Business

Grandes aerolíneas no obligan a sus empleados a vacunarse

Algunas de las grandes aerolíneas no están obligando a sus empleados a vacunarse contra el coronavirus, aunque si les animan a hacerlo.

Grandes aerolíneas no obligan a sus empleados a vacunarse

Aunque la industria de los viajes ha sido una de las grandes afectadas por la pandemia, las aerolíneas han adoptado diferentes enfoques para combatir la crisis del coronavirus.

Muchas industrias están determinando actualmente sus propios procesos para la vacunación de sus plantillas, ofreciendo tiempo libre remunerado para que sus empleados se vacunen, y otras directamente lo exigen.

Y a pesar de que las grandes aerolíneas han dicho que las vacunas podrían ser obligatorias para los trabajadores, no han adaptado políticas de obligatoriedad respecto a las inoculaciones.

Según detalla FOX News, Scott Kirby, director general de United Airlines, comentó que está considerando la posibilidad de hacer obligatoria la vacuna para todos los empleados, a pesar de ello, todavía no se ha aplicado ninguna política oficial.

“Confío en la seguridad de la vacuna -y reconozco que es controvertida- creo que lo correcto es que United Airlines, y otras compañías, exijan las vacunas y las hagan obligatorias”, indicó Kirby, en un comunicado reseñado por el portal CNBC.

American y United Airlines despedirán a 32.000 trabajadores

Delta, American y Southwest, han hecho públicas sus propias declaraciones sobre el proceso de vacunación de los empleados, pero ninguna les obliga a hacerlo, detalla FOX.

En el caso de Southwest, reseña el portal, ha señalado que todos los empleados recibirán la vacuna contra el coronavirus de forma gratuita, una vez que la inoculación esté ampliamente disponible, y cuando llegue ese momento, se “animará encarecidamente” a los trabajadores a que se vacunen, dijo un portavoz.

American Airlines tiene un enfoque similar. La semana pasada, la aerolínea indicó a los empleados que “no tenemos previsto exigir a los miembros de nuestro equipo que reciban la vacuna a menos que las vacunas sean finalmente obligatorias para la entrada a ciertos destinos.

Delta Air Lines, por su parte, manifestó que está “trabajando activamente con todos los estados para entender cómo se dará prioridad a los empleados de Delta en la distribución inicial de las vacunas2, reseña CNBC.

Incluso el pasado miércoles, la compañía comentó a los auxiliares de vuelo que su sueldo estaría protegido si tenían una reacción a la vacuna que les impidiera trabajar, y que obtendrían seis horas adicionales de sueldo después de recibir la segunda dosis de la vacuna, según una nota del personal vista por el portal.

Otras compañías como Alaska Airlines y Hawaiian Airlines afirman que se “alentará” a los empleados a vacunarse, aunque ninguno de ellos lo exigirá.

En el caso de Alaska Airlines, según detalló Fox News, la aerolínea ha declarado: “animamos a todos nuestros empleados a vacunarse, y estamos trabajando en un plan para ayudar a facilitar el acceso a todos los empleados.”

Los empleados de las aerolíneas se consideran trabajadores esenciales y es probable que reciban la vacuna antes que muchas personas. Pero el despliegue hasta ahora ha sido lento y caótico, y el país va con retraso respecto a los objetivos.

Los ejecutivos de las aerolíneas han afirmado que la vacunación generalizada ayudará a reactivar la demanda de viajes aéreos, mientras las compañías aéreas se enfrentan a pérdidas de miles de millones de dólares.

Lee aquí: Aerolíneas quedarán más endeudadas y serán más costosas después de la pandemia

Algunos empleados se oponen a la vacuna

vacuna

Michael Klemm, presidente de la Asociación Internacional de Maquinistas y Trabajadores Aeroespaciales del Distrito 141 comentó en una exclusiva para el portal CNBC que la vacunación “es un tema delicado en todos los sentidos”.

“Hemos recibido cierta frustración de los miembros que no quieren tomar la vacuna, así como la preocupación de los miembros que no quieren trabajar con alguien que no la toma”.

Klemm señaló que los miembros del sindicato pueden presentar una queja por cualquier acción disciplinaria que resulte de su negativa a vacunarse.

Si se oponen a ser vacunados por una creencia religiosa o una discapacidad, pueden presentar quejas ante la Comisión Federal de Igualdad de Oportunidades en el Empleo.

También puedes leer: Aerolíneas están probando un nuevo pase de salud digital COVID-19