una compañía en el sector de la construcción.

Antes Bernard, a quien siempre le interesó el mundo académico, se graduó en la universidad más elitista de Francia, la Escuela Politécnica.

Bernard Arnault

Para entonces ya había abandonado el sueño de convertirse en un gran concertista para dedicarse a los negocios, aunque hasta el día de hoy sigue interpretando en el piano piezas de Schumann, Chopin o Frank Liszt.

Rápidamente destacó en la empresa familia, Ferret-Savinel, gracias a su sagacidad y talento para la dirección.

Convence a su padre para vender la compañía por 40 millones de francos y enfocarla en la promoción inmobiliaria.

Es la primera muestra de audacia en los negocios que registran los biógrafos de Arnault.

Hoy se le define como un empresario arriesgado y ambicioso, que jamás se conforma con posiciones minoritarias en una compañía.

Bernard Arnault

Arnault temió las consecuencias de la llegada de los socialistas al poder en Francia en 1981 y se marchó a Estados Unidos en busca de nuevos proyectos. Pero dejó en buenas manos los negocios que tenía en su país.

No pierde tiempo en América. Mantiene una vida social muy activa y se codea con algunos de los empresarios más poderosos del mundo.

Con la ayuda de uno de sus grandes colaboradores, Pierre Godé, en 1984 se plantea su próximo gran objetivo empresarial, que catapultaría su carrera como hombre de negocios e ícono mundial: quiere apoderarse de la industria del lujo.

Bernard Arnault

Un magnate reservado

te aspecto la personalidad de Arnault encuentra similitudes con la del también multimillonario Amancio Ortega, el dueño de Zara: protege su vida privada con gran celo.

Son contadas las ocasiones en las que ha hablado de su vida y de los suyos en público.

Cuando lo hace es como estrategia, para que su marca se vea beneficiada al salir en las primeras planas de los diarios y revistas. Pero en general ofrece muy pocas entrevistas.

Bernard Arnault

Algunos veteranos periodistas que cubren la fuente de economía y finanzas, aseguran que la oficina de Arnault “está expresamente aleccionada para que no se filtre ningún dato personal de Bernard Arnault que no sea el mínimo estrictamente necesario en la biografía de un hombre público”.

En 1985 Arnault pasa a ser presidente ejecutivo de Christian Dior. Luego se apodera de Christian Lacroix y después toma control de Cèline.

Entonces se dispone a dar el gran golpe: adueñarse de LVMH: Louis Vuitton Moët-Chandon, Hennesy.

También puedes leer: Por $16.2 billones Louis Vuitton compra la joyería Tiffany